TODO SOBRE pH Y POR QUÉ ELEGIR PRODUCTOS ÁCIDOS PARA LA PIEL TODO SOBRE pH Y POR QUÉ ELEGIR PRODUCTOS ÁCIDOS PARA LA PIEL

21 Jun , 2019

El pH es una escala que mide cuán ácida o alcalina es una sustancia. Un pH de 0 a 6 indica que una sustancia es ácida, un pH 7 indica que es neutra y un pH de 8 a 14 indica que estamos frente a una sustancia alcalina. El pH da cuenta de la concentración de H+ (hidrogeniones). Si bien parece un concepto súper químico, es clave para la salud de la piel.

La piel tiene un pH fisiológico ácido que va de 4 a 6, que recibe el apodo de “manto ácido” por sus importantes funciones protectoras. Que el pH se mantenga en ese rango es fundamental para la integridad de la barrera de la piel y para sus funciones antimicrobianas. Frente a un pH alcalino, por ejemplo, se activan enzimas que destruyen proteínas de la piel y se inactivan péptidos antimicrobianos.

Por eso, se vuelve central elegir productos a pH fisiológico para prevenir daño. El disruptor de pH protagonista en las rutinas de cuidado de la piel suele ser el jabón: si no elegimos el indicado, terminamos usando uno standard, ¡con pH súper alcalino! Esto afecta a la barrera de la piel, aumenta la pérdida de agua trans-epidérmica, deshidrata, debilita los recursos antimicrobianos y predispone a condiciones inflamatorias como dermatitis o acné.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre qué es el pH y lo que tenés que saber a la hora de elegir tus productos.

¿Qué es el pH?

El pH de una sustancia indica cuán ácida o alcalina es. Es una escala que va de 0 a 14:

  • 0 a 6: la sustancia es ácida
  • 7: la sustancia es neutra
  • 8 a 14: la sustancia es alcalina (o básica)

Escala de pH

¿Qué quiere decir que una sustancia sea ácida o alcalina?

  • Que una sustancia sea ácida significa que es rica en H+ (hidrogeniones).
  • Que una sustancia sea alcalina significa que es pobre en H+ (o rica en bases OH-, que neutralizan a los H+).

pH neutro, ácido y alcalino: todo para #SkintellectualsTCL

*Mini clase de química: podés salteártela bajando hasta el subtítulo "¿Cuál es el pH de la piel?".

El pH neutro es el pH del agua pura1. Las moléculas de agua (H2O) se ionizan naturalmente de esta manera:

2 H2O = H3O+ + OH-

Así, dos moléculas de agua forman una molécula de ion hidronio (H3O+) y una molécula de ion hidroxilo (OH-). En una solución de agua pura, la cantidad de H3O+ y de OH- es exactamente la misma: 1,0 x 10-7 moles por litro. Vale aclarar que, por convención, H3O+ y H+ se usan indistintamente cuando hablamos de pH. Es decir, una sustancia neutra es la que tiene igual cantidad de H+ que de OH-.1

A raíz de esta ecuación, se calcula el pH del agua pura, que, por definición, es el logaritmo negativo de la concentración de H+.1

pH = -log [H+]

pH agua pura = -log 1,0 x 10-7

pH agua pura = 7

Así, el pH del agua pura (en la que la concentración de H+ es igual a la de OH-) es 7 (neutro)1.

A una sustancia neutra se la puede volver ácida agregándole H+, o se la puede volver alcalina quitándole H+ o agregándole bases OH- (que neutralizan a los H+ formando moléculas de agua, descendiendo sus niveles y alcalinizando la sustancia). Cuanto más ácida se vuelve una sustancia, más bajo es su pH, y, cuanto más alcalina se vuelve, más alto es (hasta llegar a 14).

Cómo se mantiene el pH: sistemas buffers

En el cuerpo, la regulación del pH es estricta. Pequeños cambios de pH ponen en riesgo la vida. La sangre, por ejemplo, tiene un pH algo alcalino de 7,4 que está regulado estrictamente entre 7,35 y 7,452.

