PROTECTORES SOLARES REEF SAFE: ¿MITO O REALIDAD? PROTECTORES SOLARES REEF SAFE: ¿MITO O REALIDAD?

29 Jan , 2020

Hace unos años apareció el claimreef safe” en los protectores solares, indicando que los mismos no contienen ingredientes que puedan afectar el bienestar de los corales. De hecho, algunos lugares como Hawaii, Key West y Las Islas Vírgenes exigen por ley el uso de protectores reef safe, lo que extendió tanto el claim como la preocupación al respecto. 

Esto desencadenó varias preguntas en nuestra comunidad #SkintellectualTCL. ¿Qué hay de cierto en este claim? ¿Realmente los filtros químicos afectan a los arrecifes de coral? En caso de que sí, ¿qué protectores hay que elegir para protegerlos? O, más simple: ¿puedo llevarme el protector de TCL a Hawaii? ;)

Y las respuestas a estas preguntas son, como mucha veces en cosmética, controversiales. Ni está 100 % claro que los filtros químicos dañen a los corales en las condiciones reales (sí en el laboratorio1), ni está bien definido el claim. Algunas definiciones de reef safe implican que el protector no contenga algunos filtros químicos en particular (por ejemplo, Oxybenzone y Octinoxate, aunque la lista puede seguir). Por su parte, las definiciones más conservadoras implican directamente que el protector sea mineral: es decir, que no contenga ningún filtro químico y que solo tenga filtros minerales o físicos, que son el Óxido de Zinc y el Dióxido de Titanio.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre este claim y sobre qué buscar si querés elegir protectores reef safe, cualquiera sea la definición a la que adhieras. ;)

Corales, ¿qué son?

Aunque no sea lo más intuitivo, ¡son animales! Se parecen a las anémonas, son translúcidos y blandos, y viven pegados a una roca, sobre la cual comienzan a dividirse y clonarse. A cada unidad coralina se le llama pólipo y al conjunto de pólipos que se originaron de una misma unidad se le llama colonia. Los pólipos construyen una estructura de carbonato de calcio que los rodea y que les permite comunicarse entre sí y funcionar como una unidad, creciendo durante miles (¡o millones!) de años. La combinación de distintas colonias es lo que conocemos como arrecife de coral2,3,4

El color característico y variado de los corales no se debe a los pólipos ni al carbonato de calcio, sino a unas algas llamadas zooxantelas que se alojan en su interior2,3,4. Forman una simbiosis, beneficiándose mutuamente:

  • Las algas proveen al coral del 95 % de los productos de su fotosíntesis. Para que esto sea posible, los corales suelen encontrarse en áreas no muy profundas con buen acceso a luz solar2,3,4.
  • Los corales le aportan a las algas su hábitat y otros nutrientes2,3,4

En ausencia de luz solar o de algas que puedan realizar la fotosíntesis, vale aclarar que los corales utilizan otros recursos para alimentarse: cuentan con tentáculos con los que pueden atrapar plankton o peces2,4.

¿Qué importancia tienen para la naturaleza?

Son fundamentales para el ecosistema oceánico. Pese a constituir no más del 1 % de su superficie, albergan casi al 25 % de los habitantes del mar (ostras, cangrejos, esponjas, peces, etc.)2,3,4. Además, son importantes para la industria turística de varios países, controlan las olas en las costas, entre otros beneficios4

¿Qué es el blanqueamiento coralino?

La pérdida de los colores de los corales es, en realidad, la pérdida de las algas que habitan en ellos. Cuando el coral está sometido a stress, expulsa a las algas que contiene, lo que desencadena su blanqueamiento. Cuando es por un tiempo prolongado (más de 10 semanas) y cuando es severo, este blanqueamiento puede causar la muerte coralina y, con ella, la pérdida del ecosistema marino que constituye4.

A raíz de blanqueamientos extensos y severos que se han constatado en los últimos años (como el del Océano Índico Occidental en 1998), se está poniendo especial atención en preservar y recuperar los arrecifes de coral a nivel mundial, con un sinfín de medidas que van desde la reducción del impacto humano sobre el ambiente hasta el cultivo de granjas de coral4

Causas de blanqueamiento

Todo lo que aumente el stress sobre los corales puede ocasionar su blanqueamiento, con el consecuente riesgo para el coral y el ecosistema. Entre los principales estresores se encuentran4:

  • Las altas temperaturas del agua (y, en este sentido, se señala al calentamiento global como causa principal)
  • El exceso de radiación UV
  • La oscuridad
  • La sobrepesca de especies protectoras para los corales 
  • La contaminación
  • La eliminación de desechos al agua, que puede ocasionar sobrecrecimiento de especies de algas que afectan negativamente a los corales
  • Agresiones mecánicas (anclas de barcos, pesca con explosivos, etc.)

