OXIDACIÓN: SUS EFECTOS EN LA PIEL Y CÓMO PREVENIRLA OXIDACIÓN: SUS EFECTOS EN LA PIEL Y CÓMO PREVENIRLA

23 May , 2019

Polución, rayos UV, humo de tabaco, falta de sueño, stress… muchos agresores, un final común: todos terminan en oxidación. La oxidación es un proceso mediante el que se forman moléculas inestables que “roban” electrones a las células de nuestro organismo, causando daño, mutaciones y citotoxicidad. En el caso de la piel, este daño puede ocasionar fotoenvejecimiento y, desafortunadamente, cáncer de piel. Por eso, cobra especial relevancia la prevención de daño.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre daño oxidativo, qué lo causa y qué medidas se pueden tomar para aumentar los recursos antioxidantes de la piel.

Oxidación, ¿qué es?

Es el proceso que se da cuando una molécula se encuentra inestable, es decir, cuando tiene un electrón no apareado en su orbital más externo, que busca captar a un segundo electrón. En otras palabras, la oxidación se da en presencia de moléculas que “roban electrones” a otras células, causándoles daño.

A estas moléculas reactivas se les llama radicales libres. Un ejemplo son las que se forman a partir del Oxígeno, que reciben el nombre de Especies Reactivas del Oxígeno (conocidas como ROS por su sigla en inglés Reactive Oxygen Species).

Al “robar” un electrón ajeno, estas moléculas se vuelven estables, pero dejan como consecuencia daño oxidativo en las estructuras con las que reaccionan. Además, pueden “robar” electrones a moléculas previamente estables y convertirlas a ellas en radicales libres, generando un efecto “dominó”: más radicales libres que hacen progresar el daño.

¿A quiénes afecta la oxidación?

El estrés oxidativo afecta a varias estructuras de las células de todo el cuerpo1:

  • lípidos
  • proteínas (colágeno, elastina)
  • ADN

La célula, como consecuencia del daño, puede morir (contribuyendo al envejecimiento de nuestros tejidos y órganos) o puede sobrevivir mutada, con riesgo de que esta mutación degenere en transformación maligna (es decir, en cáncer).

El rol de los antioxidantes

Para hacer frente a la oxidación, el cuerpo cuenta con varios sistemas antioxidantes (enzimáticos y no enzimáticos) que extinguen constantemente el “dominó” de oxidación, donando electrones y neutralizando a los radicales libres.

Vale aclarar que no existe un organismo libre de daño oxidativo. Prácticamente todo estímulo nocivo termina en oxidación. Lo que existe en el cuerpo es un constante equilibrio entre radicales libres y antioxidantes, que puede desbalancearse. El daño se da cuando hay un aumento excesivo de la cantidad de radicales libres (por exposición a agresores) y nuestra reserva de antioxidantes no alcanza a neutralizarlos.

balanza

A lo nuestro: causas de oxidación en la piel

Prácticamente todos los agresores externos terminan por causar daño oxidativo. El principal factor al que la piel está expuesta hoy en día son los rayos UVB. Además, contribuyen otros factores:

La oxidación que estos factores provocan es causa tanto de fotoenvejecimiento como de cáncer de piel. Por eso, siempre insistimos en la prevención de daño y en el uso de protector solar y antioxidantes tópicos. Más vale prevenir que curar. ;)

El equipo antioxidante de la piel

La piel cuenta naturalmente con muchos antioxidantes, de los que los principales son la Vitamina C (Ácido Ascórbico) y la Vitamina E (Tocopherol). La Vitamina C es el principal antioxidante de la fase acuosa de la piel, mientras que la Vitamina E protege a la capa lipídica2.

Otros ejemplos menos protagónicos pero no menos importantes son el Escualeno (lípido antioxidante secretado por nuestras glándulas sebáceas), el Ubiquinol, y enzimas como la Glutatión Peroxidasa y la Superóxido Dismutasa2.

Vale destacar que la Epidermis es la capa de la piel más rica en antioxidantes2, dada su mayor exposición al daño.

Tips para ayudar a la piel a prevenir daño

Antioxidantes tópicos

Aplicar antioxidantes tópicamente es un recurso clásico en Dermatología y Cosmética para prevenir fotoenvejecimiento y cáncer de piel. La estrella de esta categoría es la Vitamina C, y, especialmente, su forma pura: el Ácido Ascórbico.

BOOSTER VIT-C/FE anti-stress

Nuestra fórmula combina Ácido Ascórbico puro al 15% con Vitamina E y Ácido Ferúlico, a raíz de una investigación del 2005 que demostró la superioridad de esta sinergia comparada con el uso de Ácido Ascórbico solo. Juntos, estos 3 activos multiplican por 8 la fotoprotección natural de la piel3.

