Caída del pelo

Posts | 0 Comentarios

La caída del pelo es un gran tema tanto para hombres como para mujeres. Más allá de su función fisiológica (proteger, regular la temperatura y amplificar el sentido del tacto), tiene implicancias psicológicas importantes. Un estudio evaluó la calidad de vida de los pacientes con Alopecia Areata (un tipo de caída de pelo), y demostró que la sienten muy disminuida comparado con el resto de las personas [1]. Esto se da especialmente en las mujeres [1, 2].

Quisimos investigar un poco sobre la pérdida de pelo que viene con los años (excluyendo la de causas médicas específicas), y les va a tocar a 2 de cada 10 mujeres y 9 de cada 10 hombres. Contrario a otros temas que todos quieren combatir y no tienen tratamientos efectivos (como la celulitis), la calvicie es algo que suele tomarse con naturalidad, cuando en realidad existen varios tratamientos eficaces para hacerle frente.

 

Primero, ¿cómo es la vida de un pelo?

 

Lo forma una estructura que se llama folículo piloso. El pelo pasa por un ciclo que está regulado por hormonas (sexuales, tiroideas, etc.) y citoquinas, que incluye 3 etapas [3]:

– Fase de crecimiento (anágena): Durante prácticamente toda esta etapa, el pelo se encuentra bajo la piel. Recién al final sale a la superficie. Esta fase, en el pelo de la cabeza, dura de 2 a 6 años [4], durante los que el pelo crece entre 1 y 2 cm por mes [5].

– Etapa de transición (catágena): Dura 2 semanas aprox. Durante esta etapa, el folículo sufre una regresión (mediada por apoptosis) [1, 4].

– Etapa de reposo y caída del pelo (telógena): dura de 1 a 3 meses [4]. El folículo entra en reposo y el pelo termina por caer, dando comienzo a la fase de crecimiento de uno nuevo [1]. Es decir, es la última etapa del ciclo, que vuelve a empezar por una nueva anágena.

En un momento dado, la gran mayoría del pelo (85-90%) se encuentra en fase de crecimiento (anágena). Se cree que cada folículo cumple de 10 a 20 de estos ciclos en el correr de la vida [4]. El pelo se pierde con mayor intensidad en otoño e invierno [6].

 

¿Por qué se cae el pelo?

 

Hay diferentes causas. En esta oportunidad, vamos a dejar afuera a los casos puntuales (por problemas de tiroides, dietas deficitarias, Alopecia Areata, caída de pelo post parto o por trocotilomanía -arrancar el pelo con las propias manos-) y vamos a centrarnos en la pérdida de pelo que viene con los años. Es la más frecuente tanto en hombres como en mujeres [7]. Se da en un 19% de las mujeres [8] y hasta en un 96% de los hombres [9] (aunque la frecuencia real no se sabe exactamente y depende de la edad a la que se mida).

Ocurre porque:

– Con la edad va disminuyendo el número de folículos (lo que forma el pelo) [4]

– Los pelos van afinando su diámetro y parecen ser aún menos  [10]

– La etapa de crecimiento (anágena) se va haciendo cada vez más corta, y algunos pelos ni siquiera logran salir a la superficie de la piel (quedan dentro de la piel, y se ve un poro vacío -sin pelo-)  [10]

– Aumenta la proporción de pelos en telógena (etapa final, de caída)  [10]

En resumen: baja la cantidad de pelo y el que queda es más finito, resultando en una cobertura insuficiente del cuero cabelludo. Pero esto no se da de igual manera en hombres y mujeres.

 

Hombres vs mujeres

 

– En los hombres, los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) y la predisposición genética están bien establecidos como causas [10]. La calvicie masculina se ve así:

Pérdida de pelo sobre todo en la zona de las “entradas” y en el vértice de la cabeza (formando la pelada circular). Ambos sectores pueden unirse, quedando solo pelo en la parte posterior y lateral de la cabeza (zona occipital).