Los protectores solares, ¿afectan a los corales?

Existen dos tipos de filtros contra la radiación UV: los físicos y los químicos5.

  • Los físicos son minerales (Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio), y están presentes naturalmente en el ambiente6.
  • Los químicos, por su parte, son filtros sintéticos que pueden tener un impacto ambiental1. Estos se pueden encontrar en las fórmulas como Oxybenzone (o Benzophenone 3 o BP-3), Avobenzone, Octisalate, Octocrylene, Homosalate, Octinoxate (o Ethylhexyl Methoxycinnamate o EHMC), entre otros5.

Desde el año 2013 se han estado llevando a cabo estudios que identifican a algunos filtros solares químicos como perjudiciales para la salud de los corales. Sin embargo, los resultados son contradictorios. Mientras que algunos estudios relacionan a la concentración en el agua de algunos filtros químicos con daños a los arrecifes de coral, otros demuestran que las concentraciones necesarias para causar estos daños son 1.000 veces superiores a las que realmente se encuentran en los océanos1,7.

Pese a la información no concluyente, son varias las regiones que ya prohibieron por ley algunos de estos filtros y solicitan el uso de protectores reef safe1,7:

  • Hawaii y Key West prohíben el uso de Oxybenzone (o Benzophenone 3 o BP-3) y de Octinoxate (o Ethylhexyl Methoxycinnamate o EHMC).
  • Las Islas Vírgenes también prohíben estos filtros y, además, agregan a la lista al Octocrylene.
  • Bonaire y México también aprobaron legislaciones al respecto, mientras que en Brasil y en la Unión Europea se está considerando el tema. 

Protectores reef safe

La definición del claim reef safe no está regulada por la FDA. Así, una marca puede indicar ser reef safe a su criterio (por lo que hay que estar muy atento a la fórmula si te interesa evitar activos con potencial perjudicial)7.

Además, el concepto varía según la zona: en Hawaii un protector reef safe es considerado el que no contiene Oxybenzone ni Octinoxate, mientras que en las Islas Vírgenes se agrega el Octocrylene a la lista. La misma es más extensa aún si nos basamos en el criterio de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que cataloga a 8 filtros químicos como perjudiciales para los corales: Oxybenzone, Octinoxate, Octocrylene, Benzophenone-1, Benzophenone-8, OD-PABA, 4-Methylbenzylidene Camphor y 3-Benzylidene Camphor7.

La interpretación más radical y también más simple del claim es la de considerar reef safe a los protectores sin filtros químicos (es decir, a los que solo contienen filtros minerales: Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio)1. Sin embargo, dentro de los filtros físicos también hay controversia. El Óxido de Zinc y el Dióxido de Titanio tradicionalmente tenían una textura pesada y dejaban la piel más blanca que los filtros químicos. Estos temas sensoriales perjudicaban a veces el uso. Por eso, se diseñaron nanopartículas de ambos filtros minerales, que mejoraron muchísimo su textura. Sin embargo, estas nanopartículas de Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio no son consideradas reef safe por la NOAA7, si bien la evidencia sobre si perjudican al ambiente no es concluyente6.

Qué protector elegir entonces si buscás uno reef safe no es una decisión sencilla. Podés ir por uno sin ciertos filtros químicos, por uno 100 % mineral, o por uno 100 % mineral sin nanopartículas, como la opción más eco-friendly. 

Algunos ejemplos de protectores minerales sin nanopartículas son:

Protector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safe

De los protectores minerales disponibles en Latam que encontramos, dos contienen nanopartículas de los filtros (Isdin y Avene), mientras que el de La Roche-Posay no lo especifica.

