PRÓLOGO

Supongo que la duda de si un cosmético puede funcionar realmente o no es algo que todas las mujeres en algún momento se preguntaron y probablemente hayan llegado a la conclusión de que bueno: puede mejorar un poco y la piel puede verse mejor, pero por lo general los resultados están muy alejados de lo que promete el producto. Especialmente me refiero a las arrugas y líneas de expresión muy marcadas. Las manchas, la falta de luminosidad, etc, son temas que se logran mejorar con buenos productos en general, pero aún siempre digo que con las arrugas es realmente muy difícil.

Obviamente, me pasa lo mismo y cuando arranqué a estudiar el posgrado de química cosmética, me di cuenta que existen activos que realmente las mejoran, pero para que el resultado sea de verdad notorio hay que formularlos a concentraciones muy altas y son MUY, MUY caros.

Sigo todos los días investigando a ver que hay de nuevo y cómo hacer para que el resultado sea real y que la cosa funcione. Convengamos que yo no tengo arrugas, y de verdad no se si me molestarían, PERO reconozco que me obsesioné con encontrar la mejor solución que pueda brindar un cosmético.

Siempre me llamaron la atención los productos que prometen sustituir a o actuar como el BOTOX. Algo tienen que tener por que nadie inventa tales claims de la nada. Y sí. Tienen. Lo que tienen es un péptido que se llama Argireline. Lo probé varias veces, y es bueno: mejora, pero de ninguna manera sustituye al Botox. Además, debe ser formulado a una concentración alta y nunca vi un producto que diga tenerla.

De cualquier manera no me convencía. Investigando, llegué hace ya un tiempo a un péptido de alta gama que se llama SNAP-8. Es la versión mega-mejorada de la argirelina y créanme que wow, funciona.

Los estudios muestran que su pico de efectividad se da a los 28 días de uso, en una concentración del 10%. Nosotros lo formulamos al 20% (es seguro, no pasa nada). Creo que con éste producto llegué a ese “algo” que siempre quise hacer. Algo que FUNCIONE y de verdad mejore las arrugas notoriamente.

Es caro, yo sé. El activo es carisisímo y difícil de conseguir. Decidí hacerlo igual, importamos los activos, invertimos y acá esta. No se me ocurre mejor formulación para las arrugas que esta mini poción. Es una bomba.

Como decía antes, el pico de máxima efectividad se da al mes de uso, pero los resultados empiezan a verse a la semana. Pueden usarlo 2 veces por día en todo el rostro o sólo sobre las arrugas pronunciadas (por ejemplo, las patas de gallo, frente y alrededor de la boca). Masajeen la zona mientras lo aplican.

Lo recomiendo post 25 años. La piel no se acostumbra y a diferencia del Botox, es reversible y no deja el efecto “frozen face”. El resultado se sostiene mientras lo usás.

En la ofi estamos obsesionadas y copadas con el resultado de éste producto que venimos tramando hace ya un tiempo.

Después, me cuentan.
Flo

Sumate a la #SNAPrevolution

A LO TÉCNICO:

Uno de los rasgos más característicos del envejecimiento de la piel es el incremento de las arrugas en la cara. Este es un fenómeno natural producido por el paso del tiempo y se identifica por cambios bioquímicos, histológicos y fisiológicos que son acentuados por la exposición medioambiental de la piel. Existen también otros factores secundarios que provocan la aparición de las arrugas en la cara, como son la fuerza de la gravedad, la repetición constante de movimientos debido a contracciones de los músculos de la expresión facial y la presión constante sobre la piel (por ejemplo, al dormir). Suelen aparecer después de los 25 años.

Independientemente del origen fisiológico de la arruga, el mecanismo molecular involucrado en el envejecimiento de la piel está directamente relacionado con los cambios de conformación de la triple hélice del colágeno, la degradación de los polipéptidos de la elastina, y el desorden en el empaquetamiento de la matriz lipídica de la piel. Por otro lado, se han establecido en publicaciones recientes que estos cambios conformacionales y distorsiones del empaquetado de la matriz lipídica pueden ser significativamente evitados mediante la modulación de la contracción muscular.

En resumen, hay una serie de factores que generan la aparición de arrugas, pero uno de los más relevantes es la contracción de los músculos faciales.

CONTRACCIÓN MUSCULAR Y COMPLEJO SNARE

Los músculos se contraen al recibir neurotransmisores (acetilcolina) liberados por vesículas a la sinapsis neuromuscular. El complejo SNARE (SNAp REceptor) es esencial para la liberación de neurotransmisores en esta sinapsis (A. Ferrer Montiel et al, The Journal of Biological Chemistry, 1997, 272, 2634-2638). SNARE es un complejo ternario formado por 3 proteínas: VAMP, Sintaxina y SNAP-25 (SyNaptosomal Associated Protein). Este complejo se comporta como un gancho celular que captura las vesículas portadoras y las fusiona con la membrana celular permitiendo la liberación de neurotransmisores.  

snap-8-dibujos-01-2

El complejo SNARE juega un papel central en la contracción muscular, permitiendo la liberación los neurotransmisores en la sinapsis neuronal.

