COSMÉTICOS GLUTEN-FREE: ¿SON NECESARIOS? COSMÉTICOS GLUTEN-FREE: ¿SON NECESARIOS?

29 May , 2020

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y sus derivados. Si bien no tiene mayores beneficios a nivel nutricional, su gran aporte es la textura y elasticidad que aporta a los alimentos que lo contienen. Tanto es así, que integra la lista de ingredientes de cada vez más alimentos y productos (y en cosmética se utiliza como espesante). 

Ha habido un aumento en la prevalencia de las distintas formas de intolerancia al gluten y recibimos varias consultas sobre si es necesario o no evitarlo en los cosméticos. La realidad es que el gluten no es capaz de atravesar la barrera de la piel (cuando la misma se encuentra sana). Por eso, no habría contraindicaciones en este sentido para quienes tienen intolerancia a nivel alimentario, y debería ser evitado solo por quienes tienen alergia al trigo. Sin embargo -y pese a que no haya absorción a través de la piel-, es recomendable que quienes tienen susceptibilidad al gluten en cualquiera de sus formas lo eviten en los productos que pueden terminar ingiriendo por accidente (labiales, cremas de manos, shampoo).

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre el gluten, cómo reconocerlo en las fórmulas, los distintos tipos de intolerancia y las condiciones para usar el término gluten-free

¿Qué es el gluten?

Es un conjunto de dos tipos de proteínas: prolaminas y glutelinas1

Molécula de gluten

¿Dónde se encuentra?

Se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y sus derivados (harinas, etc.). Además, se suele meter a la avena en la misma bolsa, aunque la misma no contiene gluten naturalmente: se contamina durante su cosecha y producción (lo que se denomina contaminación cruzada). Tanto es así, que la sigla sin TACC significa sin derivados del Trigo, la Avena, la Cebada y el Centeno. Sin embargo, es importante saber que es posible conseguir en el mercado avena certificada gluten-free2,3,4

¿Qué aporta el gluten?

El gluten no se destaca por su valor nutricional. De hecho, las proteínas que lo componen tienen una baja densidad de aminoácidos esenciales (los que el cuerpo no es capaz de producir). Es decir, su exclusión de la dieta no constituye un problema a nivel nutricional y puede ser fácilmente sustituido por otras proteínas (animales o vegetales)5,6. 

El beneficio que aporta el gluten es más bien sensorial: las proteínas que lo componen forman una red que brinda la textura y elasticidad propias de las masas que lo contienen (panes, pizzas, bizcochos, tortas)5. Quienes cocinan pan gluten-free (varios en la oficina) saben bien que, si bien queda crocante por afuera, no queda tan “aireado” ni elástico por dentro.

Aunque este plus sensorial pueda parecer un detalle menor, no lo es desde el punto de vista comercial. Así, el gluten se ha ido agregando cada vez más a distintos tipos de preparaciones y productos, por lo que la exposición de las personas podría encontrarse en aumento, lo que se plantea que explicaría el creciente número de casos de sensibilidad al gluten7,8. Por poner un ejemplo, la producción mundial de trigo en 2003 fue de 560 millones de toneladas, mientras que en 2015 esta cifra ascendió a ¡734,5 millones de toneladas!8

¿A quiénes afecta el gluten?

Está claro que el gluten aumenta la permeabilidad intestinal y afecta a personas susceptibles9. Si perjudica también a quienes no tienen susceptibilidad es aún un tema controversial, que no contaría con evidencia suficiente al menos hasta el momento10.

Las condiciones que padecen quienes tienen intolerancia al gluten se suelen clasificar en:

  • Formas autoinmunes (dentro de las que se encuentra la enfermedad celíaca)
  • Alergia al trigo
  • Sensibilidad al gluten no celíaca

