APRENDÉ MÁS DE TU PRODUCTO: TÓNICOS EXFOLIANTES SA, GA Y MA

Cuando pensamos en exfoliación, lo primero que suele venir a la mente son los productos de tipo scrub (con pelotitas). Estos exfolian a fuerza de raspado y no deberían utilizarse a diario. Producen una descamación inhomogénea y bastante agresiva, que depende de cuánto uno masajee el producto. Son útiles, pero a la par de usar una toalla suave post baño o aparatos de limpieza como el Clarisonic®. Actúan exclusivamente sobre la Epidermis (capa más superficial de la piel), no teniendo efecto alguno sobre las capas más profundas.

Existen otros exfoliantes que son los que elegimos en TCL: los químicos. Son hidroxiácidos, de los que hay varios tipos. Los más relevantes en cosmética son los alfa-hidroxiácidos (AHA) y los beta-hidroxiácidos (BHA). Se diferencian de los exfoliantes físicos en que no solo ayudan a acelerar la descamación natural de la piel, sino que tienen funciones adicionales.

  • Alpha-hidroxiácidos o AHA (Ácido Glicólico y Ácido Mandélico): Actúan sobre la Epidermis y sobre la Dermis (siguiente capa de la piel), optimizando su funcionamiento1. Tienen tantos beneficios que han desplazado a los exfoliantes físicos, y se dice que han transformado el skincare desde que irrumpieron en la dermatología y la cosmética2.
    • ¿Qué hacen sobre la Epidermis? Actúan debilitando los desmosomas (las uniones entre las células más superficiales de la piel), acelerando el proceso de descamación natural2. Es decir, son queratolíticos. Esta es la función que tienen en común con los exfoliantes clásicos, pero la hacen de forma más controlada y homogénea: se puede regular la intensidad de la descamación eligiendo la concentración a la que se formula el ácido.
    • ¿Qué hacen sobre la Dermis? Optimizan su función y su composición, al punto que se ganaron el apodo de “normalizadores de la piel” por parte de algunos autores1. Estimulan la producción de colágeno, elastina y Ácido Hialurónico, lo que les da una acción antiage y la capacidad de mejorar textura y cicatrices.
  • Beta-hidroxiácidos o BHA (Ácido Salicílico): Además de exfoliar, el SA es lipofílico, por lo que ayuda a destapar y refinar poros3, volviéndolos menos visibles. Además, ayuda a prevenir puntos negros y acné4.

No en vano estos ácidos se están usando cada vez más en cosmética y se han vuelto un paso casi obligado de la rutina. 😉

Respecto a estos ácidos, hay dos opciones: pueden formularse a concentraciones altas que pelan de forma visible (como es el caso de los peelings) o a concentraciones aptas para uso diario sin enjuague. Esto último es lo que hacemos en TCL: formulamos productos a base de los tres principales ácidos exfoliantes a concentraciones ideales para usar todas las noches.

¿CÓMO FUNCIONAN NUESTROS EXFOLIANTES?

Vamos a los detalles. La piel tiene una organización compleja y se va renovando cada aprox. 28 días de abajo hacia arriba5. Es decir, las células van migrando hacia la superficie hasta desprenderse. La capa superior de la piel se llama Epidermis. Esta tiene diferentes zonas, entre las que se distribuyen las células llamadas queratinocitos. Estos queratinocitos comienzan su proceso de diferenciación desde la capa inferior de la Epidermis (Stratum Basale) hasta llegar a la capa más superficial (Stratum Corneum). Al llegar a esta última capa, las células reciben el nombre de corneocitos y tienen características especiales que les permiten ser prácticamente las células más rudas del cuerpo. Están muertas, queratinizadas y totalmente deshidratadas5. De esta forma, constituyen una barrera súper compacta, sólida y resistente que le permite a la piel protegerse de los agresores externos que no son pocos (rayos UV, polución, agentes irritantes y estresores mecánicos).