SNAP-8

Es un octapéptido. El uso de péptidos en dermatología y cosmética es creciente, ya que como herramienta de comunicación intercelular pueden dirigir el funcionamiento de la piel y modular procesos biológicos en la dermis y epidermis. También se pueden diseñar para targetear procesos específicos y regular procesos cutáneos que se ven reducidos con el paso del tiempo sin mayores efectos secundarios. Funcionan transmitiendo información en la célula, utilizando diversos mecanismos de señalización.

SNAP-8 es una elongación del famoso hexapéptido Argireline®, reconocido por su efecto similar al Botox o toxina botulínica. Sin embargo SNAP-8 es ampliamente superior (doblemente eficaz). Es un análogo del extremo N-terminal de la proteína SNAP-25 y por ello compite con ésta por una posición con el complejo SNARE, modulando su formación. Cuando el complejo SNARE es desestabilizado ligeramente, las vesículas no pueden anclarse y liberar neurotransmisores de manera eficiente y por tanto la contracción muscular se ve atenuada, previniendo la formación de arrugas.
En suma, el péptido SNAP-8 interviene en una proteína del complejo que es necesario para la contracción muscular.

snap-8-dibujos-03-1

El SNAP-8 funciona desestabilizando el complejo SNARE, impidiendo su formación, y por ende, el movimiento del músculo. Compite con la proteína SNAP-25 de la que es análogo.

SNAP-8 vs BOTOX

El Botox (o toxina botulínica) paraliza al músculo al bloquear selectivamente la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular. Esto se consigue mediante la destrucción irreversible de la proteína SNAP-25, que resulta en parálisis muscular.

SNAP-8 actúa sobre el mismo complejo proteico que la toxina, pero de una forma completamente distinta: al competir con una de las proteínas del complejo SNARE, simplemente desestabiliza el proceso y relaja el músculo.

En resumen, el Botox rompe irreversiblemente el complejo proteico vinculado a la contracción muscular, mientras que el SNAP-8 simplemente lo desestabiliza.

snap-8-dibujos-02

Este tipo de ingredientes se denominan “botox-like” por actuar sobre el mismo complejo proteico. La diferencia es que la toxina botulínica directamente lo rompe y causa una parálisis muscular y el famoso “frozen face” o aspecto congelado.

PROPIEDADES Y APLICACIONES

  • Reduce la profundidad de las arrugas de expresión producidas por la contracción de los músculos de la expresión facial, especialmente en la frente y en el contorno de ojos.
  • Previene el envejecimiento de la piel
  • Alternativa más suave al Botox, que actúa sobre el mismo mecanismo de formación de arrugas pero de una forma completamente diferente, evitando el efecto “frozen face”.
  • Algunos estudios lo han asociado con una reducción de rojeces (Journal of Cosmetic Dermatology).

EFICACIA Y ESTUDIOS

IN VIVO

ACTIVIDAD ANTIARRUGAS. ENSAYO EN VOLUNTARIAS.

  • 17 voluntarias se aplicaron una crema que contenía 10% SNAP-8 Solution (0.05%) alrededor de los ojos, dos veces al día durante 28 días
  • Se obtuvieron moldes de silicona de la zona tratada antes del tratamiento y después de 28 días de aplicación
  • Se analizaron los moldes por microscopía confocal de láser para estudiar la evolución de la piel antes y después del tratamiento
snap-8-dibujo-voluntarios-04-1

Imágenes de topografía de la piel antes (izquierda) y después de un tratamiento de 28 días con una crema conteniendo SNAP-8 Solución al 10% (derecha). Las imágenes superiores muestran una de las voluntarias y las imágenes inferiores muestran otra voluntaria distinta. La profundidad de las arrugas disminuye significativamente tras 28 días de tratamiento con SNAP-8

El uso del SNAP-8 al 10% resulta en una disminución visible de las líneas de expresión (hasta un 60% en 20 días según estudios in vivo) y previene su formación. 

¿QUE TIENE DE ESPECIAL EL BOOSTER SNAP-8 DE THE CHEMIST LOOK?

El SNAP-8 es un péptido de última generación y alta gama difícil de obtener, varias veces superior a su predecesor, Argireline. Lo buscamos hasta el cansancio porque estamos convencidas de que ¡es lo más! Actúa de forma muy similar al Botox, pero sin el clásico efecto “frozen face”. Es realmente eficaz en la disminución de arrugas, cosa que decimos siempre que es muy difícil de lograr con cosméticos. Esto es lo más efectivo ¡y de verdad!

En nuestro booster está a una concentración del 20%, que es el doble de la utilizada en los estudios in vivo, y potenciado con otros péptidos como PAL-GHK y PAL-GQPR. La fórmula líquida hace que sea súper liviano y de rápida absorción.

SHOP