La regulación es posible gracias a la presencia de buffers, que son sustancias capaces de ceder OH- o H+, logrando amortiguar cambios de pH. Por ejemplo, si el pH sube (porque desciende el número de H+), el buffer cede H+ propios, manteniendo el pH estable. Por otro lado, si el pH baja y se hace muy ácido (por exceso de H+), el buffer consume H+ (aportando OH-), descendiendo sus niveles y aumentando el pH2.

Mantener un pH fisiológico es fundamental para varios de nuestros procesos vitales. Y vale aclarar que “pH fisiológico” no quiere decir lo mismo en todos los órganos del cuerpo2. ;)

¿Cuál es el pH de la piel?

El pH fisiológico de la superficie de la piel (Stratum Corneum) es ácido, variando de 4 a 6 según factores como la edad, la zona del cuerpo y el tono de la piel3,4.

¿Qué importancia tiene el pH en la piel?

Su pH ácido recibe el apodo de “manto ácido”3,5,6 gracias a sus propiedades protectoras, fundamentales para un buen funcionamiento de la piel.

A grandes rasgos, sus funciones son:

  • Restauración de barrera: La reparación y regeneración de la barrera de la piel dependen de enzimas que precisan un pH ácido para trabajar de forma óptima3,5,6. Así, la piel expuesta a un pH alcalino no puede poner en marcha los mecanismos de reparación de forma correcta.
  • Mantener la integridad de la barrera3,5,6: Un pH ácido es fundamental para que la piel se mantenga íntegra. Frente a aumentos de pH la piel se debilita y aumenta la pérdida de agua trans-epidérmica5. Esto es debido principalmente a dos razones:
    • Un pH alcalino activa de forma exacerbada enzimas que destruyen proteínas de la barrera de la piel (proteasas que a pH ácido están controladas y se ocupan de la descamación “normal”)3,4.
    • Un pH alcalino inactiva enzimas que producen ceramidas. Las ceramidas son fundamentales para las funciones de barrera, actuando como el “cemento” que une a las células de la piel. Las enzimas que producen ceramidas funcionan de forma óptima a pH ácido (4,5 a 5,6), por lo que la piel se debilita en este sentido frente a aumentos de pH3,5,6.
  • Defensa antimicrobiana: El crecimiento de la flora normal de la piel se ve favorecido por un entorno ácido, mientras que bacterias patógenas como S. aureus y P. acnes se encuentran inhibidas a pH ácido y su crecimiento se ve favorecido por pHs neutros o alcalinos3,4,5,6. A su vez, nuestro sudor contiene un péptido antimicrobiano (Dermicidina) que pierde efectividad a partir de un pH 6,53,5.

Evidencia científica sólida para cuidar a rajatabla el pH de la piel y elegir bien los productos que aplicamos sobre ella. Un aumento del pH y la pérdida del “manto ácido” resulta en una piel dañada, reseca, tirante e inflamada5.

Es importante destacar que están descritas alteraciones de pH en los casos de pieles con afecciones como dermatitis (atópica, de contacto y de pañal), psoriasis, ictiosis vulgar, intertrigo, pie de atleta, acné y rosácea. En estos casos, las zonas afectadas tienen un pH más alcalino que las zonas sanas de la misma persona3,4.

Factores que modifican el pH de la piel

Si bien el pH de la piel tiende a encontrarse entre 4 y 6, puede verse afectado por factores endógenos (propios) y exógenos (externos).

Factores endógenos:

  • Edad: La piel de un recién nacido tiene un pH básico de 7,08 en promedio3. En el otro extremo, a edades avanzadas, el pH también se vuelve más alcalino. Esto resulta en una piel más sensible al daño y en una barrera más débil en los extremos de la vida3,4, etapas que requieren cuidados especiales. Un dato interesante es que, en los bebés, el pH de la piel empieza a hacerse más ácido a medida que pasa el tiempo, pero queda más alcalino en los cachetes y en la zona del pañal (lugares en los que se observan más frecuentemente dermatitis y eccemas)3.
  • Lugar de la piel: El pH de la piel de una misma persona no es exactamente el mismo en todas las zonas (la pera tiene un pH promedio de 5,6 y la frente de 4,4)4. Las axilas, por su parte, tienen un pH más alcalino que otros sectores. Un pH más alcalino puede llevar a la colonización por bacterias que pueden producir mal olor3,4. Un dato interesante es que algunos desodorantes disminuyen el pH e inhiben el crecimiento de estas bacterias, combatiendo el mal olor3.
  • Tono de la piel: Cuanto más oscura es la piel, más ácida es, teniendo mejores propiedades de barrera3,4,6.
  • Otros factores endógenos que afectan el pH de cada uno son los genes, las características propias del sebo y del sudor, y el nivel de hidratación3.