Formas autoinmunes

La más conocida es la Enfermedad Celíaca, que afecta al 1 % de la población. Se da en individuos con susceptibilidad genética, por una activación del sistema inmune a nivel intestinal en respuesta al gluten11,12. Lo que sucede es que fragmentos no digeribles del gluten se unen a la barrera intestinal, aumentan su permeabilidad y logran atravesarla. Así, se encuentran con células de la inmunidad (de las defensas) que “atacan” al gluten y terminan por generar daño a nivel de las vellosidades intestinales11. Esta condición es crónica, es decir, no se cura, pero puede evitarse el daño a nivel intestinal mediante una dieta gluten-free. Vale aclarar que la activación de la autoinmunidad por el gluten a nivel del intestino puede dar síntomas más allá de los digestivos (por ejemplo, a nivel de la piel puede dar lo que se conoce como “dermatitis herpetiforme”)13,14,15. Estos síntomas extra-intestinales también mejoran con la dieta gluten-free11,16,17. En cuanto al diagnóstico, el mismo se plantea mediante los síntomas y algunos análisis de sangre, pero se confirma exclusivamente haciendo una biopsia intestinal (mirando directamente al microscopio la mucosa y constatando el daño)18

Otra condición autoinmune no tan frecuente ni conocida es la ataxia por gluten. La misma se caracteriza por un daño irreversible en el cerebelo que afecta al equilibrio, la coordinación y la marcha, desencadenada por el gluten de la dieta19,20. 

Alergia al trigo

La alergia al trigo no es más que una alergia común y corriente (como la que se puede dar con cualquier otro alérgeno). Desde el punto de vista inmunológico, no tiene ninguna particularidad. Vale destacar que esta alergia es al trigo, y no al gluten. Por eso, quienes la tienen, no tienen por qué evitar la cebada, el centeno y la avena (¡y deben tener cuidado con productos gluten-free que puedan contener otros componentes del trigo que no sean gluten!).

Esta alergia puede tener distintas presentaciones según la vía de exposición al trigo21:

  • Alimentaria: Es más frecuente en la infancia y la mayoría supera esta alergia entre los 6 años y la edad escolar o liceal. Sin embargo, también puede ser persistente y durar toda la vida. Puede dar síntomas leves o graves (pudiendo llegar a la anafilaxia). Vale destacar que una de sus variedades es inducida por el ejercicio físico21,22. Así que atentos los que se sientan mal luego de desayunar y entrenar: ¡puede ser alergia al trigo!    
  • Respiratoria: Se da sobre todo por exposición ocupacional, causando el “asma del panadero”21,22
  • Cutánea: Se da por exposición a proteínas del trigo en cosméticos u otros productos de uso tópico, produciendo urticaria de contacto21

En cuanto a su diagnóstico, el mismo es llevado a cabo idealmente por un médico alergista, mediante análisis de sangre, punción cutánea y, eventualmente, cambios en la dieta. El tratamiento fundamentalmente consiste en restringir la exposición al alérgeno, aunque hay otras opciones que pueden ser indicadas por el médico tratante22.

Sensibilidad al gluten no celíaca

Se caracteriza por la presencia de síntomas intestinales (diarrea, dolor, hinchazón) y extra-intestinales (cansancio, dolores musculares, dificultad para concentrarse), vinculados a la ingesta de gluten, en personas sin Enfermedad Celíaca ni alergia al trigo23. En la actualidad, es el trastorno vinculado a la ingesta de gluten más frecuente (¡afecta al 13 % de la población!)24,25. Sus mecanismos fisiopatológicos aún son motivo de estudio. En cuanto a su diagnóstico, el mismo se establece en pacientes que cumplen con las siguientes características23:

  • Se descartó el diagnóstico de Enfermedad Celíaca y alergia al trigo
  • Sus síntomas mejoran con dieta gluten-free
  • Sus síntomas empeoran cuando reincorporan el gluten a su dieta

¿Qué significa gluten-free?

Aunque parezca que gluten-free es sinónimo de libre de gluten, esto no es necesariamente así. La FDA permite el uso del claim en los siguientes escenarios, sin que sea necesaria una certificación por terceros:

  • Cuando el producto contiene niveles de gluten que se consideran seguros (incluso para personas con Enfermedad Celíaca), lo que corresponde a valores por debajo de 20 ppm (que equivalen a 20 mg de gluten por cada kg de alimento/producto, o, lo que es lo mismo, a un 0,002 % de contenido de gluten)26,27.
  • Cuando el producto no contiene trigo, cebada, centeno ni ninguno de sus derivados (ni tiene contaminación cruzada).

Esto es a grandes rasgos, pero vale aclarar que el gluten puede ser retirado de los derivados del trigo, la cebada y el centeno. En esos casos, y cuando el contenido final de gluten no supera el mínimo establecido de 20 ppm, también podría usarse el claim gluten-free en derivados de TACC.

