SILICONAS: ¿LAS MALAS DE LA PELÍCULA?

Posts | 0 Comentarios

En cosmética – como en todas las áreas, supongo- hay cosas que tienen mala fama sin merecerla y otras que pasan desapercibidas, cuando deberíamos ser un poco más suspicaces. En términos de ingredientes, yo siempre elijo evitar 100% el alcohol, la fragancia (natural y sintética) y los aceites esenciales. Estos últimos son un claro ejemplo de esos activos con buena fama (especialmente ahora con la moda “natural”) que se sabe, sin lugar a discusión, que generan problemas en la piel.

En The Chemist Look no nos basamos en la fama de los ingredientes para decidir si incluirlos o no en nuestros productos. No atendemos al marketing ni a la sensación térmica que rodea a un activo, sino a la evidencia científica que hay detrás. Elegimos usar los que tienen sólido respaldo a favor y excluir los que no tienen eficacia comprobada o los que tienen riesgos que superan sus beneficios.

Sin duda este no es el camino más fácil, ya que a veces uno termina eligiendo un activo que no goza de la mayor simpatía del público y teniendo que dar largas explicaciones como la que se viene. 😉 De cualquier manera, preferimos este camino. Más allá de que estamos haciendo cosméticos y no cambiando el mundo, nos parece importante y es un gusto para nosotras formular de forma honesta y responsable, y explicar con transparencia las decisiones que hay detrás de los productos que ustedes consumen. 🙂

Todo esto viene porque el lanzamiento del nuevo producto BIO-LIFTER ha traído preguntas (súper válidas) sobre el uso de siliconas en cosmética. Va información cortita y al pie.

¿Qué son?

Las siliconas son una familia de ingredientes sintéticos. Lo que las caracteriza es que son polímeros compuestos por unidades de siloxano (átomos de silicio alternados con átomos de oxígeno). (1)

Hay muchísimas siliconas, todas ellas variaciones de esta base en común. Las más usadas en skincare son:

  • Cyclopentasiloxane
  • Dimethicone

¿Por qué se usan en cosmética y qué beneficios tienen?

En 2003 ya se estimaba que un 50% de los productos para la piel contenían al menos una silicona (2) y la tendencia viene en aumento. Se eligen porque tienen beneficios y funciones para nada despreciables:

  • Actúan como vehículo de otros activos (1,3,4,5)
  • Hidratan (1,7)
  • Protegen (6)
  • Son emolientes: suavizan y dejan la piel súper tersa (7)
  • Mejoran el aspecto sensorial de los productos (los vuelven sedosos, con una textura divina y fácil de esparcir) (2, 9)
  • No son comedogénicas (7)

Además, las siliconas tienen una alta adherencia por la piel, evitando que los productos que las contienen se corran a los pocos minutos. Esto las vuelve de preferencia cuando se busca que un activo permanezca en contacto con la piel el tiempo suficiente para beneficiarla (1). Un estudio demostró, por ejemplo, que un fármaco (Ketoprofeno) era detectable en la piel a las 6 horas de aplicado cuando se formulaba junto a siliconas, comparado con 40 minutos en una fórmula sin siliconas. (9)

¿Son seguras?

Su seguridad para uso en cosmética está validada por el CIR Expert Panel (Cosmetic Ingredients Review Expert Panel)(10).

¿Cómo funcionan?

Forman una “red” sobre la piel que disminuye la pérdida de agua trans-epidérmica (a través de la piel), mejorando hidratación. Esto es lo que dio origen al falso concepto de que las siliconas no dejan “respirar” a la piel y que no es recomendable usarlas a diario. No hay un solo estudio que sustente estas ideas. Por el contrario, se ha demostrado que son permeables al vapor de agua (7), dejando “respirar” a la piel por la distancia que mantienen las moléculas entre sí. Suelen indicarse incluso parches con siliconas para proteger y cuidar heridas recientes (11).

En resumen…

Son lo más. La sedosidad que le dan a los productos y a la piel es incomparable con la de otros ingredientes. No hay cosmético lindo “moderno” que no las tenga. De hecho, creo que no existirían los primers ni las BB o CC Creams si no estuvieran las siliconas a disposición.

Además, permiten hidratar y proteger a la piel al mismo tiempo que hacen delivery de activos de forma rápida y efectiva. Dejan que el rostro “respire” y tienen un bajo potencial comedogénico.

Lograr un producto que hidrate, proteja la piel y la deje homogénea tipo un canvas en blanco es mucho más fácil hoy en día gracias a ellas. En The Chemist Look creemos en la evidencia científica y estamos convencidas de que sobran las razones para incluir a las siliconas en algunos de los productos de nuestra línea. 😉

Esperamos haber sido útiles y ¡estamos a las órdenes para consultas sobre este o cualquier ingrediente o producto!

The Chemist Look Team

REFERENCIAS

  1. Recent developments in silicones for topical and transdermal drug delivery. Ther Deliv [Internet]. 2015 Jul 1;6(7):827–39. Available from: https://doi.org/10.4155/tde.15.39
  2. Sene C. Silicone excipients for aesthetically superior and substantive topical pharmaceutical formulations. PharmaChem 2, 17–20 (2003).CAS
  3. Forbes CJ, Lowry D, Geer L et al. Non-aqueous silicone elastomer gels as a vaginal microbicide delivery system for the HIV-1 entry inhibitor maraviroc. J. Control. Release 156, 161–169 (2011).CrossRefMedlineCAS
  4. Forbes CJ, Mccoy CF, Murphy DJ et al.Modified silicone elastomer vaginal gels for sustained release of antiretroviral HIV microbicides. J. Pharm. Sci. 103, 1422–1432 (2014).CrossRefMedlineCAS
  5. Aliyar H, Huber R, Loubert G, Schalau G. Efficient ibuprofen delivery from anhydrous semisolid formulation based on a novel cross-linked silicone polymer Network: an in vitro and in vivo study. J. Pharm. Sci. 103, 2005–2011 (2014).CrossRefMedlineCAS
  6. US FDA. Skin protectant drug products for over-the-counter human use; reduced labeling; technical amendment. Fed. Regist. 73, 6014–6017 (2008).
  7. Draelos ZD. Active agents in common skin care products. Plast Reconstr Surg. 2010 Feb;125(2):719–24.
  8. Schalau G, Ulman K. Silicone excipients in drug development.www.contractpharma.com/issues/2009-06/view_features/silicone-excipients-in-drug-development/.
  9. Sene CN, Neun D, Tan-Sien-Hee L, Ulman K. Silicones as excipients for topical formulations(2002).https://www.dowcorning.com/content/publishedlit/52-1034-01.pdf.
  10. Nair B. Final report on the safety assessment of stearoxy dimethicone, dimethicone, methicone, amino bispropyl dimethicone, aminopropyl dimethicone, amodimethicone, amodimethicone hydroxystearate, behenoxy dimethicone, C24-28 alkyl methicone, C30-45 alkyl methicone, C30-45 alkyl dimethicone, cetearyl methicone, cetyl dimethicone, dimethoxysilyl ethylenediaminopropyl dimethicone, hexyl methicone, hydroxypropyldimethicone, stearamidopropyl dimethicone, stearyl dimethicone, stearyl methicone, and vinyldimethicone. Int J Toxicol. 2003;22 Suppl 2:11–35.
  11. Dreifke MB, Jayasuriya AA, Jayasuriya AC. Current wound healing procedures and potential care. Mater Sci Eng C Mater Biol Appl. 2015 Mar;48:651–62.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Tienda

oferta del mes