Factores exógenos:

Los principales factores externos que afectan el pH de la piel son el uso de limpiadores, detergentes y cosméticos, la exposición a irritantes y el uso de productos antibacteriales3,4,6.

Vale aclarar que la piel cuenta con buffers que amortiguan cambios “ocasionales” de pH. Sin embargo, los recursos buffer de la piel se ven agotados cuando el pH se afecta de forma sistemática, predisponiendo a inflamación y afecciones de la piel4. Por eso, es fundamental elegir bien los productos que aplicamos a diario.

A lo nuestro: ¿qué pH tienen los productos TCL?

Tips para cuidar el pH de la piel

Teniendo todo esto en cuenta, destacamos los principales tips para preservar el manto ácido de la piel y prevenir daño:

  • Optá por productos a pH ácido que fortalezcan la barrera de la piel, evitando los neutros y alcalinos. Vale aclarar que los productos contienen sistemas buffers en su interior, por lo que en ocasiones pueden amortiguar los cambios de pH que sin el buffer generarían. Sin embargo, la información sobre los buffers de las fórmulas no siempre está disponible, por lo que una medida sencilla de prevención de daño es optar por productos a pH fisiológico ácido. Algunos ejemplos son: Alfahidroxiácidos (Ácido Glicólico, Ácido Mandélico), Polihidroxiácidos (Gluconolactona), Ácido Ascórbico (Vitamina C) y Ácido Hialurónico.
  • Elegí cuidadosamente tu limpiador. Destacamos esto porque, aún quien no se cuida la piel, se lava la cara con algo. Y a veces puede parecer que un jabón de rostro y un jabón en barra son lo mismo. Sin embargo, los jabones standard tienen un pH alcalino que puede llegar a 12,35 y son súper irritantes: alteran totalmente la barrera de la piel. Además, favorecen el crecimiento de bacterias patógenas y de condiciones inflamatorias3,4. Por el contrario, utilizar limpiadores que respeten el pH fisiológico ácido fortalece a la barrera de la piel y previene daño5. Podés conocer el nuestro (que es como un jabón líquido) con pH 5,8:

Esperamos que haya sido útil y ¡estamos a disposición por cualquier consulta!

The Chemist Look

 

  1. LibreTextsTM. The pH scale. 2019. Disponible en: https://batch.libretexts.org/print/url=https://chem.libretexts.org/Bookshelves/Physical_and_Theoretical_Chemistry_Textbook_Maps/Supplemental_Modules_(Physical_and_Theoretical_Chemistry)/Acids_and_Bases/Acids_and_Bases_in_Aqueous_Solutions/The_pH_Scale.pdf

  2. Mg. Sc. Dra. G. Bustamante Cabrera. C. Cordón Patino. Amortiguadores (Buffers). Rev. Act. Clin. Med v.40 n.40 La Paz ene. 2014
  3. Ali SM, Yosipovitch G. Skin pH: from basic science to basic skin care. Acta Derm Venereol. 2013 May;93(3):261-7.
  4. Proksch E. pH in nature, humans and skin. J Dermatol. 2018 Sep;45(9):1044-1052.

  5. Blaak J, Staib P. The Relation of pH and Skin Cleansing. Curr Probl Dermatol. 2018;54:132-142.

  6. Gunathilake R, Schurer NY, Shoo BA, Celli A, Hachem JP, Crumrine D, Sirimanna G, Feingold KR, Mauro TM, Elias PM. pH-regulated mechanisms account for pigment-type differences in epidermal barrier function. J Invest Dermatol. 2009 Jul;129(7):1719-29.