Por último, vale la pena aclarar que el uso del claim no es obligatorio: un alimento o producto que no diga ser gluten-free puede igualmente estar libre de gluten. Un ejemplo son el agua, las frutas y los huevos27.

¿Qué pasa con el gluten en cosmética? 

Además de mejorar la textura de los alimentos, el gluten también actúa como un buen espesante en los cosméticos. Por eso, no es raro encontrarlo integrando la lista de ingredientes. La buena noticia es que, por su gran tamaño, es incapaz de atravesar la barrera de la piel (siempre y cuando la misma no presente lesiones)28.

Quienes tienen algún tipo de intolerancia al gluten suelen consultarnos si pueden usar cosméticos con gluten o no. Según la evidencia científica disponible hasta el momento:

  • Quienes tienen Enfermedad Celíaca o sensibilidad al gluten no celíaca pueden usar cosméticos con gluten, ya que es su ingesta lo que lleva a la manifestación de los síntomas y no su aplicación tópica. Sin embargo, es importante que procuren no ingerir los productos que apliquen, por lo que sería recomendable que evitaran labiales, cremas de rostro, cremas de manos, pasta dental, shampoos y acondicionadores que puedan contener gluten28,29.
  • Quienes tienen alergia al trigodeben evitar la exposición alimentaria, respiratoria y cutánea al trigo y sus derivados21,28.

Dicho esto, vale aclarar que es súper entendible que quienes tienen cualquier tipo de intolerancia al gluten opten por productos gluten-free por precaución.

Cómo identificarlo en la fórmula

Uno de los vicios que tenemos en TCL es hacer radiografía de fórmulas. ;) Si querés evitar el gluten en tus cosméticos, acá va una guía para poder detectarlo:

  • Los derivados del trigo generalmente van a contener alguno de estos términos: Wheat, Triticum vulgare o Gliadin
  • Los derivados de la cebada generalmente tendrán las palabras Barley, Malt, Hordeum vulgare o Hordeum distichon
  • Los derivados del centeno tendrán las palabras Rye o Secale cereale
  • Los derivados de la avena generalmente contendrán alguno de estos términos: Avena sativa, Oat o Oatmeal

Respecto a los productos de TCL, todos son gluten-free menos el Tónico Exfoliante GA, que tiene un extracto de avena (Avena Sativa Kernel Extract). Prometemos reformularlo pronto, para que toda nuestra línea sea apta para todos. :)

Vayas a evitar el gluten en cosmética o no, recordá que otros ingredientes a dejar afuera de las fórmulas son el alcohol, la fragancia y los aceites esenciales. ;) 

¡Esperamos que haya sido útil!

