ALCOHOL EN COSMÉTICA: ¿POR QUÉ EVITARLO? ALCOHOL EN COSMÉTICA: ¿POR QUÉ EVITARLO?

23 Apr , 2019

Uno de los ingredientes más comunes en cosmética es el alcohol. Basta dar vuelta prácticamente cualquier frasco para encontrar Alcohol, Alcohol Denat o cualquiera de sus otras formas en la fórmula. Y esto no es en vano: mejora mucho la experiencia sensorial con el producto, además de ser astringente y antimicrobiano. Sin embargo, en TCL no lo incluimos en nuestras fórmulas y sugerimos evitarlo. Esto es debido a que ciertos alcoholes tienen elevado potencial de irritación y pueden actuar como alergenos de contacto, además de que su bioseguridad no está bien establecida.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre por qué evitar alcohol en cosmética, cómo identificarlo, ¡y cuáles son las excepciones!

¿CÓMO IDENTIFICARLO EN LA FÓRMULA?

Aparece en el INCI (la lista de ingredientes) como: Alcohol, Alcohol Denat, Isopropyl Alcohol, SD Alcohol o CD Alcohol.

LO BUENO: ¿POR QUÉ MUCHAS MARCAS LO INCLUYEN EN SUS FÓRMULAS?

Gracias a su volatilidad, el alcohol mejora la textura y la experiencia sensorial con los productos que lo contienen. Este es un dato que muchas marcas deciden no ignorar, dado que la elección de un cosmético a la hora de comprarlo muchas veces se basa más en su aroma o textura que en la eficacia, que suele verse más a largo plazo. En definitiva, a mejor textura más ventas, y eso explica (en parte) por qué es un ingrediente tan universal en cosmética.
Además, tiene otros beneficios: actúa como astringente, antimicrobiano y solvente1.

  • Astringente: Retira el sebo acumulado en la piel y da una sensación de piel “tirante” que quienes tienen piel grasa encuentran atractiva2.
  • Antimicrobiano: Crea un ambiente hostil para el crecimiento de microorganismos, previniendo la contaminación del producto. Es tan eficaz que los productos que lo contienen a una concentración mayor a 20% están eximidos de las pruebas de contaminación que se hacen a todo lote de cosméticos antes de salir del laboratorio3.
  • Solvente: Tiene la capacidad de disolver algunos activos del producto y permitir así su llegada a la piel4.

¿POR QUÉ EVITARLO?

Más allá de estos beneficios, sostenemos que el alcohol es un ingrediente a ser sustituido en cosmética. Y esto es porque, por un lado, puede irritar y dar dermatitis de contacto. Varios autores demostraron que debilita la barrera de la piel al remover lípidos y proteínas, al punto que aumenta la penetrancia de otras moléculas5. Pero, más allá de esto, lo más preocupante es que la bioseguridad de algunos tipos de alcohol y sus metabolitos no está bien establecida6.

Algunos datos:

  • El Isopropyl Alcohol es utilizado para preservar los productos por su poder antimicrobiano, pero la información sobre su bioseguridad es controversial. Un estudio realizado en 2011, por ejemplo, estableció que es frecuente que ocasione dermatitis de contacto7.
  • Alcohol Denat y SD Alcohol (por su sigla en inglés Specially Denatured) son términos genéricos para denominar a los alcoholes desnaturalizados, es decir, alcoholes que han sido modificados químicamente para saber mal, y que por ende no son bebibles8. Esto se hace para diferenciarlos de los alcoholes que se comercializan para ser utilizados en bebidas, que están sujetos a regulaciones e impuestos adicionales9. El CIR Expert Panel detalla algunos alcoholes desnaturalizados cuya bioseguridad está comprobada, pero indica que hay otros que no cuentan con información suficiente como para certificar su bioseguridad (faltando, por ejemplo, evidencia sobre su potencial carcinogénico y su genotoxicidad)6. El problema es que todos aparecen en la fórmula con el nombre genérico Alcohol Denat o SD Alcohol, por lo que se hace imposible saber cuál contiene el producto.
  • Si bien no se ha demostrado (ni descartado) en células de la piel, es alarmante el hecho de que en 2018 se comprobó que el alcohol presente en enjuagues bucales produce genotoxicidad (daño al ADN) con potencial carcinogénico en queratinocitos orales10.