Protector solar mineralProtector solar mineralProtector solar mineral

Respecto a nuestro Protector Solar FPS 30 UVB+UVA, el mismo no se consideraría reef safe. Contiene filtros tanto físicos como químicos y, dentro de los químicos, contiene Octinoxate (Ethylhexyl Methoxycinnamate), uno de los prohibidos en Hawaii, Key West y Las Islas Vírgenes. Así que, viajeros TCL: ¡a abstenerse y probar otras marcas! ;)

Medidas a tomar para proteger a los corales

  • Si bien la evidencia no es concluyente, parece prudente elegir protectores solares físicos por precaución si buscás la opción más ecológica. Evitar grandes cantidades de protector solar mediante el uso de ropa con protección UV también es una medida recomendable3
  • No toques a los corales si hacés snorkel3.
  • Jamás ancles sobre arrecifes de coral si estás navegando3.
  • Zero waste: adoptá un estilo de vida sustentable, minimizando los desechos que descartás y reciclando todo lo posible para disminuir la contaminación3
  • Ayudá a evitar el aumento de la temperatura del mar tomando medidas para no empeorar el calentamiento global4.

¡Esperamos que haya sido útil como fue para nosotros investigar para este post! :) ¡No duden en contactarnos si tienen dudas!

The Chemist Look Team

REFERENCIAS

1. Narla S, Lim HW. Sunscreen: FDA regulation, and environmental and health impact. Photochem Photobiol Sci. 2020 Jan 22;19(1):66-70. 

2. National Geographic. Animales. Coral. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/animales/coral

3. Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Información básica sobre los arrecifes de coral. Disponible en: https://espanol.epa.gov/espanol/ciencia-y-tecnologia

4. Unión Mundial para la Naturaleza. Westmacott S, Teleki K, Wells S, West J, Fragoso G. Manejo de arrecifes de coral blanqueados o severamente dañados. 2000. Disponible en: https://portals.iucn.org/library/sites/library/files/documents/2000-062-Es.pdf

5. Yap FH, Chua HC, Tait CP. Active sunscreen ingredients in AustraliaAustralas J Dermatol. 2017 Nov;58(4):e160-e170.  

6. Schneider SL, Lim HW. A review of inorganic UV filters zinc oxide and titanium dioxide. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2019 Nov;35(6):442-446.

7. Tsatalis J, Burroway B, Bray F. Evaluation of "Reef Safe" Sunscreens: Labeling and Cost Implications for Consumers. J Am Acad Dermatol. 2019 Nov 7.

Hace unos años apareció el claimreef safe” en los protectores solares, indicando que los mismos no contienen ingredientes que puedan afectar el bienestar de los corales. De hecho, algunos lugares como Hawaii, Key West y Las Islas Vírgenes exigen por ley el uso de protectores reef safe, lo que extendió tanto el claim como la preocupación al respecto. 

Esto desencadenó varias preguntas en nuestra comunidad #SkintellectualTCL. ¿Qué hay de cierto en este claim? ¿Realmente los filtros químicos afectan a los arrecifes de coral? En caso de que sí, ¿qué protectores hay que elegir para protegerlos? O, más simple: ¿puedo llevarme el protector de TCL a Hawaii? ;)

Y las respuestas a estas preguntas son, como mucha veces en cosmética, controversiales. Ni está 100 % claro que los filtros químicos dañen a los corales en las condiciones reales (sí en el laboratorio1), ni está bien definido el claim. Algunas definiciones de reef safe implican que el protector no contenga algunos filtros químicos en particular (por ejemplo, Oxybenzone y Octinoxate, aunque la lista puede seguir). Por su parte, las definiciones más conservadoras implican directamente que el protector sea mineral: es decir, que no contenga ningún filtro químico y que solo tenga filtros minerales o físicos, que son el Óxido de Zinc y el Dióxido de Titanio.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre este claim y sobre qué buscar si querés elegir protectores reef safe, cualquiera sea la definición a la que adhieras. ;)

Corales, ¿qué son?