Quedamos a disposición por cualquier consulta,

The Chemist Look Team

  1. Bascuñán KA, Vespa MC, Araya M. Celiac disease: understanding the gluten-free diet. Eur J Nutr. 2017;56(2):449‐459.
  2. Federación de Asociaciones de Celíacos de España. ¿Es seguro incluir la avena en la Dieta Sin Gluten? Disponible en: https://celiacos.org/es-seguro-incluir-la-avena-en-la-dieta-sin-gluten/
  3. Pinto-Sánchez MI, Causada-Calo N, Bercik P, Ford AC, Murray JA, et al. Safety of Adding Oats to a Gluten-Free Diet for Patients With Celiac Disease: Systematic Review and Meta-analysis of Clinical and Observational Studies. Gastroenterology 2017;153:395–409.
  4. Catassi C, Fabiani E, Iacono G, et al. A prospective, double-blind, placebo-controlled trial to establish a safe gluten threshold for patients with celiac disease. Am J Clin Nutr. 2007;85(1):160‐166.
  5. Lamacchia C, Camarca A, Picascia S, Di Luccia A, Gianfrani C. Cereal-based gluten-free food: how to reconcile nutritional and technological properties of wheat proteins with safety for celiac disease patients. Nutrients. 2014; 6 (2): 575-90.
  6. Cornicelli M, Saba M, Machello N, Silano M, Neuhold S. Nutritional composition of gluten-free food versus regular food sold in the Italian market. Dig Liver Dis. 2018;50(12):1305‐1308.
  7. Kasarda DD. Can an increase in celiac disease be attributed to an increase in the gluten content of wheat as a consequence of wheat breeding?. J Agric Food Chem. 2013;61(6):1155‐1159.
  8. Reig-Otero Y, Mañes J, Manyes i Font L. Sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC): manejo nutricional de la enfermedad. Laboratorio de Seguridad alimentaria y Toxicología. Universitat de València. Burjassot (València). Nutr. clín. diet. hosp. 2017; 37(1):171-182
  9. Hollon J, Puppa EL, Greenwald B, Goldberg E, Guerrerio A, Fasano A. Effect of gliadin on permeability of intestinal biopsy explants from celiac disease patients and patients with non-celiac gluten sensitivity. Nutrients. 2015;7(3):1565–1576.
  10. Obrenovich MEM. Leaky Gut, Leaky Brain?. Microorganisms. 2018;6(4):107.
  11. Enfermedad celíaca. Luis Rodrigoa,b, José A. Garroteb,c y Santiago Vivasb
  12. Tommasini, A; Not, T; Ventura, A (agosto de 2011). «Ages of celiac disease: from changing environment to improved diagnostics» [Edades de la enfermedad celíaca: desde la modificación del ambiente al diagnóstico mejorado]. World J Gastroenterol (Revisión) (en inglés) 17 (32): 3665-71. 
  13. MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO, ed. (2008). «Diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca».
  14. Humbert, P.; Pelletier, F.; Dreno, B.; Puzenat, E.; Aubin, F. Gluten intolerance and skin diseases. Eur. J. Dermatol. 2006, 16.
  15. Rodrigo, L (2008). «La enfermedad celíaca en el adulto». Libro blanco de la ENFERMEDAD CELÍACA: 28-39.
  16. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines (July 2016). «Celiac disease». Consultado el 21 de diciembre de 2016.
  17. The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health, US Department of Health and Human Services, Bethesda, MD (2016). «Definition and Facts for Celiac Disease». Consultado el 3 de marzo de 2017.
  18. Federación de asociaciones de celíacos de España. Qué es la enfermedad celíaca. Consultado el 26/05/2020 Disponible en https://celiacos.org/enfermedad-celiaca/que-es-la-enfermedad-celiaca/
  19. Mearns, E. S., Taylor, A., Thomas Craig, K. J., Puglielli, S., Leffler, D. A., Sanders, D. S., Lebwohl, B., & Hadjivassiliou, M. (2019). Neurological Manifestations of Neuropathy and Ataxia in Celiac Disease: A Systematic Review. Nutrients, 11(2), 380.
  20. Al-Toma, A., Volta, U., Auricchio, R., Castillejo, G., Sanders, D. S., Cellier, C., Mulder, C. J., & Lundin, K. (2019). European Society for the Study of Coeliac Disease (ESsCD) guideline for coeliac disease and other gluten-related disorders. United European gastroenterology journal, 7(5), 583–613.
  21. Ricci G, Andreozzi L, Cipriani F, Giannetti A, Gallucci M, Caffarelli C. Wheat Allergy in Children: A Comprehensive Update. Medicina (Kaunas). 2019;55(7):400.
  22. Cianferoni A. Wheat allergy: diagnosis and management. J Asthma Allergy. 2016;9:13‐25.
  23. Federación de asociaciones de celíacos de España. Sensibilidad al gluten no celíaca. Consultado el 26/05/2020 Disponible en https://celiacos.org/sensibilidad-al-gluten-no-celiaca/
  24. Sapone, A; Bai, JC; Ciacci, C; Dolinsek, J; Verde, PH; Hadjivassiliou, M; et al. (2012). «Spectrum of gluten-related disorders: consensus on new nomenclature and classification». BMC Med (Revisión) 10: 13.
  25. Non coeliac gluten sensitivity – A new disease with gluten intolerance. Grażyna Czaja-Bulsa.
  26. Ministerio de la salud. Cuadernillo de orientación para celíacos. http://www.msal.gob.ar/images/stories/ryc/graficos/0000000700cnt-cuadernillo_de_orientacion_para_celiacos.pdf
  27. US Food and Drug Administration. Gluten and Food Labeling. Disponible en: https://www.fda.gov/food/nutrition-education-resources-materials/gluten-and-food-labeling
  28. National Celiac Association. Are gluten-free skin and body products important for people with celiac disease? Disponible en: https://nationalceliac.org/celiac-disease-questions/using-gluten-free-skin-body-products-someone-celiac-disease/
  29. Thompson T, Grace T. Gluten in cosmetics: is there a reason for concern?. J Acad Nutr Diet. 2012;112(9):1316‐1323.