El pH es una escala que mide cuán ácida o alcalina es una sustancia. Un pH de 0 a 6 indica que una sustancia es ácida, un pH 7 indica que es neutra y un pH de 8 a 14 indica que estamos frente a una sustancia alcalina. El pH da cuenta de la concentración de H+ (hidrogeniones). Si bien parece un concepto súper químico, es clave para la salud de la piel.

La piel tiene un pH fisiológico ácido que va de 4 a 6, que recibe el apodo de “manto ácido” por sus importantes funciones protectoras. Que el pH se mantenga en ese rango es fundamental para la integridad de la barrera de la piel y para sus funciones antimicrobianas. Frente a un pH alcalino, por ejemplo, se activan enzimas que destruyen proteínas de la piel y se inactivan péptidos antimicrobianos.

Por eso, se vuelve central elegir productos a pH fisiológico para prevenir daño. El disruptor de pH protagonista en las rutinas de cuidado de la piel suele ser el jabón: si no elegimos el indicado, terminamos usando uno standard, ¡con pH súper alcalino! Esto afecta a la barrera de la piel, aumenta la pérdida de agua trans-epidérmica, deshidrata, debilita los recursos antimicrobianos y predispone a condiciones inflamatorias como dermatitis o acné.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre qué es el pH y lo que tenés que saber a la hora de elegir tus productos.

¿Qué es el pH?

El pH de una sustancia indica cuán ácida o alcalina es. Es una escala que va de 0 a 14:

  • 0 a 6: la sustancia es ácida
  • 7: la sustancia es neutra
  • 8 a 14: la sustancia es alcalina (o básica)

Escala de pH

¿Qué quiere decir que una sustancia sea ácida o alcalina?

  • Que una sustancia sea ácida significa que es rica en H+ (hidrogeniones).
  • Que una sustancia sea alcalina significa que es pobre en H+ (o rica en bases OH-, que neutralizan a los H+).

pH neutro, ácido y alcalino: todo para #SkintellectualsTCL

*Mini clase de química: podés salteártela bajando hasta el subtítulo "¿Cuál es el pH de la piel?".

El pH neutro es el pH del agua pura1. Las moléculas de agua (H2O) se ionizan naturalmente de esta manera:

2 H2O = H3O+ + OH-

Así, dos moléculas de agua forman una molécula de ion hidronio (H3O+) y una molécula de ion hidroxilo (OH-). En una solución de agua pura, la cantidad de H3O+ y de OH- es exactamente la misma: 1,0 x 10-7 moles por litro. Vale aclarar que, por convención, H3O+ y H+ se usan indistintamente cuando hablamos de pH. Es decir, una sustancia neutra es la que tiene igual cantidad de H+ que de OH-.1

A raíz de esta ecuación, se calcula el pH del agua pura, que, por definición, es el logaritmo negativo de la concentración de H+.1

pH = -log [H+]

pH agua pura = -log 1,0 x 10-7

pH agua pura = 7

Así, el pH del agua pura (en la que la concentración de H+ es igual a la de OH-) es 7 (neutro)1.

A una sustancia neutra se la puede volver ácida agregándole H+, o se la puede volver alcalina quitándole H+ o agregándole bases OH- (que neutralizan a los H+ formando moléculas de agua, descendiendo sus niveles y alcalinizando la sustancia). Cuanto más ácida se vuelve una sustancia, más bajo es su pH, y, cuanto más alcalina se vuelve, más alto es (hasta llegar a 14).

Cómo se mantiene el pH: sistemas buffers

En el cuerpo, la regulación del pH es estricta. Pequeños cambios de pH ponen en riesgo la vida. La sangre, por ejemplo, tiene un pH algo alcalino de 7,4 que está regulado estrictamente entre 7,35 y 7,452.

