¿Por qué es tan importante hidratar la piel? Porque no hay piel linda si no está bien hidratada. La piel sana es suave, no tiene lesiones, no produce ningún tipo de molestias y los poros son apenas visibles. Por el contrario, la piel seca se presenta agrietada, delicada, enrojecida, con ardor y puede doler.

Hoy en día que hay tanto tratamiento, serums, boosters y productos “especiales”, parecería que la hidratante es un básico con poca ciencia. Pero ha evolucionado mucho a medida que conocemos más sobre la fisiología y funcionamiento de la piel.

A mí me gusta clasificarlas en tres tipos o “generaciones” de acuerdo al tipo de formulación:

  • Oclusivas
  • Humectantes
  • Reparadoras

Primera Generación:

Son las que conocemos como hidratantes oclusivas. Son las más antiguas y “básicas” del mercado. Se las denomina así porque son a base de emolientes que crean un film (barrera física) arriba de la piel y evitan que pierda su agua natural.

Algunos ingredientes que actúan con éste mecanismo son el petrolato, aceite mineral y el clásico aceite de oliva. Todos productos milenarios, pero vigentes en cuanto a hidratación.

 

 

Me gusta esta forma de hidratar la piel más que nada para casos puntuales, como sequedad severa, dermatitis atópica o de contacto y xerosis. Para uso diario ya no tanto: este tipo de ingredientes no son muy agradables sensorialmente, suelen ser un enchastre y en algunos casos, comedogénicos.

TIP: De vez en cuando, podés utilizar este tipo de ingredientes como un tratamiento nocturno, idealmente en invierno. Pueden leer más sobre esto acá: Petroleum Jelly: El ingrediente cero glamour, pero súper efectivo

Segunda Generación:

Éstas son las que conocemos como humectantes. Muchas veces se usan los términos “hidratante” y “humectante” indistintamente, pero son dos conceptos diferentes.

Hidratación es todo lo que reestablece el grado de humedad normal de la piel, mientras que la humectación es una forma de hidratar que se logra al atraer moléculas de agua del ambiente y/o de las capas inferiores de la piel hacia la capa más superior, hidratándola y suavizándola.

Los humectantes más comunes incluyen la glicerina, sorbitan, urea, ácido hialurónicoazúcares y alfa-hidroxiácidos como glicólico y láctico. Lo único malo que pueden tener, es que a veces en concentraciones altas, irritantes (Moisturizers: what they are and how they work, 2001).

Hoy en día lo mas común es encontrar hidratantes que combinan ambas formas de hidratación: emolientes oclusivos y humectantes. Este tipo de productos suelen ser más livianos (que una crema sólo emoliente), absorben fácil y son más atractivas desde el punto de vista del feel, ideales para el día a día. Además, actúan de forma complementaria, al atraer más agua hacia la piel y su vez evitando que se pierda agua de la piel al ambiente. 

Tercera Generación:

Éstas son las hidratantes con propiedades oclusivas, humectantes y además, reparadoras. Digamos que es la versión 3.0 de las hidratantes.

Los ingredientes reparadores potencian la barrera natural de la piel, imitando los lípidos más importantes de la epidermis (ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres), y aseguran hidratación de larga duración. El desarrollo de este tipo de productos acompaña la investigación y el conocimiento acerca del funcionamiento y la fisiología de la epidermis, más especialmente de la capa superior, la stratum corneum

Las ceramidas son el tipo de ingrediente reparador más valorado en cosmética. Considero que es uno de los ingredientes claves para lograr una piel sana y más linda, incluso hay quienes le llaman the beauty ingredient. Las ceramidas son parte de la matriz lipídica donde están los corneocitos, y tienen una función reparadora fundamental. Es el lípido más importante de la epidermis, y no entiendo como no lo usa todo el mundo, aún si es caro como ingrediente. ¡Es más que sabido el rol que juega en la piel!