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y sus derivados. Si bien no tiene mayores beneficios a nivel nutricional, su gran aporte es la textura y elasticidad que aporta a los alimentos que lo contienen. Tanto es así, que integra la lista de ingredientes de cada vez más alimentos y productos (y en cosmética se utiliza como espesante). 

Ha habido un aumento en la prevalencia de las distintas formas de intolerancia al gluten y recibimos varias consultas sobre si es necesario o no evitarlo en los cosméticos. La realidad es que el gluten no es capaz de atravesar la barrera de la piel (cuando la misma se encuentra sana). Por eso, no habría contraindicaciones en este sentido para quienes tienen intolerancia a nivel alimentario, y debería ser evitado solo por quienes tienen alergia al trigo. Sin embargo -y pese a que no haya absorción a través de la piel-, es recomendable que quienes tienen susceptibilidad al gluten en cualquiera de sus formas lo eviten en los productos que pueden terminar ingiriendo por accidente (labiales, cremas de manos, shampoo).

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre el gluten, cómo reconocerlo en las fórmulas, los distintos tipos de intolerancia y las condiciones para usar el término gluten-free

¿Qué es el gluten?

Es un conjunto de dos tipos de proteínas: prolaminas y glutelinas1

Molécula de gluten

¿Dónde se encuentra?

Se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y sus derivados (harinas, etc.). Además, se suele meter a la avena en la misma bolsa, aunque la misma no contiene gluten naturalmente: se contamina durante su cosecha y producción (lo que se denomina contaminación cruzada). Tanto es así, que la sigla sin TACC significa sin derivados del Trigo, la Avena, la Cebada y el Centeno. Sin embargo, es importante saber que es posible conseguir en el mercado avena certificada gluten-free2,3,4

¿Qué aporta el gluten?

El gluten no se destaca por su valor nutricional. De hecho, las proteínas que lo componen tienen una baja densidad de aminoácidos esenciales (los que el cuerpo no es capaz de producir). Es decir, su exclusión de la dieta no constituye un problema a nivel nutricional y puede ser fácilmente sustituido por otras proteínas (animales o vegetales)5,6. 

El beneficio que aporta el gluten es más bien sensorial: las proteínas que lo componen forman una red que brinda la textura y elasticidad propias de las masas que lo contienen (panes, pizzas, bizcochos, tortas)5. Quienes cocinan pan gluten-free (varios en la oficina) saben bien que, si bien queda crocante por afuera, no queda tan “aireado” ni elástico por dentro.

Aunque este plus sensorial pueda parecer un detalle menor, no lo es desde el punto de vista comercial. Así, el gluten se ha ido agregando cada vez más a distintos tipos de preparaciones y productos, por lo que la exposición de las personas podría encontrarse en aumento, lo que se plantea que explicaría el creciente número de casos de sensibilidad al gluten7,8. Por poner un ejemplo, la producción mundial de trigo en 2003 fue de 560 millones de toneladas, mientras que en 2015 esta cifra ascendió a ¡734,5 millones de toneladas!8

¿A quiénes afecta el gluten?

Está claro que el gluten aumenta la permeabilidad intestinal y afecta a personas susceptibles9. Si perjudica también a quienes no tienen susceptibilidad es aún un tema controversial, que no contaría con evidencia suficiente al menos hasta el momento10.

Las condiciones que padecen quienes tienen intolerancia al gluten se suelen clasificar en:

  • Formas autoinmunes (dentro de las que se encuentra la enfermedad celíaca)
  • Alergia al trigo
  • Sensibilidad al gluten no celíaca

Formas autoinmunes

La más conocida es la Enfermedad Celíaca, que afecta al 1 % de la población. Se da en individuos con susceptibilidad genética, por una activación del sistema inmune a nivel intestinal en respuesta al gluten11,12. Lo que sucede es que fragmentos no digeribles del gluten se unen a la barrera intestinal, aumentan su permeabilidad y logran atravesarla. Así, se encuentran con células de la inmunidad (de las defensas) que “atacan” al gluten y terminan por generar daño a nivel de las vellosidades intestinales11. Esta condición es crónica, es decir, no se cura, pero puede evitarse el daño a nivel intestinal mediante una dieta gluten-free. Vale aclarar que la activación de la autoinmunidad por el gluten a nivel del intestino puede dar síntomas más allá de los digestivos (por ejemplo, a nivel de la piel puede dar lo que se conoce como “dermatitis herpetiforme”)13,14,15. Estos síntomas extra-intestinales también mejoran con la dieta gluten-free11,16,17. En cuanto al diagnóstico, el mismo se plantea mediante los síntomas y algunos análisis de sangre, pero se confirma exclusivamente haciendo una biopsia intestinal (mirando directamente al microscopio la mucosa y constatando el daño)18