La regulación es posible gracias a la presencia de buffers, que son sustancias capaces de ceder OH- o H+, logrando amortiguar cambios de pH. Por ejemplo, si el pH sube (porque desciende el número de H+), el buffer cede H+ propios, manteniendo el pH estable. Por otro lado, si el pH baja y se hace muy ácido (por exceso de H+), el buffer consume H+ (aportando OH-), descendiendo sus niveles y aumentando el pH2.

Mantener un pH fisiológico es fundamental para varios de nuestros procesos vitales. Y vale aclarar que “pH fisiológico” no quiere decir lo mismo en todos los órganos del cuerpo2. ;)

¿Cuál es el pH de la piel?

El pH fisiológico de la superficie de la piel (Stratum Corneum) es ácido, variando de 4 a 6 según factores como la edad, la zona del cuerpo y el tono de la piel3,4.

¿Qué importancia tiene el pH en la piel?

Su pH ácido recibe el apodo de “manto ácido”3,5,6 gracias a sus propiedades protectoras, fundamentales para un buen funcionamiento de la piel.

A grandes rasgos, sus funciones son:

  • Restauración de barrera: La reparación y regeneración de la barrera de la piel dependen de enzimas que precisan un pH ácido para trabajar de forma óptima3,5,6. Así, la piel expuesta a un pH alcalino no puede poner en marcha los mecanismos de reparación de forma correcta.
  • Mantener la integridad de la barrera3,5,6: Un pH ácido es fundamental para que la piel se mantenga íntegra. Frente a aumentos de pH la piel se debilita y aumenta la pérdida de agua trans-epidérmica5. Esto es debido principalmente a dos razones:
    • Un pH alcalino activa de forma exacerbada enzimas que destruyen proteínas de la barrera de la piel (proteasas que a pH ácido están controladas y se ocupan de la descamación “normal”)3,4.
    • Un pH alcalino inactiva enzimas que producen ceramidas. Las ceramidas son fundamentales para las funciones de barrera, actuando como el “cemento” que une a las células de la piel. Las enzimas que producen ceramidas funcionan de forma óptima a pH ácido (4,5 a 5,6), por lo que la piel se debilita en este sentido frente a aumentos de pH3,5,6.
  • Defensa antimicrobiana: El crecimiento de la flora normal de la piel se ve favorecido por un entorno ácido, mientras que bacterias patógenas como S. aureus y P. acnes se encuentran inhibidas a pH ácido y su crecimiento se ve favorecido por pHs neutros o alcalinos3,4,5,6. A su vez, nuestro sudor contiene un péptido antimicrobiano (Dermicidina) que pierde efectividad a partir de un pH 6,53,5.

Evidencia científica sólida para cuidar a rajatabla el pH de la piel y elegir bien los productos que aplicamos sobre ella. Un aumento del pH y la pérdida del “manto ácido” resulta en una piel dañada, reseca, tirante e inflamada5.

Es importante destacar que están descritas alteraciones de pH en los casos de pieles con afecciones como dermatitis (atópica, de contacto y de pañal), psoriasis, ictiosis vulgar, intertrigo, pie de atleta, acné y rosácea. En estos casos, las zonas afectadas tienen un pH más alcalino que las zonas sanas de la misma persona3,4.

Factores que modifican el pH de la piel

Si bien el pH de la piel tiende a encontrarse entre 4 y 6, puede verse afectado por factores endógenos (propios) y exógenos (externos).

Factores endógenos:

  • Edad: La piel de un recién nacido tiene un pH básico de 7,08 en promedio3. En el otro extremo, a edades avanzadas, el pH también se vuelve más alcalino. Esto resulta en una piel más sensible al daño y en una barrera más débil en los extremos de la vida3,4, etapas que requieren cuidados especiales. Un dato interesante es que, en los bebés, el pH de la piel empieza a hacerse más ácido a medida que pasa el tiempo, pero queda más alcalino en los cachetes y en la zona del pañal (lugares en los que se observan más frecuentemente dermatitis y eccemas)3.
  • Lugar de la piel: El pH de la piel de una misma persona no es exactamente el mismo en todas las zonas (la pera tiene un pH promedio de 5,6 y la frente de 4,4)4. Las axilas, por su parte, tienen un pH más alcalino que otros sectores. Un pH más alcalino puede llevar a la colonización por bacterias que pueden producir mal olor3,4. Un dato interesante es que algunos desodorantes disminuyen el pH e inhiben el crecimiento de estas bacterias, combatiendo el mal olor3.
  • Tono de la piel: Cuanto más oscura es la piel, más ácida es, teniendo mejores propiedades de barrera3,4,6.
  • Otros factores endógenos que afectan el pH de cada uno son los genes, las características propias del sebo y del sudor, y el nivel de hidratación3.