LOS PERMITIDOS: ALCOHOLES QUE SÍ

¡Ojo! Por costumbre, el claim Alcohol-free en cosmética se refiere solo a los alcoholes mencionados más arriba. Parece confuso, pero la familia de alcoholes es muy grande y variada, y dentro de ella hay alcoholes beneficiosos para la piel que se dejan afuera del claim Alcohol-free. Estos alcoholes “buenos” pueden reconocerse en las fórmulas como: Cetyl Alcohol, Stearyl Alcohol, Cetearyl Alcohol, Isostearyl Alcohol, Myristyl Alcohol o Behenyl Alcohol.

Son alcoholes grasos o fatty alcohols, y se utilizan para mantener unido al componente lipídico y al acuoso en una emulsión (crema), y para aportar viscosidad al producto11. Además, hidratan y benefician a pieles secas (¡dejan la piel súper suave!). Particularmente, el Cetyl alcohol actúa como emoliente, previniendo resequedad12.

Son considerados seguros por el CIR Expert Panel y  por el International Journal of Toxicology13,14.

Vale aclarar que cuando un cosmético tiene alcohol en su fórmula, lo menos probable es que sea un alcohol graso (los alcoholes “malos” son mucho más frecuentes). Pero, cuando lo es, ¡bienvenido sea! ;)

MECANISMOS DE DAÑO DEL ALCOHOL

Inflamación

Cuando hablamos de que el alcohol puede actuar como alérgeno de contacto hablamos de que puede activar la respuesta inflamatoria, y esto es dañino para la piel.

La inflamación es la respuesta del cuerpo frente a cualquier cosa que interpreta como agresión. Su finalidad es que las células de la inmunidad (los linfocitos) lleguen de los vasos sanguíneos al sitio agredido. Esto se logra mediante dos etapas que causan que la piel se ponga roja, hinchada y caliente15,16:

  • Vasodilatación: Los vasos sanguíneos cercanos a la zona dañada se ensanchan para llevar más células de la inmunidad.
  • Extravasación: Las células que forman las paredes de los vasos sanguíneos se separan, dejando salir sangre (con células de la inmunidad) hacia los tejidos dañados.

Esto es útil si realmente nos cortamos la piel o tenemos una infección. Sin embargo, es importante saber que deja como saldo daño en las células de la piel y promueve el envejecimiento prematuro17: costos demasiado altos a pagar si el “agresor” es un ingrediente que se puede evitar.

Genotoxocidad

Si bien no se ha demostrado aún en células de la piel6, sí se ha demostrado in vitro (en estudios de laboratorio) que el alcohol presente en enjuagues bucales causa daño al ADN de queratinocitos de la mucosa oral de forma dosis-dependiente10. Se demostró además que algunas de estas alteraciones tienen potencial carcinogénico. Se le adjudicó también un efecto pro-inflamatorio.

En conclusión, falta evidencia sobre el tema y la que hay no es demasiado alentadora. Por eso, recomendamos optar por productos Alcohol-free siempre que sea posible.

¡Esperamos que haya sido útil! Estamos a disposición por cualquier consulta. ;)
The Chemist Look Team

