Cuando estudiaba para el posgrado, una de las materias que más disfruté se llamaba (se llama) “Claim Substantiation”. Básicamente, consistía en mirar los términos que se usan para vender un producto y ver cómo los podés justificar con la lista de ingredientes (y los estudios) que el producto contiene. Cómo jugar con las palabras para lograr un enunciado que venda sin ser ilegal (por lo lo general los enunciados de los productos prometen mucho más de lo que el producto realmente puede dar). Yo siempre aspiré como química cosmética a poder reconocerlos y ser lo más justa posible mirando desde ambos lados, viendo lo que el producto tiene y lo que realmente puede hacer. Esto se convirtió en mi especialidad: mirar fórmulas e investigar si el producto realmente puede cumplir el efecto que promete. Acá van tres enunciados de los que más me crispan los nervios: tres claims básicos (nada relacionado a arrugas, lasers, etc), que aparecen en todos lados y me SACAN.

Productos No-Comedogénicos

Cuando un producto dice ser “no comedogénico” lo que intenta decir, o más bien dice directamente, es que no va a tapar los poros, y por ende que no vas a tener acné.

¿Cuál es el enorme problema de esto? Si yo miro una fórmula sin saber lo que dice el envase no tengo manera de deducir si este producto es o no comedogénico, porque justamente no hay un estándar para decir esto. Cualquiera puede decir que un producto es no comedogénico si quiere ponerle eso a la etiqueta. No hay una lista de ingredientes comedogénicos o no comedogénicos y menos una fórmula (combo de ingredientes) que tape o no los poros. Lo peor de todo es que no hay estándares de prueba que tengas que pasar para poder decir que tu producto no tapa los poros. Hasta el producto más pesado, oleoso y oclusivo para pieles bien secas puede decir ser no comedogénico. Un verdadero divague. Un producto que tal vez de verdad no tape los poros, quizá no diga nada.

Ya que estoy en un tema que le puede interesar a la gente con acné aprovecho para decir que el término oil free también es un termino marketinero mentiroso que ya lo mencioné en este post, pero me crispa los nervios. Si querés un producto que no tape los poros, o que no los tape en gran medida no te dejes llevar por estos enunciados. Apuntá a productos tipo gel, o productos livianos al tacto.

Cosmecéuticos o Dermocosméticos

md
Otro tema que me crispa: términos marketineros si los hay.

Ambos términos te dan la sensación de que los productos son más “serios” o alabados por no sé quién. La verdad es que acá tampoco hay estándares. Perfectamente yo le podría poner a mis productos que son dermocosméticos porque no tienen que pasar ninguna prueba.

No compres productos solo porque estén en esta “categoría” inventada. Hay productos buenos y malos digan ser dermocosméticos o no. Lo que importa son los ingredientes y que estén formulados coherentemente y en buenas concentraciones (nada menor considerando que alcanza con que tenga una pizca de algo para poder decir que lo contiene!)

Hipoalergénico


Muchos productos dicen ser hipoalergénicos o para pieles sensibles y de nuevo, parece que es mejor para personas con alergias o para pieles sensibles, pero no hay ningún método estandarizado para garantizar esto. De hecho no paro de ver productos que afirman esto y contienen irritantes e ingredientes que se sabe que pueden causar dermatitis o alguna otra reacción. Y no lo digo yo, lo dicen los estudios científicos. No entiendo.

Buscá productos que no tengan irritantes. Podés ver una lista de ingredientes básicos que yo elijo evitar acá y escapale a la fragancia y al alcohol a toda costa. Cuidado con la fragancia. Si es sintética aparece como “fragrance” o “fragancia” en la lista de ingredientes. Pero si es natural como por ejemplo usar aceite con olor puede decir ser “fragrance free” ¡por que no tienen que poner la palabra ¨fragrance¨ en la lista de ingredientes! lo cual no significa que no tenga. Evitá aceites escenciales y como regla básica… si tiene olor rico pensá en descartarlo.

Flo (en su máxima expresión)