Además de recomponer la epidermis, brindarle elasticidad y una textura divina; las ceramidas cumplen un rol esencial en cuanto a la hidratación de la piel. Está estudiado que la piel seca es producto de la disminución de las ceramidas en la stratum corneum y hay dos desórdenes que exhiben piel seca como síntoma: la dermatitis atópica y la xerosis, ambas por una insuficiencia de ceramidas (Mac-Mary, Sainthillier & Humbert, 2005).

Es la combinación de estos tres tipos de ingredientes (emolientes oclusivos + humectantes + reparadores) lo que hace que una crema hidratante sea eficaz.  Así, tratan el síntoma (sequedad) y también la causa (una barrera protectora dañada).

Los ingredientes reparadores son precisamente colesterol, escualeno, ácidos grasos esenciales y las estrellas de este tipo de ingredientes, las ceramidas.

Este tipo de hidratantes son las más completas. Las hay más livianas y más pesadas, para cada tipo de piel. Lo que cambia es el ratio de la fase acuosa en relación a la fase oleosa, pero lo importante es que el componente de hidratación sea súper completo.

Algunas opciones 3.0:

 

M.A.C: Mineralize Timecheck Lotion. Me gusta por que es completa. Sería mejor si no tuviese fragancia ;( .

  • Loción tipo gel, ideal para pieles normales a grasas.
  • Tiene fragancia. ¡Ojo pieles sensibles!
  • Sin alcohol
  • Ingredientes: Humectantes: Glycerin, Sodium Hyaluronate, Butylene Glycol, Pentylene Glycol, Caprylyl Glycol, Ethyhexylglycerin. Reparadores: Squalane, Hydrogenated Lecithin, Ceramide 3. Emolientes: Myristyl Myristate, Dimethicone, Butyrospermum Parkii (Shea Butter), Mangifera Indica (Mango) Seed Butter.

CLINIQUE: Super-Rescue Antioxidant Night Moisturizer

  • Tres opciones para distintos tipos de piel (varían básicamente en lo “pesada” que es la textura) y las que son para pieles más secas incluyen algún lípido reparador extra.
  • Sin fragancia, sin alcohol
  • No tiene ceramidas pero la fórmula es linda y completa
  • Ingredientes: Humectantes: Glycerin, Butylene Glycol, Sodium Hyaluronate, Hexylene Glycol, Caprylyl Glycol, Zinc PCA, Sodium RNA. Emolientes: Cetyl Ethylhexanoate, Dimethicone, Cetearyl Alcohol, Petrolatum, Jojoba Esters, Cetyl Alcohol. Reparadores: Linoleic Acid, Lecithin. 

Las nuestras 😉

The Chemist Look – HIDRATANTES. Me dí cuenta que a pesar de la variada oferta, no había una hidratante 3.0. por eso en The Chemist Look formulamos la nuestra con emolientes, humectantes e ingredientes reparadores.

  • Sin alcohol, sin fragancia
  • Componentes biocompatibles.
  • Tres opciones para los diferentes tipos de piel.
  • Ingredientes: Emolientes: Caprylic/Capric Triglyceride, Argania Spinosa Kernel Oil, Prunus Amygdalus Dulcis Oil,Cyclomethicone. Humectantes: Hyaluronic Acid, Glycerin, PCA, Glucose, Urea, Glutamic Acid, Lysine, Glycine, Lactic Acid, Propylene Glycol, Glycerin. Reparadores: Lecithin, Ceramide NP, Hydrolyzed Caesalpinia Spinosa Gum, Caesalpinia Spinosa Gum.

BONUS: Aprovechá a llevarte la ideal para vos con 15% OFF con el cupón “3.0” 😉 

¡Espero que les resulte útil!

Flo.

Referencias:

Mac-Mary, S., Sainthillier, J., & Humbert, P. (2005). Dry Skin and the Environment.Exogenous Dermatology,3(2), 72-80. doi:10.1159/000086157

Department of Dermatology, University of Toronto, Toronto, Ontario, Canada. (2001, December). Moisturizers: what they are and how they work. [Review].6(13), 3-5.