  1. Special Chem. The material selection platform. Alcohol. Disponible en: https://cosmetics.specialchem.com/inci/alcohol
  2. Draelos ZD. Cosmeceuticals: What's real, what's not. Dermatol Clin. 2019 Jan;37(1):107-115.
  3. SCCS (Scientific Committee on Consumer Safety), SCCS Notes of Guidance for the Testing of Cosmetic Ingredients and their Safety Evaluation 9 th revision, 29 September 2015, SCCS/1564/15, revision of 25 April 2016.
  4. Cosmetics Info. Isopropyl Alcohol. Disponible en: https://cosmeticsinfo.org/ingredient/isopropyl-alcohol-0
  5. Lachenmeier DW. Safety evaluation of topical applications of ethanol on the skin and inside the oral cavity. J Occup Med Toxicol. 2008; 3: 26. Published online 2008 Nov 13. doi: 10.1186/1745-6673-3-26. 
  6. Final Report of the Safety Assessment of Alcohol Denat., Including SD Alcohol 3-A, SD Alcohol 30, SD Alcohol 39, SD Alcohol 39-B, SD Alcohol 39-C, SD Alcohol 40, SD Alcohol 40-B, and SD Alcohol 40-C, and the Denaturants, Quassin, Brucine Sulfate/Brucine, and Denatonium Benzoate. (2008). International Journal of Toxicology, 27(1_suppl), 1–43.doi:10.1080/10915810802032388 
  7. J. García-Gavín, R. Lissens, A. Timmermans, A. Goossens. (2011). Allergic contact dermatitis caused by isopropyl alcohol: a missed allergen? Contact Dermatitis, 65(2), 101–106.doi:10.1111/j.1600-0536.2011.01936.x
  8. US Food and Drug Administration. “Alcohol Free”. Disponible en: https://www.fda.gov/cosmetics/labeling/claims/ucm2005201.htm (FDA)
  9. Cosmetics Info. Alcohol and Alcohol Denat. Disponible en: https://cosmeticsinfo.org/ingredient/alcohol-and-alcohol-denat-1
  10. S. A. Fox, S. S. Currie, A. J. Dalley, C. S. Farah. Transcriptome changes induced in vitro by alcohol-containing mouthwashes in normal and dysplastic oral keratinocytes. J Oral Pathol Med. 2018 May;47(5):511-518. doi: 10.1111/jop.12704. Epub 2018 Mar 22.
  11. Skin care composition with improved skin hydration capability. Disponible en: https://patents.google.com/patent/US6264963B1/en
  12. Draelos, Z. D. (2018). Review: The science behind skin care: Moisturizers. Journal of Cosmetic Dermatology, 17(2), 138–144. doi:10.1111/jocd.12490
  13. Final Report on the Safety Assessment of Cetearyl Alcohol, Cetyl Alcohol, lsostearyl Alcohol, Myristyl Alcohol, and Behenyl Alcohol. JOURNAL OF THE AMERICAN COLLEGE OF TOXICOLOGY. Volume 7, Number 3, 1988
  14. Annual Review of Cosmetic Ingredient Safety Assessments: 2005/2006. International Journal of Toxicology, 27(Suppl. 1):77—142, 2008.
  15. I. S. Ale and H. I. Maibach, “Irritant contact dermatitis.,” Rev. Environ. Health, vol. 29, no. 3, pp. 195–206, 2014.
  16. S. Gibbs, “In vitro irritation models and immune reactions.,” Skin Pharmacol. Physiol., vol. 22, no. 2, pp. 103–113, 2009.
  17. CT DERM. Carl R. Thornfeldt MD. Disponible en: http://ctdermpc.com/about-us/our-staff/carl-r-thornfeldt-md.html

Uno de los ingredientes más comunes en cosmética es el alcohol. Basta dar vuelta prácticamente cualquier frasco para encontrar Alcohol, Alcohol Denat o cualquiera de sus otras formas en la fórmula. Y esto no es en vano: mejora mucho la experiencia sensorial con el producto, además de ser astringente y antimicrobiano. Sin embargo, en TCL no lo incluimos en nuestras fórmulas y sugerimos evitarlo. Esto es debido a que ciertos alcoholes tienen elevado potencial de irritación y pueden actuar como alergenos de contacto, además de que su bioseguridad no está bien establecida.

En el post de hoy, todo para #SkintellectualsTCL sobre por qué evitar alcohol en cosmética, cómo identificarlo, ¡y cuáles son las excepciones!

¿CÓMO IDENTIFICARLO EN LA FÓRMULA?

Aparece en el INCI (la lista de ingredientes) como: Alcohol, Alcohol Denat, Isopropyl Alcohol, SD Alcohol o CD Alcohol.

LO BUENO: ¿POR QUÉ MUCHAS MARCAS LO INCLUYEN EN SUS FÓRMULAS?

Gracias a su volatilidad, el alcohol mejora la textura y la experiencia sensorial con los productos que lo contienen. Este es un dato que muchas marcas deciden no ignorar, dado que la elección de un cosmético a la hora de comprarlo muchas veces se basa más en su aroma o textura que en la eficacia, que suele verse más a largo plazo. En definitiva, a mejor textura más ventas, y eso explica (en parte) por qué es un ingrediente tan universal en cosmética.
Además, tiene otros beneficios: actúa como astringente, antimicrobiano y solvente1.

  • Astringente: Retira el sebo acumulado en la piel y da una sensación de piel “tirante” que quienes tienen piel grasa encuentran atractiva2.
  • Antimicrobiano: Crea un ambiente hostil para el crecimiento de microorganismos, previniendo la contaminación del producto. Es tan eficaz que los productos que lo contienen a una concentración mayor a 20% están eximidos de las pruebas de contaminación que se hacen a todo lote de cosméticos antes de salir del laboratorio3.
  • Solvente: Tiene la capacidad de disolver algunos activos del producto y permitir así su llegada a la piel4.