Otra condición autoinmune no tan frecuente ni conocida es la ataxia por gluten. La misma se caracteriza por un daño irreversible en el cerebelo que afecta al equilibrio, la coordinación y la marcha, desencadenada por el gluten de la dieta19,20. 

Alergia al trigo

La alergia al trigo no es más que una alergia común y corriente (como la que se puede dar con cualquier otro alérgeno). Desde el punto de vista inmunológico, no tiene ninguna particularidad. Vale destacar que esta alergia es al trigo, y no al gluten. Por eso, quienes la tienen, no tienen por qué evitar la cebada, el centeno y la avena (¡y deben tener cuidado con productos gluten-free que puedan contener otros componentes del trigo que no sean gluten!).

Esta alergia puede tener distintas presentaciones según la vía de exposición al trigo21:

  • Alimentaria: Es más frecuente en la infancia y la mayoría supera esta alergia entre los 6 años y la edad escolar o liceal. Sin embargo, también puede ser persistente y durar toda la vida. Puede dar síntomas leves o graves (pudiendo llegar a la anafilaxia). Vale destacar que una de sus variedades es inducida por el ejercicio físico21,22. Así que atentos los que se sientan mal luego de desayunar y entrenar: ¡puede ser alergia al trigo!    
  • Respiratoria: Se da sobre todo por exposición ocupacional, causando el “asma del panadero”21,22
  • Cutánea: Se da por exposición a proteínas del trigo en cosméticos u otros productos de uso tópico, produciendo urticaria de contacto21

En cuanto a su diagnóstico, el mismo es llevado a cabo idealmente por un médico alergista, mediante análisis de sangre, punción cutánea y, eventualmente, cambios en la dieta. El tratamiento fundamentalmente consiste en restringir la exposición al alérgeno, aunque hay otras opciones que pueden ser indicadas por el médico tratante22.

Sensibilidad al gluten no celíaca

Se caracteriza por la presencia de síntomas intestinales (diarrea, dolor, hinchazón) y extra-intestinales (cansancio, dolores musculares, dificultad para concentrarse), vinculados a la ingesta de gluten, en personas sin Enfermedad Celíaca ni alergia al trigo23. En la actualidad, es el trastorno vinculado a la ingesta de gluten más frecuente (¡afecta al 13 % de la población!)24,25. Sus mecanismos fisiopatológicos aún son motivo de estudio. En cuanto a su diagnóstico, el mismo se establece en pacientes que cumplen con las siguientes características23:

  • Se descartó el diagnóstico de Enfermedad Celíaca y alergia al trigo
  • Sus síntomas mejoran con dieta gluten-free
  • Sus síntomas empeoran cuando reincorporan el gluten a su dieta

¿Qué significa gluten-free?

Aunque parezca que gluten-free es sinónimo de libre de gluten, esto no es necesariamente así. La FDA permite el uso del claim en los siguientes escenarios, sin que sea necesaria una certificación por terceros:

  • Cuando el producto contiene niveles de gluten que se consideran seguros (incluso para personas con Enfermedad Celíaca), lo que corresponde a valores por debajo de 20 ppm (que equivalen a 20 mg de gluten por cada kg de alimento/producto, o, lo que es lo mismo, a un 0,002 % de contenido de gluten)26,27.
  • Cuando el producto no contiene trigo, cebada, centeno ni ninguno de sus derivados (ni tiene contaminación cruzada).

Esto es a grandes rasgos, pero vale aclarar que el gluten puede ser retirado de los derivados del trigo, la cebada y el centeno. En esos casos, y cuando el contenido final de gluten no supera el mínimo establecido de 20 ppm, también podría usarse el claim gluten-free en derivados de TACC.

Por último, vale la pena aclarar que el uso del claim no es obligatorio: un alimento o producto que no diga ser gluten-free puede igualmente estar libre de gluten. Un ejemplo son el agua, las frutas y los huevos27.