Aunque no sea lo más intuitivo, ¡son animales! Se parecen a las anémonas, son translúcidos y blandos, y viven pegados a una roca, sobre la cual comienzan a dividirse y clonarse. A cada unidad coralina se le llama pólipo y al conjunto de pólipos que se originaron de una misma unidad se le llama colonia. Los pólipos construyen una estructura de carbonato de calcio que los rodea y que les permite comunicarse entre sí y funcionar como una unidad, creciendo durante miles (¡o millones!) de años. La combinación de distintas colonias es lo que conocemos como arrecife de coral2,3,4

El color característico y variado de los corales no se debe a los pólipos ni al carbonato de calcio, sino a unas algas llamadas zooxantelas que se alojan en su interior2,3,4. Forman una simbiosis, beneficiándose mutuamente:

  • Las algas proveen al coral del 95 % de los productos de su fotosíntesis. Para que esto sea posible, los corales suelen encontrarse en áreas no muy profundas con buen acceso a luz solar2,3,4.
  • Los corales le aportan a las algas su hábitat y otros nutrientes2,3,4

En ausencia de luz solar o de algas que puedan realizar la fotosíntesis, vale aclarar que los corales utilizan otros recursos para alimentarse: cuentan con tentáculos con los que pueden atrapar plankton o peces2,4.

¿Qué importancia tienen para la naturaleza?

Son fundamentales para el ecosistema oceánico. Pese a constituir no más del 1 % de su superficie, albergan casi al 25 % de los habitantes del mar (ostras, cangrejos, esponjas, peces, etc.)2,3,4. Además, son importantes para la industria turística de varios países, controlan las olas en las costas, entre otros beneficios4

¿Qué es el blanqueamiento coralino?

La pérdida de los colores de los corales es, en realidad, la pérdida de las algas que habitan en ellos. Cuando el coral está sometido a stress, expulsa a las algas que contiene, lo que desencadena su blanqueamiento. Cuando es por un tiempo prolongado (más de 10 semanas) y cuando es severo, este blanqueamiento puede causar la muerte coralina y, con ella, la pérdida del ecosistema marino que constituye4.

A raíz de blanqueamientos extensos y severos que se han constatado en los últimos años (como el del Océano Índico Occidental en 1998), se está poniendo especial atención en preservar y recuperar los arrecifes de coral a nivel mundial, con un sinfín de medidas que van desde la reducción del impacto humano sobre el ambiente hasta el cultivo de granjas de coral4

Causas de blanqueamiento

Todo lo que aumente el stress sobre los corales puede ocasionar su blanqueamiento, con el consecuente riesgo para el coral y el ecosistema. Entre los principales estresores se encuentran4:

  • Las altas temperaturas del agua (y, en este sentido, se señala al calentamiento global como causa principal)
  • El exceso de radiación UV
  • La oscuridad
  • La sobrepesca de especies protectoras para los corales 
  • La contaminación
  • La eliminación de desechos al agua, que puede ocasionar sobrecrecimiento de especies de algas que afectan negativamente a los corales
  • Agresiones mecánicas (anclas de barcos, pesca con explosivos, etc.)

Los protectores solares, ¿afectan a los corales?

Existen dos tipos de filtros contra la radiación UV: los físicos y los químicos5.

  • Los físicos son minerales (Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio), y están presentes naturalmente en el ambiente6.
  • Los químicos, por su parte, son filtros sintéticos que pueden tener un impacto ambiental1. Estos se pueden encontrar en las fórmulas como Oxybenzone (o Benzophenone 3 o BP-3), Avobenzone, Octisalate, Octocrylene, Homosalate, Octinoxate (o Ethylhexyl Methoxycinnamate o EHMC), entre otros5.

Desde el año 2013 se han estado llevando a cabo estudios que identifican a algunos filtros solares químicos como perjudiciales para la salud de los corales. Sin embargo, los resultados son contradictorios. Mientras que algunos estudios relacionan a la concentración en el agua de algunos filtros químicos con daños a los arrecifes de coral, otros demuestran que las concentraciones necesarias para causar estos daños son 1.000 veces superiores a las que realmente se encuentran en los océanos1,7.

Pese a la información no concluyente, son varias las regiones que ya prohibieron por ley algunos de estos filtros y solicitan el uso de protectores reef safe1,7:

  • Hawaii y Key West prohíben el uso de Oxybenzone (o Benzophenone 3 o BP-3) y de Octinoxate (o Ethylhexyl Methoxycinnamate o EHMC).
  • Las Islas Vírgenes también prohíben estos filtros y, además, agregan a la lista al Octocrylene.
  • Bonaire y México también aprobaron legislaciones al respecto, mientras que en Brasil y en la Unión Europea se está considerando el tema. 

Protectores reef safe

La definición del claim reef safe no está regulada por la FDA. Así, una marca puede indicar ser reef safe a su criterio (por lo que hay que estar muy atento a la fórmula si te interesa evitar activos con potencial perjudicial)7.