¿POR QUÉ EVITARLO?

Más allá de estos beneficios, sostenemos que el alcohol es un ingrediente a ser sustituido en cosmética. Y esto es porque, por un lado, puede irritar y dar dermatitis de contacto. Varios autores demostraron que debilita la barrera de la piel al remover lípidos y proteínas, al punto que aumenta la penetrancia de otras moléculas5. Pero, más allá de esto, lo más preocupante es que la bioseguridad de algunos tipos de alcohol y sus metabolitos no está bien establecida6.

Algunos datos:

  • El Isopropyl Alcohol es utilizado para preservar los productos por su poder antimicrobiano, pero la información sobre su bioseguridad es controversial. Un estudio realizado en 2011, por ejemplo, estableció que es frecuente que ocasione dermatitis de contacto7.
  • Alcohol Denat y SD Alcohol (por su sigla en inglés Specially Denatured) son términos genéricos para denominar a los alcoholes desnaturalizados, es decir, alcoholes que han sido modificados químicamente para saber mal, y que por ende no son bebibles8. Esto se hace para diferenciarlos de los alcoholes que se comercializan para ser utilizados en bebidas, que están sujetos a regulaciones e impuestos adicionales9. El CIR Expert Panel detalla algunos alcoholes desnaturalizados cuya bioseguridad está comprobada, pero indica que hay otros que no cuentan con información suficiente como para certificar su bioseguridad (faltando, por ejemplo, evidencia sobre su potencial carcinogénico y su genotoxicidad)6. El problema es que todos aparecen en la fórmula con el nombre genérico Alcohol Denat o SD Alcohol, por lo que se hace imposible saber cuál contiene el producto.
  • Si bien no se ha demostrado (ni descartado) en células de la piel, es alarmante el hecho de que en 2018 se comprobó que el alcohol presente en enjuagues bucales produce genotoxicidad (daño al ADN) con potencial carcinogénico en queratinocitos orales10.

LOS PERMITIDOS: ALCOHOLES QUE SÍ

¡Ojo! Por costumbre, el claim Alcohol-free en cosmética se refiere solo a los alcoholes mencionados más arriba. Parece confuso, pero la familia de alcoholes es muy grande y variada, y dentro de ella hay alcoholes beneficiosos para la piel que se dejan afuera del claim Alcohol-free. Estos alcoholes “buenos” pueden reconocerse en las fórmulas como: Cetyl Alcohol, Stearyl Alcohol, Cetearyl Alcohol, Isostearyl Alcohol, Myristyl Alcohol o Behenyl Alcohol.

Son alcoholes grasos o fatty alcohols, y se utilizan para mantener unido al componente lipídico y al acuoso en una emulsión (crema), y para aportar viscosidad al producto11. Además, hidratan y benefician a pieles secas (¡dejan la piel súper suave!). Particularmente, el Cetyl alcohol actúa como emoliente, previniendo resequedad12.

Son considerados seguros por el CIR Expert Panel y  por el International Journal of Toxicology13,14.

Vale aclarar que cuando un cosmético tiene alcohol en su fórmula, lo menos probable es que sea un alcohol graso (los alcoholes “malos” son mucho más frecuentes). Pero, cuando lo es, ¡bienvenido sea! ;)

MECANISMOS DE DAÑO DEL ALCOHOL

Inflamación

Cuando hablamos de que el alcohol puede actuar como alérgeno de contacto hablamos de que puede activar la respuesta inflamatoria, y esto es dañino para la piel.

La inflamación es la respuesta del cuerpo frente a cualquier cosa que interpreta como agresión. Su finalidad es que las células de la inmunidad (los linfocitos) lleguen de los vasos sanguíneos al sitio agredido. Esto se logra mediante dos etapas que causan que la piel se ponga roja, hinchada y caliente15,16:

  • Vasodilatación: Los vasos sanguíneos cercanos a la zona dañada se ensanchan para llevar más células de la inmunidad.
  • Extravasación: Las células que forman las paredes de los vasos sanguíneos se separan, dejando salir sangre (con células de la inmunidad) hacia los tejidos dañados.

Esto es útil si realmente nos cortamos la piel o tenemos una infección. Sin embargo, es importante saber que deja como saldo daño en las células de la piel y promueve el envejecimiento prematuro17: costos demasiado altos a pagar si el “agresor” es un ingrediente que se puede evitar.

