¡Llegó el día! Se hizo esperar, pero por fin volvió el Booster a base de Retinol. Puede que para algunos sea un producto nuevo, y otros quizás ya lo conocían y saben que estaba agotado hace tiempo. Dejamos de producir la fórmula anterior para perfeccionarla y ver la forma de disminuir su potencial de irritación (los que han usado retinoides saben que a veces pelan e irritan). Nos pareció necesario porque la concentración de Retinol que usamos es particularmente alta y queríamos dar con una fórmula que permitiera usar este increíble activo antiage de la manera menos irritante posible.

Una de las formas sabidas y eficaces de bajar el potencial de irritación del Retinol es vehiculizarlo en un aceite (literal disolverlo en 100% aceite y usarlo tal cual). Habíamos considerado esta opción al formular nuestro primer Retinol, pero no nos convenció usar una base muy oleosa en un producto que muchas veces se recomienda para el acné (además de su acción antiage). Repensando el Booster, tuvimos un momento de inspiración: formularlo en 100% Escualano puro.

Siempre hablábamos maravillas de este ingrediente en el blog. Es un lípido de la piel que se usa mucho en cosmética como ingrediente antiage y reparador, y hasta se vende como un producto por sí mismo. Disminuye el potencial de irritación del Retinol (como todo lípido), pero su textura es única: cero aceitosa y se absorbe enseguida. Se ha ganado el apodo “oiless oil” (aceite que no es aceite) en el mundo cosmético.

Demoramos un poco el re-lanzamiento, ya que el Escualano no se consigue en Uruguay y nos encargamos de elegir el mejor y lo importamos. Siempre habíamos tenido ganas de usarlo, y nos pareció una oportunidad increíble disolver al Retinol en 100% Escualano puro. Además de hidratar y reparar, añade al Booster sus propiedades antioxidantes que protegen del daño provocado por el sol. ¡Son algo así como una combinación perfecta! 😉

 

CONOCÉ MÁS SOBRE EL NUEVO BOOSTER RETIN-E ACÁ

SHOP BOOSTER RETIN-E ACÁ 

PREGUNTAS FRECUENTES