Respecto a la Vitamina C consumida en los alimentos, vale aclarar que su biodisponibilidad en la piel no es satisfactoria. Además, el mecanismo intestinal de absorción es saturable4. Por lo tanto, aumentar su consumo en los alimentos después de cierto límite no incrementa la cantidad que llega a la piel. Por eso, cobra relevancia su uso tópico.

¡Ojo! Los antioxidantes potencian la fotoprotección, pero esto no quiere decir que sustituyan al filtro. Los protectores solares hacen que los rayos UV “reboten” y no atraviesen la piel. ¡Sigue siendo fundamental usarlos! Lo que hacen los antioxidantes es potenciar los recursos de defensa de la piel para protegerse del daño de los rayos UV que sí logran atravesar la barrera.

Protector solar

Este sigue siendo el paso PRIMORDIAL para prevenir daño oxidativo. Usá protector 15 o más a diario (llueva o truene), y 30 o más si vas a exponerte al sol. Procurá que sea de amplio espectro (UVB + UVA) y evitá el sol de 11 a 16hs. Más información en nuestro post Qué tener en cuenta a la hora de elegir tu FPS. Conocé nuestro FPS 30, potenciado con los antioxidantes Ácido Ferúlico y Resveratrol.


Dieta rica en antioxidantes

Una dieta rica en antioxidantes ayuda a prevenir daño oxidativo en la piel y en todo el cuerpo. Algunos alimentos ricos en antioxidantes son:

  • Kiwi
  • Morrón
  • Cítricos

Filtros anti-polución

Desde que se aclaró el rol de la polución en el daño oxidativo y en el envejecimiento prematuro, afortunadamente se desarrollaron varios activos que atrapan a las partículas contaminantes y previenen daño. En TCL incluimos a uno de estos filtros en nuestra hidratante con FPS para la mañana, ULTRA-B 4.0:

 

Además, dormir bien y evitar el humo de tabaco ayuda mucho en la causa anti-oxidación y prevención de daño.

¡Esperamos que sea útil y estamos a disposición por cualquier consulta!

The Chemist Look

  1. “Simposio Satélite La Roche Posay. Los procesos de glicación y oxidación en el envejecimiento de la piel.”
  2. “Poljsak, Borut. Dahmane, Raja. Review article: Free radicals and extrinsic skin aging.”
  3. Lin F, Lin ÃJ, Gupta RD, et al. Ferulic acid stabilizes a topical solution containing vitamins C and E and doubles its photoprotection for skin. J Am Acad Dermatol. 2005;52(3):P160.
  4. elang PS. Vitamin C in dermatology. Indian Dermatol Online J. 2013;4(2):143-146.

Polución, rayos UV, humo de tabaco, falta de sueño, stress… muchos agresores, un final común: todos terminan en oxidación. La oxidación es un proceso mediante el que se forman moléculas inestables que “roban” electrones a las células de nuestro organismo, causando daño, mutaciones y citotoxicidad. En el caso de la piel, este daño puede ocasionar fotoenvejecimiento y, desafortunadamente, cáncer de piel. Por eso, cobra especial relevancia la prevención de daño.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre daño oxidativo, qué lo causa y qué medidas se pueden tomar para aumentar los recursos antioxidantes de la piel.

Oxidación, ¿qué es?

Es el proceso que se da cuando una molécula se encuentra inestable, es decir, cuando tiene un electrón no apareado en su orbital más externo, que busca captar a un segundo electrón. En otras palabras, la oxidación se da en presencia de moléculas que “roban electrones” a otras células, causándoles daño.

A estas moléculas reactivas se les llama radicales libres. Un ejemplo son las que se forman a partir del Oxígeno, que reciben el nombre de Especies Reactivas del Oxígeno (conocidas como ROS por su sigla en inglés Reactive Oxygen Species).

Al “robar” un electrón ajeno, estas moléculas se vuelven estables, pero dejan como consecuencia daño oxidativo en las estructuras con las que reaccionan. Además, pueden “robar” electrones a moléculas previamente estables y convertirlas a ellas en radicales libres, generando un efecto “dominó”: más radicales libres que hacen progresar el daño.

¿A quiénes afecta la oxidación?

El estrés oxidativo afecta a varias estructuras de las células de todo el cuerpo1:

  • lípidos
  • proteínas (colágeno, elastina)
  • ADN

La célula, como consecuencia del daño, puede morir (contribuyendo al envejecimiento de nuestros tejidos y órganos) o puede sobrevivir mutada, con riesgo de que esta mutación degenere en transformación maligna (es decir, en cáncer).

El rol de los antioxidantes

Para hacer frente a la oxidación, el cuerpo cuenta con varios sistemas antioxidantes (enzimáticos y no enzimáticos) que extinguen constantemente el “dominó” de oxidación, donando electrones y neutralizando a los radicales libres.

