Del 3 al 7 de Setiembre 10% off con Tarjetas de Crédito de OCA. Tope de descuento $2.500.

¿Qué respalda a nuestros productos y cómo los testeamos?

Sep 7, 2018 | Posts | 0 Comentarios

En cosmética no existe tanta regulación como existe en la industria farmacéutica. Esto lleva a que muchas veces la calidad de los productos y su respaldo dependan de los valores y el criterio de quien los formula y comercializa.

Además, siempre hemos hablado de este tema: la FDA no regula muchos términos como “hipoalergénico”, “dermatológicamente testeado” o “cruelty free”. Debido a esto, es difícil saber qué hay realmente detrás de un cosmético que promete dichas cosas. Para ser claros, un producto puede decir ser hipoalergénico y tener pruebas muy respetables que respalden este claim, o puede haber sido testeado en condiciones cero estandarizadas y poco rigurosas.

Por eso, en TCL nunca nos adheríamos a estos términos y nos concentrábamos en que nuestros productos hablaran por sí mismos. Sin embargo, nuestra expansión desde Uruguay hacia LATAM nos llevó a realizar varios estudios (para cumplir con las regulaciones de cada país) que terminaron por dejarnos más que satisfechos y casi queriendo salir a gritar a los cuatro vientos muchos de los claims que siempre evitábamos usar. 😉

¿Qué se testea en un cosmético?

Para resumirlo en una palabra: lo que se testea es la seguridad. Se busca garantizar que el producto no irrite, no cause inflamación y no perjudique la barrera de la piel. Hay dos formas de testear esto: en animales y en personas. Vale aclarar que los costos de una y otra opción no tienen punto de comparación. Testear en animales es mucho más rápido y económico que hacerlo en personas. Sin embargo, la sola idea de hacerlo nos descompone. Para nosotros, testear en animales nunca debió ni siquiera ser una opción. Por eso, hacemos todas las evaluaciones de nuestros productos en personas.

¿Qué pruebas realizamos?

Evaluamos varios parámetros de la piel de los voluntarios antes de aplicar los productos y después:

  • pH
  • Eritema cutáneo (rojez)
  • Pérdida de agua transepidérmica (es decir, disrupción de la barrera de la piel)
  • Imágenes videomicroscópicas de la zona del parche (de la zona en la que se probará el producto)

Las pruebas clínicas que realizamos están enmarcadas en protocolos de investigación y son llevadas a cabo, verificadas y firmadas por un Dermatólogo. Las mismas son:

  • Patch Test Epicutáneo abierto y cerrado con aplicaciones reiteradas en el antebrazo: Implica la aplicación del producto y la posterior oclusión de la zona con un parche, repitiendo esto a diario por una semana y luego evaluando la zona.
  • Test de uso en el cuello: Busca evaluar los efectos del uso más “normal” del producto, e implica el análisis de la piel del cuello luego de uso diario del producto por una semana.

¿Quiénes prueban nuestros productos?

Los tests que mencionamos son llevados a cabo por una compañía que contrata personas que deciden probar este tipo de productos a cambio de remuneración. Es decir, probar la seguridad de cosméticos es un trabajo. Previo a las pruebas, los voluntarios firman un consentimiento informado que detalla todo sobre el producto y las pruebas a realizar.

En el caso de nuestros estudios, se seleccionaron voluntarios de entre 24 y 61 años que fueran usuarios frecuentes de cosméticos. Fue necesario excluir a quienes tuvieran condiciones inflamatorias de la piel y a quienes estuviesen tomando algún antiinflamatorio, entre otros criterios de exclusión.

Claims

Estos estudios y la forma en la que los realizamos hacen que nos sintamos cómodos garantizando que nuestros productos:

  • Están clínica y dermatológicamente testeados
  • Son cruelty free

Esperamos que la información haya sido útil y, cualquier consulta, ¡estamos a las órdenes!

The Chemist Look

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Carousel productos

DEVOLUCIÓN: Tenemos una política de devolución sin precedentes. ¿No te gustó nuestro producto? Siempre lo podés devolver y recuperar tu dinero dentro de las dos semanas posteriores a tu compra. Descartar