VUELVEN LAS CLASES, VUELVEN LOS PIOJOS

22 Mar , 2018
Llegó marzo y empezaron las clases y, con ellas, volvió el tema piojos. Los que son padres saben que, tarde o temprano, tocará algún momento de peine fino en casa. A todos nos tocó alguna vez y no hay que perder la calma: es súper común y, por suerte, ¡hay mucho para hacer! ;) Investigamos un poco y hoy les contamos las mejores medidas para evitar contagiarnos y, sobre todo, cómo deshacernos de ellos lo más rápido posible.

¿Quiénes tienen más riesgo?

Si bien podemos tener piojos a cualquier edad, los que están más expuestos a contraerlos son los niños preescolares y escolares (de 3 a 12 años aprox.) por el tipo de actividades que realizan. Ir a la escuelas, a actividades deportivas y a campamentos los expone a contagiarse. Es interesante saber que la principal vía de trasmisión se ha demostrado que es cuando las cabezas están en contacto directo. Menos común es contagiarse por usar gorros o bufandas ajendas, compartir toallas o estar en la misma cama o sillón. El piojo se aloja en la cabeza porque le agrada mucho esa temperatura, y no suele pasar a la almohada salvo que haya otra cabeza que le cause tentación1. ;)

¿Quienes son los piojos?

Científicamente hablando, son un parásito llamado Pediculus humanus capitis, que causa una enfermedad llamada Pediculosis (en español: tener piojos)2. Este parásito tiene como característica que solo infecta a personas, es decir, otras especies no los pueden contraer. Son una exclusividad humana. ;) El ciclo del piojo tiene 3 etapas2:
  • Liendres: Son los huevos de los piojos. Muchas veces pueden confundirse con caspa, ¡por lo que no siempre las reconocemos!
  • Ninfas: Son la siguiente etapa del ciclo. Son como los piojos adultos pero de menor tamaño.
  • Adultos: Son del tamaño de una semilla de sésamo, con 6 patas. ;) Pueden vivir en nuestra cabeza aprox. 1 mes. Para poder sobrevivir precisan comer (nuestra sangre) varias veces por día. Se mueren si están más de 2 días sin consumir sangre.

¿Transmiten enfermedades?

Afortunadamente, no está demostrado que los piojos transmitan enfermedades. Lo que puede suceder en algunas ocasiones es que las personas se lastimen por rascarse, y que estas lesiones se infecten1.

¿Cómo darnos cuenta de si tenemos piojos?

Muchas veces los piojos no dan síntomas, por lo que su presencia pasa desapercibida. Dentro de los síntomas más frecuentes está la picazón, que sorprendentemente puede demorar algunas semanas en aparecer. Otros síntomas son1:
  • Sensación de que algo camina en la cabeza (¿solo a nosotras nos pasa solo por leer el post? ;) ).
  • Irritabilidad y dificultad para dormir.
  • Lastimaduras causadas por el rascado, que se pueden infectar.

¿Cómo podemos prevenirlos?

Revisamos las recomendaciones del CDC (Center for Disease Control - principal referente de tratamientos de Estados Unidos), y da varios consejos.CITA Dado que la principal forma de contagio es estar en contacto directo con el cuero cabelludo de una persona con piojos, sugieren que la mejor manera de prevenirlos es justamente evitar este tipo de contacto. Para ser aún más cauto, aunque no sea la vía de contagio más frecuente, recomiendan además no utilizar ropa ni dormir en la camas de alguien con Pediculosis. Tampoco es recomendable compartir toallas ni cepillos de pelo. Si bien para el piojo el peine no es un lugar tentador por la baja temperatura, puede ser útil desinfectarlo dejándolo en remojo en agua caliente a una temperatura mayor a 50°C, por 5 a 10 minutos. También se recomienda lavar la ropa de cama con agua caliente1. El CDC sostiene, sin embargo, que la mejor prevención para que no se diseminen los piojos en las escuelas, los clubes y dentro de las casas es mantener a los niños sin piojos y evitar los juegos de contacto cabeza a cabeza.

¿Cómo combatirlos?

Existen varios tratamientos. El principal problema es que muchos de ellos son muy efectivos eliminando al piojo adulto, pero no a la liendre. La solución en estos casos es repetir el tratamiento a los días, para eliminar a los piojos producto de las liendres que sobrevivieron al primer tratamiento. Algunos tips del CDC para aplicar los tratamientos:
  • No se recomienda aplicar acondicionador antes de usar los productos.
  • No se debe lavar el pelo 1 a 2 días después del tratamiento.
  • Si luego de 8-12hs se encuentran algunos piojos muertos y otros vivos, pero se nota que caminan más lentamente, no es necesario re aplicar el tratamiento.
  • Si, por el contrario, dentro de las 8-12hs no se ven adultos muertos y los que observamos siguen tan vivos como antes, se puede concluir que el tratamiento no fue efectivo.
  • Puede utilizarse peine fino como medida mecánica, pero no es imprescindible (¡de haberlo sabido nuestras madres!).
  • Nunca se deben usar dos medicinas al mismo tiempo.
  • Se debe evitar el contacto con los ojos de todos los piojicidas.
  • No se debe realizar el mismo tratamiento más de 2 o 3 veces si este no funcionó.

Ahora sí, ¿qué tratamientos usar?

Antes que nada, vale aclarar que siempre debemos seguir las instrucciones de la medicación, leyendo de manera detenida el prospecto, para tener en cuenta tanto su modo de aplicación, como sus contraindicaciones y sus posibles efectos adversos. Es importante también buscar el más indicado para cada edad, ya que no todos los productos pueden utilizar en los niños más pequeños. Por ejemplo, el Piojisar M, uno de lo más utilizados en nuestro medio, se recomienda a partir de los 6 años. Por el contrario, el Piosan, también recomendado por muchos, se puede utilizar en niños más pequeños, mayores de 2 años. Algunos de los tratamiento recomendados por el CDC que se encuentran en nuestro medio son: Piojisar M. Piosan Esperamos que les haya sido útil y que este año el tema piojos sea leve. ;) ¡Estamos a las órdenes! The Chemist Look

  1. CDC: Center for Disease Control and Prevention [Internet]. Disponible en: https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/health_professionals/index.html
  2. Cummings C, Finlay JC, MacDonald NE. Head lice infestations: A clinical update. Paediatr Child Health. 2018. 23(1):18-24   Orpha.net [Internet]. Paris: Orphanet; 2000 [actualizado 14 Feb 2013; citado 4 abr 2013]. Disponible en: http://www.orpha.net/consor/cgi‐bin/index.php?lng=ES

Comentarios