Vale aclarar que no existe un organismo libre de daño oxidativo. Prácticamente todo estímulo nocivo termina en oxidación. Lo que existe en el cuerpo es un constante equilibrio entre radicales libres y antioxidantes, que puede desbalancearse. El daño se da cuando hay un aumento excesivo de la cantidad de radicales libres (por exposición a agresores) y nuestra reserva de antioxidantes no alcanza a neutralizarlos.

balanza

A lo nuestro: causas de oxidación en la piel

Prácticamente todos los agresores externos terminan por causar daño oxidativo. El principal factor al que la piel está expuesta hoy en día son los rayos UVB. Además, contribuyen otros factores:

La oxidación que estos factores provocan es causa tanto de fotoenvejecimiento como de cáncer de piel. Por eso, siempre insistimos en la prevención de daño y en el uso de protector solar y antioxidantes tópicos. Más vale prevenir que curar. ;)

El equipo antioxidante de la piel

La piel cuenta naturalmente con muchos antioxidantes, de los que los principales son la Vitamina C (Ácido Ascórbico) y la Vitamina E (Tocopherol). La Vitamina C es el principal antioxidante de la fase acuosa de la piel, mientras que la Vitamina E protege a la capa lipídica2.

Otros ejemplos menos protagónicos pero no menos importantes son el Escualeno (lípido antioxidante secretado por nuestras glándulas sebáceas), el Ubiquinol, y enzimas como la Glutatión Peroxidasa y la Superóxido Dismutasa2.

Vale destacar que la Epidermis es la capa de la piel más rica en antioxidantes2, dada su mayor exposición al daño.

Tips para ayudar a la piel a prevenir daño

Antioxidantes tópicos

Aplicar antioxidantes tópicamente es un recurso clásico en Dermatología y Cosmética para prevenir fotoenvejecimiento y cáncer de piel. La estrella de esta categoría es la Vitamina C, y, especialmente, su forma pura: el Ácido Ascórbico.

BOOSTER VIT-C/FE anti-stress

Nuestra fórmula combina Ácido Ascórbico puro al 15% con Vitamina E y Ácido Ferúlico, a raíz de una investigación del 2005 que demostró la superioridad de esta sinergia comparada con el uso de Ácido Ascórbico solo. Juntos, estos 3 activos multiplican por 8 la fotoprotección natural de la piel3.

Respecto a la Vitamina C consumida en los alimentos, vale aclarar que su biodisponibilidad en la piel no es satisfactoria. Además, el mecanismo intestinal de absorción es saturable4. Por lo tanto, aumentar su consumo en los alimentos después de cierto límite no incrementa la cantidad que llega a la piel. Por eso, cobra relevancia su uso tópico.

¡Ojo! Los antioxidantes potencian la fotoprotección, pero esto no quiere decir que sustituyan al filtro. Los protectores solares hacen que los rayos UV “reboten” y no atraviesen la piel. ¡Sigue siendo fundamental usarlos! Lo que hacen los antioxidantes es potenciar los recursos de defensa de la piel para protegerse del daño de los rayos UV que sí logran atravesar la barrera.

Protector solar

Este sigue siendo el paso PRIMORDIAL para prevenir daño oxidativo. Usá protector 15 o más a diario (llueva o truene), y 30 o más si vas a exponerte al sol. Procurá que sea de amplio espectro (UVB + UVA) y evitá el sol de 11 a 16hs. Más información en nuestro post Qué tener en cuenta a la hora de elegir tu FPS. Conocé nuestro FPS 30, potenciado con los antioxidantes Ácido Ferúlico y Resveratrol.


Dieta rica en antioxidantes

Una dieta rica en antioxidantes ayuda a prevenir daño oxidativo en la piel y en todo el cuerpo. Algunos alimentos ricos en antioxidantes son:

  • Kiwi
  • Morrón
  • Cítricos

Filtros anti-polución

Desde que se aclaró el rol de la polución en el daño oxidativo y en el envejecimiento prematuro, afortunadamente se desarrollaron varios activos que atrapan a las partículas contaminantes y previenen daño. En TCL incluimos a uno de estos filtros en nuestra hidratante con FPS para la mañana, ULTRA-B 4.0:

 

Además, dormir bien y evitar el humo de tabaco ayuda mucho en la causa anti-oxidación y prevención de daño.

¡Esperamos que sea útil y estamos a disposición por cualquier consulta!

The Chemist Look

  1. “Simposio Satélite La Roche Posay. Los procesos de glicación y oxidación en el envejecimiento de la piel.”
  2. “Poljsak, Borut. Dahmane, Raja. Review article: Free radicals and extrinsic skin aging.”
  3. Lin F, Lin ÃJ, Gupta RD, et al. Ferulic acid stabilizes a topical solution containing vitamins C and E and doubles its photoprotection for skin. J Am Acad Dermatol. 2005;52(3):P160.
  4. elang PS. Vitamin C in dermatology. Indian Dermatol Online J. 2013;4(2):143-146.

Comentarios