Además, el concepto varía según la zona: en Hawaii un protector reef safe es considerado el que no contiene Oxybenzone ni Octinoxate, mientras que en las Islas Vírgenes se agrega el Octocrylene a la lista. La misma es más extensa aún si nos basamos en el criterio de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que cataloga a 8 filtros químicos como perjudiciales para los corales: Oxybenzone, Octinoxate, Octocrylene, Benzophenone-1, Benzophenone-8, OD-PABA, 4-Methylbenzylidene Camphor y 3-Benzylidene Camphor7.

La interpretación más radical y también más simple del claim es la de considerar reef safe a los protectores sin filtros químicos (es decir, a los que solo contienen filtros minerales: Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio)1. Sin embargo, dentro de los filtros físicos también hay controversia. El Óxido de Zinc y el Dióxido de Titanio tradicionalmente tenían una textura pesada y dejaban la piel más blanca que los filtros químicos. Estos temas sensoriales perjudicaban a veces el uso. Por eso, se diseñaron nanopartículas de ambos filtros minerales, que mejoraron muchísimo su textura. Sin embargo, estas nanopartículas de Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio no son consideradas reef safe por la NOAA7, si bien la evidencia sobre si perjudican al ambiente no es concluyente6.

Qué protector elegir entonces si buscás uno reef safe no es una decisión sencilla. Podés ir por uno sin ciertos filtros químicos, por uno 100 % mineral, o por uno 100 % mineral sin nanopartículas, como la opción más eco-friendly. 

Algunos ejemplos de protectores minerales sin nanopartículas son:

Protector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safeProtector solar reef safe

De los protectores minerales disponibles en Latam que encontramos, dos contienen nanopartículas de los filtros (Isdin y Avene), mientras que el de La Roche-Posay no lo especifica.

Protector solar mineralProtector solar mineralProtector solar mineral

Respecto a nuestro Protector Solar FPS 30 UVB+UVA, el mismo no se consideraría reef safe. Contiene filtros tanto físicos como químicos y, dentro de los químicos, contiene Octinoxate (Ethylhexyl Methoxycinnamate), uno de los prohibidos en Hawaii, Key West y Las Islas Vírgenes. Así que, viajeros TCL: ¡a abstenerse y probar otras marcas! ;)

Medidas a tomar para proteger a los corales

  • Si bien la evidencia no es concluyente, parece prudente elegir protectores solares físicos por precaución si buscás la opción más ecológica. Evitar grandes cantidades de protector solar mediante el uso de ropa con protección UV también es una medida recomendable3
  • No toques a los corales si hacés snorkel3.
  • Jamás ancles sobre arrecifes de coral si estás navegando3.
  • Zero waste: adoptá un estilo de vida sustentable, minimizando los desechos que descartás y reciclando todo lo posible para disminuir la contaminación3
  • Ayudá a evitar el aumento de la temperatura del mar tomando medidas para no empeorar el calentamiento global4.

¡Esperamos que haya sido útil como fue para nosotros investigar para este post! :) ¡No duden en contactarnos si tienen dudas!

The Chemist Look Team

REFERENCIAS

1. Narla S, Lim HW. Sunscreen: FDA regulation, and environmental and health impact. Photochem Photobiol Sci. 2020 Jan 22;19(1):66-70. 

2. National Geographic. Animales. Coral. Disponible en: https://www.nationalgeographic.es/animales/coral

3. Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Información básica sobre los arrecifes de coral. Disponible en: https://espanol.epa.gov/espanol/ciencia-y-tecnologia

4. Unión Mundial para la Naturaleza. Westmacott S, Teleki K, Wells S, West J, Fragoso G. Manejo de arrecifes de coral blanqueados o severamente dañados. 2000. Disponible en: https://portals.iucn.org/library/sites/library/files/documents/2000-062-Es.pdf

5. Yap FH, Chua HC, Tait CP. Active sunscreen ingredients in AustraliaAustralas J Dermatol. 2017 Nov;58(4):e160-e170.  

6. Schneider SL, Lim HW. A review of inorganic UV filters zinc oxide and titanium dioxide. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2019 Nov;35(6):442-446.

7. Tsatalis J, Burroway B, Bray F. Evaluation of "Reef Safe" Sunscreens: Labeling and Cost Implications for Consumers. J Am Acad Dermatol. 2019 Nov 7.

Comentarios