 

– En las mujeres, la predisposición genética está claramente vinculada [11, 12], pero no está tan claro el rol de los andrógenos como en el caso de los hombres (ya que varias mujeres que presentan calvicie tienen niveles normales de estas hormonas). En nosotras se ve así:

Vamos perdiendo densidad de pelo en la línea media (la raya se va haciendo cada vez más ancha). Un dato interesante y a nuestro favor es que el pelo del marco de la cara suele mantenerse , perdiéndose densidad en toda el área superior de la cabeza, pero no precisamente en la línea más delantera [13].


¿Se puede hacer algo al respecto?

 

Sí. Aunque a veces se toma a la pérdida de pelo como algo natural y no se piensa que haya mucha solución, existen varias opciones con eficacia científicamente comprobada. Lo primero: parecería que empezar el tratamiento en etapas tempranas y combinando diferentes estrategias sería lo más eficaz. También es importante que el tratamiento sea a largo plazo [13], ya que la caída de pelo vuelve al suspenderse el tratamiento.

 

Tratamiento quirúrgico

 

La opción disponible es el trasplante de pelo. Lo que se hace es extraer folículos de una zona sin calvicie (en general la parte posterior baja de la cabeza) e implantarlos en las zonas que se quieren cubrir. Es esperable que el pelo crezca en las zonas trasplantadas a los 3 a 6 meses [14]. Hay dos maneras de hacerlo: una sacando una tira de piel con bisturí de la parte posterior de la cabeza y luego distribuyendo los folículos obtenidos en la zona con calvicie (técnica FUSS o FUT), y otra transplantando pelo a pelo (técnica FUE), mediante un extractor de diámetro menor a 1mm que saca folículo por folículo. Esta última opción tiene la ventaja de ser menos invasiva y no dejar cicatriz, y suele funcionar bárbaro para casos leves o moderados. Sin embargo, para calvicies muy grandes en superficie suele recomendarse la primera opción porque se extrae más cantidad de folículos. No hay una técnica mejor que otra: hay que evaluar cada caso particular.

 

Tratamientos láser

 

En cuanto a las opciones láser, hay varias disponibles. No se conoce el mecanismo por el cual funcionan, pero se cree que pueden estimular el folículo y el flujo sanguíneo. Un dato interesante es que no solo se puede acceder a estos tratamientos en clínicas, sino que además hay opciones láser disponibles para usar en casa. Un ejemplo es un peine láser que pueden chequear ACÁ que está aprobado por la FDA para tratar la caída del pelo. Se usa 3 veces por semana durante 15 minutos y, lo mejor, ¡ha demostrado ser eficaz! [15].

 

Tratamientos farmacológicos

 

Hay dos que tienen eficacia demostrada y que están aprobados por la FDA:

– Tanto para hombres como para mujeres: Minoxidil 1mL al 2% dos veces al día sobre la zona afectada. Alarga la etapa de crecimiento del pelo, aumenta el diámetro folicular y acorta la telógena (etapa de caída) [13].

– Para hombres, además, otra opción de primera línea es el Finasteride 1mg/día vía oral [16]. Esta es una terapia antiandrogénica, por lo que no funciona para mujeres, en las que la participación de los andrógenos en la caída del pelo no es clara como sí lo es en el caso de los hombres. El Finasteride puede dar disfunción sexual en los hombres que lo toman, lo que a veces saca el entusiasmo por este tratamiento. Sin embargo, es importante destacar que un estudio siguió a más de 17.000 pacientes durante 7 años, y concluyó que el efecto de este fármaco sobre la función sexual era mínimo, y que no debía influenciar la prescripción ni la decisión de tomarlo o no [17].

Otras opciones no aprobadas por la FDA pero que a veces se usan son la Espironolactona y los shampoos con Ketoconazol, que estimula el crecimiento capilar [13].

*Todas estas opciones están disponibles en la farmacia, pero sugerimos que consulten con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento.

Tratamientos sobre los que falta evidencia

Es común que quienes tienen problemas de pérdida de pelo tomen suplementos vitamínicos y minerales. Si bien se dice que estimulan el crecimiento capilar, no hay ensayos clínicos que lo demuestren [13]. Pero esto no quiere decir que no funcionen. Falta evidencia, por lo que a quienes les guste esta opción, pueden darle una chance.