El proceso normal de exfoliación ocurre naturalmente a medida que los queratinocitos van subiendo desde la Stratum Basale hasta la Stratum Corneum, diferenciándose en corneocitos y, finalmente, desprendiéndose. La exfoliación química no solo remueve las células muertas más superficiales, sino que además mejora el ciclo de renovación epidérmico en su totalidad4.

ADEMÁS DE EXFOLIAR, ¿QUÉ MÁS HACE CADA ÁCIDO?

SA:

El SA clásicamente se describe dentro de la familia de los beta-hidroxiácidos (BHA), pero varios autores lo clasifican como aromático1,2. A pesar de los desacuerdos sobre su clasificación, no hay dudas sobre su función. Tiene varios beneficios para la piel que hacen que sea un hidroxiácido milenario en cosmética:

  • Además de exfoliar, es lipofílico. Esto quiere decir que es soluble en grasa, lo que resulta en una importante función: limpia los poros y ayuda a remover el tapón que a veces se forma, previniendo acné y mejorando poros dilatados y puntos negros4.
  • Por la misma razón, mejora pieles grasas2 (aunque el experto en esto es el Booster VIT-B3/ZN – encontralos juntos con descuento en el Kit SAB).
  • Como derivado de la Aspirina (ácido acetil salicílico), el SA es antiinflamatorio. Además, tiene acción bactericida6. Esto es súper útil para tratar acné, por el componente inflamatorio que este tiene en respuesta a la infección por la bacteria P. acnes7(leé más sobre acné ACÁ). Además, hay casos en los que mejora rojeces y es el exfoliante más indicado para pieles con rosácea (en tema rosácea, los expertos son el Booster VIT-B3/ZN y la Solución Rosácea).

GA:

El Ácido Glicólico es un alfa-hidroxiácido (AHA)1 que se usa ampliamente en cosmética. Está súper estudiado y sus beneficios en la piel son bien conocidos. Es uno de esos productos que, cuando te funciona, a la semana ya ves una diferencia notoria.

Antiage

Este es EL exfoliante antiage. Actúa estimulando el recambio epitelial y favoreciendo un ritmo de regeneración similar al de una fisiología joven, aumentando el espesor de la piel. Reduce notoriamente las líneas de expresión y las arrugas finas, ya que estimula a los fibroblastos, responsables de la síntesis de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos (como Ácido Hialurónico)2. Al aumentar las concentraciones de Hialurónico, aumenta también la hidratación de la piel. Esta no es una función para nada menor: se ha demostrado que incrementos en los niveles de Ácido Hialurónico, incluso sutiles, tienen un gran impacto en la textura, la apariencia y la función de barrera de la piel2.

Luminosidad

El GA da una luz a la piel que no pasa desapercibida. Los que la conocemos adivinamos quién usa Glicólico y quién no. 😉

Unifica el tono de la piel y da un aspecto luminoso gracias a su gran poder exfoliante2.

Textura y cicatrices

Este es también EL exfoliante para mejorar cicatrices y textura. En cuanto a esto se trata, los papers son concluyentes: para cicatrices funcionan el GA y los retinoides8,9 (conocé el Kit que combina GA+retinoides ACÁ). Esto es gracias a que reorganizan la composición de la dermis, mejorando en cantidad y calidad las fibras de colágeno y elastina. Esto, combinado con el alto poder exfoliante del GA, resulta en un recambio de la piel por una más uniforme8.

Antiacné

Está demostrado que el Ácido Glicólico tiene propiedades antiinflamatorias y, además, tiene una acción antibacterial contra la bacteria P.acnes (responsable de las lesiones inflamatorias del acné)4. Esto, sumado a que exfolia desobstruyendo los poros4 (paso clave en la fisiopatología del acné – leé más ACÁ), lo vuelve un muy buen primer paso de una rutina antiacné. 😉

MA:

Ideal para pieles sensibles

El MA corresponde a la misma familia de hidroxiácidos que el GA: la de los AHA. Tienen muchas cosas en común, pero algunas diferencias. Una de ellas es el tamaño. El MA es mucho más grande que el GA, lo que hace que se absorba más lento, que su acción sea más paulatina y que, por ende, sea más suave para la piel3. Esto lo vuelve ideal para pieles sensibles10, lo que es súper conveniente porque ya saben lo difícil que es encontrar un exfoliante indicado en estos casos.