Genotoxocidad

Si bien no se ha demostrado aún en células de la piel6, sí se ha demostrado in vitro (en estudios de laboratorio) que el alcohol presente en enjuagues bucales causa daño al ADN de queratinocitos de la mucosa oral de forma dosis-dependiente10. Se demostró además que algunas de estas alteraciones tienen potencial carcinogénico. Se le adjudicó también un efecto pro-inflamatorio.

En conclusión, falta evidencia sobre el tema y la que hay no es demasiado alentadora. Por eso, recomendamos optar por productos Alcohol-free siempre que sea posible.

¡Esperamos que haya sido útil! Estamos a disposición por cualquier consulta. ;)
The Chemist Look Team

  1. Special Chem. The material selection platform. Alcohol. Disponible en: https://cosmetics.specialchem.com/inci/alcohol
  2. Draelos ZD. Cosmeceuticals: What's real, what's not. Dermatol Clin. 2019 Jan;37(1):107-115.
  3. SCCS (Scientific Committee on Consumer Safety), SCCS Notes of Guidance for the Testing of Cosmetic Ingredients and their Safety Evaluation 9 th revision, 29 September 2015, SCCS/1564/15, revision of 25 April 2016.
  4. Cosmetics Info. Isopropyl Alcohol. Disponible en: https://cosmeticsinfo.org/ingredient/isopropyl-alcohol-0
  5. Lachenmeier DW. Safety evaluation of topical applications of ethanol on the skin and inside the oral cavity. J Occup Med Toxicol. 2008; 3: 26. Published online 2008 Nov 13. doi: 10.1186/1745-6673-3-26. 
  6. Final Report of the Safety Assessment of Alcohol Denat., Including SD Alcohol 3-A, SD Alcohol 30, SD Alcohol 39, SD Alcohol 39-B, SD Alcohol 39-C, SD Alcohol 40, SD Alcohol 40-B, and SD Alcohol 40-C, and the Denaturants, Quassin, Brucine Sulfate/Brucine, and Denatonium Benzoate. (2008). International Journal of Toxicology, 27(1_suppl), 1–43.doi:10.1080/10915810802032388 
  7. J. García-Gavín, R. Lissens, A. Timmermans, A. Goossens. (2011). Allergic contact dermatitis caused by isopropyl alcohol: a missed allergen? Contact Dermatitis, 65(2), 101–106.doi:10.1111/j.1600-0536.2011.01936.x
  8. US Food and Drug Administration. “Alcohol Free”. Disponible en: https://www.fda.gov/cosmetics/labeling/claims/ucm2005201.htm (FDA)
  9. Cosmetics Info. Alcohol and Alcohol Denat. Disponible en: https://cosmeticsinfo.org/ingredient/alcohol-and-alcohol-denat-1
  10. S. A. Fox, S. S. Currie, A. J. Dalley, C. S. Farah. Transcriptome changes induced in vitro by alcohol-containing mouthwashes in normal and dysplastic oral keratinocytes. J Oral Pathol Med. 2018 May;47(5):511-518. doi: 10.1111/jop.12704. Epub 2018 Mar 22.
  11. Skin care composition with improved skin hydration capability. Disponible en: https://patents.google.com/patent/US6264963B1/en
  12. Draelos, Z. D. (2018). Review: The science behind skin care: Moisturizers. Journal of Cosmetic Dermatology, 17(2), 138–144. doi:10.1111/jocd.12490
  13. Final Report on the Safety Assessment of Cetearyl Alcohol, Cetyl Alcohol, lsostearyl Alcohol, Myristyl Alcohol, and Behenyl Alcohol. JOURNAL OF THE AMERICAN COLLEGE OF TOXICOLOGY. Volume 7, Number 3, 1988
  14. Annual Review of Cosmetic Ingredient Safety Assessments: 2005/2006. International Journal of Toxicology, 27(Suppl. 1):77—142, 2008.
  15. I. S. Ale and H. I. Maibach, “Irritant contact dermatitis.,” Rev. Environ. Health, vol. 29, no. 3, pp. 195–206, 2014.
  16. S. Gibbs, “In vitro irritation models and immune reactions.,” Skin Pharmacol. Physiol., vol. 22, no. 2, pp. 103–113, 2009.
  17. CT DERM. Carl R. Thornfeldt MD. Disponible en: http://ctdermpc.com/about-us/our-staff/carl-r-thornfeldt-md.html

Comentarios