RAYOS UVB Y UVA: LO QUE TENÉS QUE SABER RAYOS UVB Y UVA: LO QUE TENÉS QUE SABER

05 Jan , 2018

Siempre se habla de los rayos UVB y los UVA y de lo fundamental que es elegir protectores de amplio espectro. Y esto es porque los rayos UVB y los UVA dañan de forma totalmente diferente a la piel. Los protectores que no aclaran ser de amplio espectro (y que solo dicen “FPS tanto”) solo cubren contra los rayos UVB1. Eso nos deja totalmente desprotegidos contra los daños que causan los rayos UVA.

 

¿Por qué es tan importante estar cubierto contra ambos?

Son a cual más malo y por diferentes razones:
  • Rayos UVB: Son solo el 5% de los rayos que recibimos del sol. ¡La pequeña minoría! Causan daño directo sobre el ADN de las células de la piel, alterando la secuencia de nucleótidos2. Interactúan con la epidermis (capa más superficial de la piel)3.
  • Rayos UVA: Son el 95% de los rayos UV que recibimos del sol (¡y los protectores que no son de amplio espectro no nos cubren contra estos!). Afectan tanto a la epidermis como a la dermis3 (la capa más superficial de la piel y la que le sigue, donde están el colágeno y la elastina). Actúan de forma totalmente diferente a los rayos UVB: no dañan de forma directa al ADN, sino que lo hacen de forma indirecta, mediante la formación de radicales libres2. Este es el clásico daño solar del que hablamos siempre: los radicales libres que se forman cuando los rayos UV inciden sobre la piel son moléculas inestables que tienen un electrón no apareado que precisa a otro electrón. Para conseguirlo, se lo roban a las células de la piel, causando muerte celular y mutaciones que provocan fotoenvejecimiento y cáncer de piel. Este es el daño que ayudan a prevenir los antioxidantes. ;) ¡Conocé los beneficios de nuestra Vitamina C (antioxidante súper potente)!
*Nota: Si bien la radiación del sol es 95% rayos UVA, un dato interesante es que los rayos UVB dañan a dosis MUCHO más pequeñas que los rayos UVA. Es decir, no hay que desestimar a ese 5% de rayos UVB.

¿Causan lo mismo en la piel?

No. ¡Para nada! Se dividen las tareas en cuanto a dañar la piel se trata:
  • UVB: Son los que nos dejan rojos y los responsables de cuando nos achicharramos. Además, son los que más causan cáncer de piel2. Lee más en nuestro post: 10 cosas que tenés que saber sobre cáncer de piel.
  • UVA: No dejan nuestra piel roja con tanta facilidad y son menos cancerígenos que los UVB. ¿Su especialidad? Son los culpables del fotoenvejecimiento y las arrugas que causa el sol1.

Juntos, son una combinación realmente dañina para nuestra piel. Por eso, es fundamental acordarte este verano de elegir protectores solares que aclaren ser de amplio espectro (o, lo que es lo mismo, que digan UVB+UVA). Si querés ver nuestro protector solar encontralo acá: FPS 30 UVA + UVB. También podés encontrar todo sobre nuestra crema para la mañana con FPS 15 UVA + UVB: ULTRA-B 4.0. Cualquier consulta, ¡estamos a las órdenes! ;) The Chemist Look

  1. Palm MD, O'Donoghue MN. Update on photoprotection. Dermatol Ther. 2007 Sep-Oct;20(5):360-76.
  2. Yasuhiro Matsumura and Honnavara N. Ananthaswamy. Toxic effects of ultraviolet radiation on the skin. Toxicol Appl Pharmacol. 2004 Mar 15;195(3):298-308.
  3. IntraMed. Protección solar: preguntas frecuentes y recomendaciones de cuidado. Disponible en: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=90401

Siempre se habla de los rayos UVB y los UVA y de lo fundamental que es elegir protectores de amplio espectro. Y esto es porque los rayos UVB y los UVA dañan de forma totalmente diferente a la piel. Los protectores que no aclaran ser de amplio espectro (y que solo dicen “FPS tanto”) solo cubren contra los rayos UVB1. Eso nos deja totalmente desprotegidos contra los daños que causan los rayos UVA.

 

¿Por qué es tan importante estar cubierto contra ambos?

Son a cual más malo y por diferentes razones:
  • Rayos UVB: Son solo el 5% de los rayos que recibimos del sol. ¡La pequeña minoría! Causan daño directo sobre el ADN de las células de la piel, alterando la secuencia de nucleótidos2. Interactúan con la epidermis (capa más superficial de la piel)3.
  • Rayos UVA: Son el 95% de los rayos UV que recibimos del sol (¡y los protectores que no son de amplio espectro no nos cubren contra estos!). Afectan tanto a la epidermis como a la dermis3 (la capa más superficial de la piel y la que le sigue, donde están el colágeno y la elastina). Actúan de forma totalmente diferente a los rayos UVB: no dañan de forma directa al ADN, sino que lo hacen de forma indirecta, mediante la formación de radicales libres2. Este es el clásico daño solar del que hablamos siempre: los radicales libres que se forman cuando los rayos UV inciden sobre la piel son moléculas inestables que tienen un electrón no apareado que precisa a otro electrón. Para conseguirlo, se lo roban a las células de la piel, causando muerte celular y mutaciones que provocan fotoenvejecimiento y cáncer de piel. Este es el daño que ayudan a prevenir los antioxidantes. ;) ¡Conocé los beneficios de nuestra Vitamina C (antioxidante súper potente)!
*Nota: Si bien la radiación del sol es 95% rayos UVA, un dato interesante es que los rayos UVB dañan a dosis MUCHO más pequeñas que los rayos UVA. Es decir, no hay que desestimar a ese 5% de rayos UVB.

¿Causan lo mismo en la piel?

No. ¡Para nada! Se dividen las tareas en cuanto a dañar la piel se trata:
  • UVB: Son los que nos dejan rojos y los responsables de cuando nos achicharramos. Además, son los que más causan cáncer de piel2. Lee más en nuestro post: 10 cosas que tenés que saber sobre cáncer de piel.
  • UVA: No dejan nuestra piel roja con tanta facilidad y son menos cancerígenos que los UVB. ¿Su especialidad? Son los culpables del fotoenvejecimiento y las arrugas que causa el sol1.

Juntos, son una combinación realmente dañina para nuestra piel. Por eso, es fundamental acordarte este verano de elegir protectores solares que aclaren ser de amplio espectro (o, lo que es lo mismo, que digan UVB+UVA). Si querés ver nuestro protector solar encontralo acá: FPS 30 UVA + UVB. También podés encontrar todo sobre nuestra crema para la mañana con FPS 15 UVA + UVB: ULTRA-B 4.0. Cualquier consulta, ¡estamos a las órdenes! ;) The Chemist Look

  1. Palm MD, O'Donoghue MN. Update on photoprotection. Dermatol Ther. 2007 Sep-Oct;20(5):360-76.
  2. Yasuhiro Matsumura and Honnavara N. Ananthaswamy. Toxic effects of ultraviolet radiation on the skin. Toxicol Appl Pharmacol. 2004 Mar 15;195(3):298-308.
  3. IntraMed. Protección solar: preguntas frecuentes y recomendaciones de cuidado. Disponible en: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=90401

Comentarios