Antiacné

El MA tiene una acción dual sobre el acné: es exfoliante y antibacterial. De hecho, tiene una estructura muy similar a la de otros antibióticos10. La colonización de la unidad pilosebácea por la bacteria P. acnés tiene un rol central en la génesis del acné, y por eso el MA (que además está suplementado con prebióticos) es ideal para mantenerlo a raya. Conocé más sobre la fisiopatología del acné ACÁ.

Anti manchas

El MA ha demostrado mejorar manchas desde melasma hasta otros tipos de hiperpigmentación como la postinflamatoria (que puede aparecer luego de peelings o de tratamiento con tretinoína o hidroquinona). De hecho, se ha comprobado su eficacia incluso en pacientes cuyas manchas no mejoraban con otros despigmentantes. Eso sí, ¡hay que tener paciencia! Combatir una mancha y lograr retirarla puede tardar hasta 6 meses (si bien las mejorías ya se notan en el primer mes). Algo a tener en cuenta es que, aunque parezca que es al revés, cuanto más oscura es la mancha que querés combatir, más rápido notarás un efecto. Las manchas más tenues tardan más tiempo en esfumarse, lo que no quiere decir que el producto no esté funcionando10.

Muchos tratamientos antimanchas tienen el riesgo de causar hiperpigmentación postinflamatoria, sobre todo en pieles oscuras (las que se mancharon después de un peeling lo saben bien). El MA es EL producto para las que quieren usar un ácido pero tienen piel oscura y tienen miedo de mancharse. Los estudios destacan su seguridad para estos casos como un gran diferencial de este ácido10.

Reparador de daño y textura / Antiage

Estudios mostraron que el MA mejora líneas y textura a la par que el GA (los que lo probaron saben el efecto antiage que tiene). El MA está a su altura, aumentando la concentración de colágeno, elastina, Ácido Hialurónico y otros GAGs10 (los principales componentes estructurales de la piel). No hay dos versiones sobre esto: todos los estudios demuestran el efecto que tienen tanto este ácido como el GA mejorando líneas y arrugas4.

Un plus

Nuestro tónico exfoliante a base de Ácido Mandélico no contiene solo este ácido al 8%.

  • Además, tiene Gluconolactona: otro hidroxiácido pero del grupo de los PHA, que tiene funciones hidratantes (humectantes y emolientes), antioxidantes y antiage1. Los PHA están siendo cada vez más valorados en cosmética, y sus funciones se complementaban muy bien con las del MA como para no agregarlo. 😉
  • Por último, le agregamos Prebióticos. Son de lo último que se está formulando en cosmética, y constituyen un combo de nutrientes que favorecen a nuestra flora bacteriana. Simplificando, en nuestra piel viven bacterias que no nos perjudican sino todo lo contrario: nos protegen de los daños que pueden ocasionar otras bacterias. Tener a nuestra flora normal en “buen estado” es algo protector para la piel. Además, está demostrado que el uso de Prebióticos en cosmética ayuda a mantener a raya a la bacteria P.acnes, responsable del acné11. Leé más sobre ellos ACÁ.

¿QUÉ TIENEN DE ESPECIAL LOS EXFOLIANTES DE THE CHEMIST LOOK

Como son productos que no se enjuagan, aprovechamos y les agregamos una buena dosis de antioxidantes y anti-irritantes que benefician a la piel. De este modo, logramos unificar pasos en un solo producto: serían como un exfoliante diario + tónico + serum preventivo. 😉

Ideal para los que andamos a las corridas y queremos ahorrar pasos de la rutina.

