Lo bueno siempre puede ser mejor: ¡reformulamos el Booster VIT-C/FE!

Novedades | 0 Comentarios

Ser una empresa pequeña te permite un dinamismo que no es posible en una empresa grande. Si hay algo que diferencia a The Chemist Look del mundo de la cosmética convencional, es que las dimensiones de nuestra organización nos permiten desarrollar nuevas fórmulas con gran agilidad, acompañando de inmediato los avances de la ciencia. En otras palabras: sale un nuevo activo, decidimos usarlo y se acabó el tema. El proceso de desarrollo y la toma de decisiones son rápidos y no se ven entorpecidos por burocracia ni largos procesos. No tengo dudas de que The Chemist Look tiene la capacidad de ofrecer productos innovadores a nivel internacional.

De todas formas, entrar en el juego de la innovación constante puede volverse un poco pesadilla. Cuando creemos que tenemos el mejor producto disponible, con todo lo que eso conlleva (horas de desarrollo, importación de materia prima, etiquetas, etc.), aparece algo nuevo y, con la novedad, la ansiedad de poder tenerlo y desarrollar la próxima bomba para la piel.

En estos casos, lo normal -si querés invertir para estar a la vanguardia de la ciencia cosmética- es desarrollar un nuevo producto y sumarlo a la colección de la marca. Esta forma de encarar el desarrollo de productos me parece genial, y es como suele funcionar la industria, pero ¿qué pasa cuando ese nuevo activo podría formularse perfectamente en uno de los productos ya existentes de tu línea? Es decir, ¿qué pasa si en vez de sumar más productos, mejorás y potenciás uno que ya tenés? Parece algo obvio, pero no es lo que ocurre habitualmente.

La “reflexión” surge porque hace poco me crucé con un activo nuevo, que el año pasado ganó el primer premio en una feria de innovación de ingredientes cosméticos. Me despertó interés porque actúa combatiendo los efectos del stress en la piel, que la van deteriorando. De origen 100% vegetal, este activo tiene un mecanismo de acción innovador y un potente efecto preventivo. Disminuye la producción local de cortisol (la hormona del stress) e incrementa los recursos antioxidantes de la piel. Últimamente las marcas están usando el claim “detox” para todo, muchas veces sin fundamento -o solo por tratarse de un producto supuestamente más natural-. Este es un caso en el que me siento cómoda diciéndolo: este ingrediente es realmente detox. Su efecto incrementa los recursos de detoxificación de la piel, y mejora luminosidad (combatiendo el aspecto cansado). Se une de este modo al grupo de activos preventivos y protectores de la piel.

Mi obsesión por desarrollar siempre lo más efectivo me llevó a comprarlo y poner manos a la obra.

Perfectamente, y siguiendo la lógica que comentaba más arriba, podría haber sacado un nuevo Booster “anti-stress” o “skin-detox”. Pero me pareció mucho mejor re-formular junto a este activo un producto ya existente: el Booster VIT-C/FE.

Los motivos fueron 2:

  1. Combinar al nuevo activo con la fórmula del Booster VIT-C/FE forma una sinergia preventiva que es una bomba anti daño de la piel. No tenía sentido formularlos separados: ¡se complementan y potencian demasiado bien!
  2. Quiero simplificar la rutina lo más posible. The Chemist Look siempre va a estar lanzando productos nuevos porque no hay otra opción siendo una empresa que acompaña los desarrollos de la ciencia. Eso no quiere decir que vayamos a sacar uno nuevo por cada activo que queramos incluir. Siempre digo que la razón por la que hay tanto Booster es que los ingredientes funcionan mejor en su ambiente químico propio y cuidadosamente diseñado. Pero hay algunos casos en que los activos pueden combinarse sin perder efectividad. Es en esas oportunidades en las que podemos elegir mejorar un producto ya existente, manteniendo y potenciando su eficacia gracias a la incorporación de ingredientes sinérgicos. Es como hacer un 2 en 1, y es lo que decidí hacer con el Booster Vit-C/FE y el nuevo activo anti-stress. 😉

Obviamente el costo de producción del producto es mayor. Le estamos agregando un activo nuevo, caro y que no está disponible en Uruguay. Pero decidí que vamos a mantener el precio del Booster igual. Primero, porque ya sé que no es barato para ser un producto que dura poco tiempo y que, quienes lo usan, deben reponer con frecuencia. Segundo, porque estamos logrando crecer sin una gran inversión en publicidad (¡gracias a su apoyo!) y vamos a permitirnos asumir nosotras el aumento del costo de producción del Booster reformulado. En otras palabras, invita la casa. 😉

Aprovecho para agradecerles el apoyo constante ante cada lanzamiento de este pequeño monstruo que es The Chemist Look. 😉 Espero poder seguir lanzando productos que les gusten a ustedes tanto como a mí y continuar a la altura de lo genios que son los clientes de TCL.

Flo

SHOP

Trackbacks/Pingbacks

  1. Un agresor silencioso para la piel - The Chemist Look - […] controlar el stress, pero ahora sí podemos proteger a la piel. Enterate más en el post de ayer ACÁ.…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Tienda

oferta del mes

Carousel productos