Factores exógenos:

Los principales factores externos que afectan el pH de la piel son el uso de limpiadores, detergentes y cosméticos, la exposición a irritantes y el uso de productos antibacteriales3,4,6.

Vale aclarar que la piel cuenta con buffers que amortiguan cambios “ocasionales” de pH. Sin embargo, los recursos buffer de la piel se ven agotados cuando el pH se afecta de forma sistemática, predisponiendo a inflamación y afecciones de la piel4. Por eso, es fundamental elegir bien los productos que aplicamos a diario.

A lo nuestro: ¿qué pH tienen los productos TCL?

Tips para cuidar el pH de la piel

Teniendo todo esto en cuenta, destacamos los principales tips para preservar el manto ácido de la piel y prevenir daño:

  • Optá por productos a pH ácido que fortalezcan la barrera de la piel, evitando los neutros y alcalinos. Vale aclarar que los productos contienen sistemas buffers en su interior, por lo que en ocasiones pueden amortiguar los cambios de pH que sin el buffer generarían. Sin embargo, la información sobre los buffers de las fórmulas no siempre está disponible, por lo que una medida sencilla de prevención de daño es optar por productos a pH fisiológico ácido. Algunos ejemplos son: Alfahidroxiácidos (Ácido Glicólico, Ácido Mandélico), Polihidroxiácidos (Gluconolactona), Ácido Ascórbico (Vitamina C) y Ácido Hialurónico.
  • Elegí cuidadosamente tu limpiador. Destacamos esto porque, aún quien no se cuida la piel, se lava la cara con algo. Y a veces puede parecer que un jabón de rostro y un jabón en barra son lo mismo. Sin embargo, los jabones standard tienen un pH alcalino que puede llegar a 12,35 y son súper irritantes: alteran totalmente la barrera de la piel. Además, favorecen el crecimiento de bacterias patógenas y de condiciones inflamatorias3,4. Por el contrario, utilizar limpiadores que respeten el pH fisiológico ácido fortalece a la barrera de la piel y previene daño5. Podés conocer el nuestro (que es como un jabón líquido) con pH 5,8:

Esperamos que haya sido útil y ¡estamos a disposición por cualquier consulta!

The Chemist Look

 

  1. LibreTextsTM. The pH scale. 2019. Disponible en: https://batch.libretexts.org/print/url=https://chem.libretexts.org/Bookshelves/Physical_and_Theoretical_Chemistry_Textbook_Maps/Supplemental_Modules_(Physical_and_Theoretical_Chemistry)/Acids_and_Bases/Acids_and_Bases_in_Aqueous_Solutions/The_pH_Scale.pdf

  2. Mg. Sc. Dra. G. Bustamante Cabrera. C. Cordón Patino. Amortiguadores (Buffers). Rev. Act. Clin. Med v.40 n.40 La Paz ene. 2014
  3. Ali SM, Yosipovitch G. Skin pH: from basic science to basic skin care. Acta Derm Venereol. 2013 May;93(3):261-7.
  4. Proksch E. pH in nature, humans and skin. J Dermatol. 2018 Sep;45(9):1044-1052.

  5. Blaak J, Staib P. The Relation of pH and Skin Cleansing. Curr Probl Dermatol. 2018;54:132-142.

  6. Gunathilake R, Schurer NY, Shoo BA, Celli A, Hachem JP, Crumrine D, Sirimanna G, Feingold KR, Mauro TM, Elias PM. pH-regulated mechanisms account for pigment-type differences in epidermal barrier function. J Invest Dermatol. 2009 Jul;129(7):1719-29.

Comentarios