¿PARA QUIÉN SE RECOMIENDAN?

Todos deberíamos usar un exfoliante diario. Normalizan el funcionamiento de la piel y revelan un aspecto luminoso y más sano, además de los beneficios que aporta cada ácido en particular.

¿CUÁL ELEGIR?

  • Si buscás refinar poros y prevenir o tratar puntos negros, el SA es para vos. También es el ideal si tenés piel grasa.
  • Si buscás sumar luminosidad o mejorar textura (incluso si tenés cicatrices de acné), el GA es para vos.
  • Si buscás un exfoliante con acción antiage, podés usar tanto el GA como el MA. Si, además de arrugas, querés mejorar acné o tenés piel sensible, probá con el MA. Si solo buscas el exfoliante ideal para una rutina antiage y no tenés piel sensible ni acné, podés probar con el GA que deja la piel radiante.
  • Si buscás combatir acné o mejorar manchas, te recomendamos probar el MA.
  • Si tenés piel sensible y querés probar un exfoliante (pero siempre temiste que tu piel no fuera a reaccionar bien), dale una oportunidad al MA, que es el más indicado para este tipo de piel.

TIPS:

  • Podés combinar más de un ácido sin problema. Si querés usar el SA y alguno de los otros dos, podés usar ambos todas las noches. Si querés combinar el GA con el MA, lo mejor es alternar una noche cada uno.
  • Si ya usás el SA o el GA, te súper funcionan y querés darles un boost, podés usar 6 días a la semana el exfoliante diario y una vez a la semana el semanal (el doble de concentrado). Conocé al GA semanal ACÁ y al SA semanal ACÁ.
  1. Green BA, Van Scott EJ, Yu RJ. Clinical uses of hydroxyacid. En: Draelos ZD, editora. Cosmetic Dermatology: Products and Procedures. UK: Blackwell Publishing; 2010. p. 327-334.
  2. Kornhauser A, Coelho SG, Hearing VJ. Applications oh hydroxy acids: classification, mechanisms, and photoactivity. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2010;24 (3):135-42.
  3. Vijay KG, Surabhu S, Rashmi S. Glycolic Acid Peels Versus Salicylic-Mandelic Acid Peels in Active Acne Vulgaris and Post-Acne Scarring and Hyperpigmentation: A Comparative Study. Dermatol Surg. 2009; 35:59-65.
  4. Georgios K, Eftuchia P. Chemicals Peels in Active Acne and Scars. Clinics in Dermatology. 2016: 1-10.
  5. Irwin MF, Arthur ZE, Klauss W, Frank A, Lowell AG, Stephen K. Fitzpatrick’s Dermatology In General Medicine. Volumen 2. 6th Ed. Hardcover: 2003.
  6. Davies MA. An in vivo confocal Raman spectroscopic investigation of salicylic acid penetration: Variation with formulation parameters. J Cosmetic Sci. 2017; 68(1): 55-58.
  7. Bhat YJ, Latief I, Hassan I. Update on etiopathogenesis and treatment of Acne. Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2017; 83(3): 298-306.
  8. Al-Himdani S1, Ud-Din S, Gilmore S, Bayat A. Striae distensae: a comprehensive review and evidence-based evaluation of prophylaxis and treatment.Br J Dermatol. 2014. 170(3): 527-547.
  9. Kang S, Kim KJ, Griffiths CE, Wong TY, Talwar HS, Fisher GJ. Topical tretinoin (retinoic acid) improves early stretch marks. Arch. Dermatol. 1996 vol. 132(5):519–526.
  10. Mark BT. Summery of Mandelic Acid for the Improvement of Skin Conditions. Cosmetic Dermatology. 1999; 26-28.
  11. Ghazzewi AI, Tester RF. Impact of prebiotics and probiotics on skin health. Beneficial Microbes. 2014; 5(2): 99-107