¿Qué pasa con el gluten en cosmética? 

Además de mejorar la textura de los alimentos, el gluten también actúa como un buen espesante en los cosméticos. Por eso, no es raro encontrarlo integrando la lista de ingredientes. La buena noticia es que, por su gran tamaño, es incapaz de atravesar la barrera de la piel (siempre y cuando la misma no presente lesiones)28.

Quienes tienen algún tipo de intolerancia al gluten suelen consultarnos si pueden usar cosméticos con gluten o no. Según la evidencia científica disponible hasta el momento:

  • Quienes tienen Enfermedad Celíaca o sensibilidad al gluten no celíaca pueden usar cosméticos con gluten, ya que es su ingesta lo que lleva a la manifestación de los síntomas y no su aplicación tópica. Sin embargo, es importante que procuren no ingerir los productos que apliquen, por lo que sería recomendable que evitaran labiales, cremas de rostro, cremas de manos, pasta dental, shampoos y acondicionadores que puedan contener gluten28,29.
  • Quienes tienen alergia al trigodeben evitar la exposición alimentaria, respiratoria y cutánea al trigo y sus derivados21,28.

Dicho esto, vale aclarar que es súper entendible que quienes tienen cualquier tipo de intolerancia al gluten opten por productos gluten-free por precaución.

Cómo identificarlo en la fórmula

Uno de los vicios que tenemos en TCL es hacer radiografía de fórmulas. ;) Si querés evitar el gluten en tus cosméticos, acá va una guía para poder detectarlo:

  • Los derivados del trigo generalmente van a contener alguno de estos términos: Wheat, Triticum vulgare o Gliadin
  • Los derivados de la cebada generalmente tendrán las palabras Barley, Malt, Hordeum vulgare o Hordeum distichon
  • Los derivados del centeno tendrán las palabras Rye o Secale cereale
  • Los derivados de la avena generalmente contendrán alguno de estos términos: Avena sativa, Oat o Oatmeal

Respecto a los productos de TCL, todos son gluten-free menos el Tónico Exfoliante GA, que tiene un extracto de avena (Avena Sativa Kernel Extract). Prometemos reformularlo pronto, para que toda nuestra línea sea apta para todos. :)

Vayas a evitar el gluten en cosmética o no, recordá que otros ingredientes a dejar afuera de las fórmulas son el alcohol, la fragancia y los aceites esenciales. ;) 

¡Esperamos que haya sido útil!

