Llega el verano y aunque te quieras cuidar del sol, siempre puede pasar que tengas una insolación. Es importante tomárselas en serio y evitar que pasen de nuevo. Por eso, el post de hoy son tips sobre cómo lidiar con el daño solar. El riesgo de melanoma se duplica luego de más de cinco quemaduras, además de generar daño irreversible en la piel: los que me conocen saben que tengo una peca grande en la nariz de una insolación de la adolescencia. Bien tratada con la VIT-C está mucho mejor, pero está claro que ¡ahí hubo guerra!

Entonces, ¿qué hacer con ellas?

  1. Frío, frío y frío

Nada como una duchita rápida con agua fresca post insolación para bajar la temperatura. Evitá usar jabones en barra (que resecan la piel) para no acumular más irritación. En caso de que tengas una quemadura puntual, podés aplicar compresas frías. Fundamental: si estás utilizando hielo, no lo apliques directamente.

  1. Hidratante con un twist

Aprovechá cuando salís de la ducha para hidratarte, ya que con esto los ingredientes emolientes atrapan más agua en la superficie.

  1. Bajar la inflamación

Tomar un anti-inflamatorio no esteroideo (AINE) como el ibuprofeno, puede ayudar mucho con la inflamación y también el malestar que suelen generar las quemaduras. Continualo por unos días según las indicaciones. El clásico remedio de aloe vera alivia los síntomas y es súper seguro. Usar ropa suelta y respirable también ayuda a no exacerbar la irritación.

  1. Tomá líquidos

Tanta exposición al sol deshidrata mucho, por lo tratá de consumir más agua de lo usual. TIP: Gatorade ayuda a recuperar los electrolitos si quedaste planchad@ 😉

  1. Cuándo consultar a un médico

Si la insolación viene acompañada de ampollas, fiebre y chuchos.

IMPORTANTE: no rasques ni revienten las ampollas ya que pueden derivar en una infección (pus).

EN CONCLUSIÓN: La piel va a mejorar, pero va a quedar marcada por el daño, aunque éste ya no sea visible. Quemarse muchas veces nos pone en riesgo de cáncer de piel y envejecimiento prematuro.

Sugerencias para prevenir, tratar y mejorar el daño de las quemaduras:

  • Pueden ver recomendación de protectores solares en estos posts: ACÁ + ACÁ + el nuestro, que es de factor 30 y amplio espectro (protege contra la radiación UVB y UVA) así como de la radiación infraroja.
  • Como post-solar pueden usar el típico gel de aloe, además de hidratantes que pueden ver en el siguiente post: ACÁ o nuestros aceites reparador y voluble.
  • Si te quedan manchas o marcas, ideal el booster VIT-C + ferúlico, y sobre el invierno, el tónico exfoliante a base de ácido glicólico. Pueden ver otras opciones de VIT-C en este post: ACÁ. Lo importante es que la concentración sea entre el 10 y el 15% (más no hace a la diferencia) y por sobre todo, que esté estabilizada con los antioxidantes apropiados: resveratrol, tocopherol y ferúlico (¡que además lo súper potencia!)

¡Espero que les sea útil!

Flo.