Quedamos a disposición por cualquier consulta,

The Chemist Look Team

  1. Bascuñán KA, Vespa MC, Araya M. Celiac disease: understanding the gluten-free diet. Eur J Nutr. 2017;56(2):449‐459.
  2. Federación de Asociaciones de Celíacos de España. ¿Es seguro incluir la avena en la Dieta Sin Gluten? Disponible en: https://celiacos.org/es-seguro-incluir-la-avena-en-la-dieta-sin-gluten/
  3. Pinto-Sánchez MI, Causada-Calo N, Bercik P, Ford AC, Murray JA, et al. Safety of Adding Oats to a Gluten-Free Diet for Patients With Celiac Disease: Systematic Review and Meta-analysis of Clinical and Observational Studies. Gastroenterology 2017;153:395–409.
  4. Catassi C, Fabiani E, Iacono G, et al. A prospective, double-blind, placebo-controlled trial to establish a safe gluten threshold for patients with celiac disease. Am J Clin Nutr. 2007;85(1):160‐166.
  5. Lamacchia C, Camarca A, Picascia S, Di Luccia A, Gianfrani C. Cereal-based gluten-free food: how to reconcile nutritional and technological properties of wheat proteins with safety for celiac disease patients. Nutrients. 2014; 6 (2): 575-90.
  6. Cornicelli M, Saba M, Machello N, Silano M, Neuhold S. Nutritional composition of gluten-free food versus regular food sold in the Italian market. Dig Liver Dis. 2018;50(12):1305‐1308.
  7. Kasarda DD. Can an increase in celiac disease be attributed to an increase in the gluten content of wheat as a consequence of wheat breeding?. J Agric Food Chem. 2013;61(6):1155‐1159.
  8. Reig-Otero Y, Mañes J, Manyes i Font L. Sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC): manejo nutricional de la enfermedad. Laboratorio de Seguridad alimentaria y Toxicología. Universitat de València. Burjassot (València). Nutr. clín. diet. hosp. 2017; 37(1):171-182
  9. Hollon J, Puppa EL, Greenwald B, Goldberg E, Guerrerio A, Fasano A. Effect of gliadin on permeability of intestinal biopsy explants from celiac disease patients and patients with non-celiac gluten sensitivity. Nutrients. 2015;7(3):1565–1576.
  10. Obrenovich MEM. Leaky Gut, Leaky Brain?. Microorganisms. 2018;6(4):107.
  11. Enfermedad celíaca. Luis Rodrigoa,b, José A. Garroteb,c y Santiago Vivasb
  12. Tommasini, A; Not, T; Ventura, A (agosto de 2011). «Ages of celiac disease: from changing environment to improved diagnostics» [Edades de la enfermedad celíaca: desde la modificación del ambiente al diagnóstico mejorado]. World J Gastroenterol (Revisión) (en inglés) 17 (32): 3665-71. 
  13. MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO, ed. (2008). «Diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca».
  14. Humbert, P.; Pelletier, F.; Dreno, B.; Puzenat, E.; Aubin, F. Gluten intolerance and skin diseases. Eur. J. Dermatol. 2006, 16.
  15. Rodrigo, L (2008). «La enfermedad celíaca en el adulto». Libro blanco de la ENFERMEDAD CELÍACA: 28-39.
  16. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines (July 2016). «Celiac disease». Consultado el 21 de diciembre de 2016.
  17. The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health, US Department of Health and Human Services, Bethesda, MD (2016). «Definition and Facts for Celiac Disease». Consultado el 3 de marzo de 2017.
  18. Federación de asociaciones de celíacos de España. Qué es la enfermedad celíaca. Consultado el 26/05/2020 Disponible en https://celiacos.org/enfermedad-celiaca/que-es-la-enfermedad-celiaca/
  19. Mearns, E. S., Taylor, A., Thomas Craig, K. J., Puglielli, S., Leffler, D. A., Sanders, D. S., Lebwohl, B., & Hadjivassiliou, M. (2019). Neurological Manifestations of Neuropathy and Ataxia in Celiac Disease: A Systematic Review. Nutrients, 11(2), 380.
  20. Al-Toma, A., Volta, U., Auricchio, R., Castillejo, G., Sanders, D. S., Cellier, C., Mulder, C. J., & Lundin, K. (2019). European Society for the Study of Coeliac Disease (ESsCD) guideline for coeliac disease and other gluten-related disorders. United European gastroenterology journal, 7(5), 583–613.
  21. Ricci G, Andreozzi L, Cipriani F, Giannetti A, Gallucci M, Caffarelli C. Wheat Allergy in Children: A Comprehensive Update. Medicina (Kaunas). 2019;55(7):400.
  22. Cianferoni A. Wheat allergy: diagnosis and management. J Asthma Allergy. 2016;9:13‐25.
  23. Federación de asociaciones de celíacos de España. Sensibilidad al gluten no celíaca. Consultado el 26/05/2020 Disponible en https://celiacos.org/sensibilidad-al-gluten-no-celiaca/
  24. Sapone, A; Bai, JC; Ciacci, C; Dolinsek, J; Verde, PH; Hadjivassiliou, M; et al. (2012). «Spectrum of gluten-related disorders: consensus on new nomenclature and classification». BMC Med (Revisión) 10: 13.
  25. Non coeliac gluten sensitivity – A new disease with gluten intolerance. Grażyna Czaja-Bulsa.
  26. Ministerio de la salud. Cuadernillo de orientación para celíacos. http://www.msal.gob.ar/images/stories/ryc/graficos/0000000700cnt-cuadernillo_de_orientacion_para_celiacos.pdf
  27. US Food and Drug Administration. Gluten and Food Labeling. Disponible en: https://www.fda.gov/food/nutrition-education-resources-materials/gluten-and-food-labeling
  28. National Celiac Association. Are gluten-free skin and body products important for people with celiac disease? Disponible en: https://nationalceliac.org/celiac-disease-questions/using-gluten-free-skin-body-products-someone-celiac-disease/
  29. Thompson T, Grace T. Gluten in cosmetics: is there a reason for concern?. J Acad Nutr Diet. 2012;112(9):1316‐1323.

Comentarios