Otro clásico tratamiento al que se suele recurrir es a la mesoterapia. Su uso es más que nada experimental, porque su eficacia y seguridad no están del todo establecidos por ensayos clínicos de calidad [18]. Algo parecido pasa con la inyección de plasma rico en plaquetas. Ha mostrado resultados prometedores, pero hacen falta más estudios para que cuente con un respaldo científico sólido [19].

Disimular

Si nada de esto resulta (o si preferís esta opción en primer lugar), siempre se puede disimular la situación usando fibras de keratina (aparentan más volumen -funcionan increíble-, y se consiguen en Uruguay ACÁ), sprays o polvos del color de tu pelo.  

Si tienen otros tips o productos para recomendar, nosotras encantadas de recibir sus comentarios. 😉 ¡Esperamos que les haya sido útil!

The Chemist Look Team

REFERENCIAS

[1] Masmoudi J, Sellami R, Ouali U, Mnif L, Feki I, Amouri M, et al. Quality of Life in Alopecia Areata : A Sample of Tunisian Patients. 2013;2013(March 2010).

[2] Cash TF, Price VH, Savin RC: Psychological effects of androgenetic alopecia on women: comparisons with balding men and with female control subjects. J Am Acad Dermatol 1993;29:568–575.

[3] Buffoli B, Rinaldi F, Labanca M, Sorbellini E, Trink A, Guanziroli E, et al. The human hair : from anatomy to physiology. 2014;331–41.

[4] Irwin M. Freedberg (Ed.), Arthur Z. Eisen (Ed.), Klauss Wolff (Ed.), K. Frank Austen (Ed.), Lowell A. Goldsmith (Ed.), Stephen Katz (Ed.). (2003) Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine. Nueva York: McGraw-Hill, Medical Pub. Division.

[5] Karamanovski Emina. Hair Transplant 360 (For Assistants), Volume 2. Jaypee Brothers Medical Publishers (P) Ltd.; 1 Har/Dvdr edition (November 30, 2010).

[6] Vujovic A, Del Marmol V. The female pattern hair loss: review of etiopathogenesis and diagnosis. Biomed Res Int. 2014;2014:767628. 

[7] Gupta, Mrinal, and Venkataram Mysore. “Classifications of Patterned Hair Loss: A Review.” Journal of Cutaneous and Aesthetic Surgery 9.1 (2016): 3–12. PMC. Web. 24 Aug. 2017.

[8] Norwood OT. Incidence of female androgenetic alopecia (female pattern alopecia) Dermatologic Surgery. 2001;27(1):53–54.

[9] Pray, W. S. (2008). Prevention and treatment of hair loss in men. US Pharmacist, 33(8), 16–20.

[10] Banka N, Bunagan MJK, Shapiro J. Pattern hair loss in men: diagnosis and medical treatment. Dermatol Clin. 2013 Jan;31(1):129–40.

[11] Ellis JA, Harrap SB: The genetics of androgenetic alopecia. Clin Dermatol 2001;19:149–154

[12] Schweiger ES, Boychenko O, Bernstein RM: Update on the pathogenesis, genetics and medical treatment of patterned hair loss. J Drugs Dermatol 2010;9: 1412–1419.

[13] Ioannides D, Lazaridou E. Female Pattern Hair Loss. 2015;47:45–54.

[14] Unger WP, Unger RH: Hair transplanting: an important but often forgotten treatment for female pattern hair loss. J Am Acad Dermatol 2003;49:853-860.

[15] Leavitt M, Charles G, Heyman E, Michaels D: HairMax LaserComb laser phototherapy device in the treatment of male androgenetic alopecia: a randomized, double-blind, sham device-controlled, multicentre trial. Clin Drug Investig 2009;29:283–292.

[16] Chin EY. Androgenetic alopecia (male pattern hair loss) in the United States : What treatments should primary care providers recommend? 2013;395–401.

[17] Moinpour CM, Darke AK, Donaldson GW, et al. Longitudinal analysis of sexual function reported by men in the Prostate Cancer Prevention Trial. J Natl Cancer Inst. 2007;99:1025–1035.

[18] Mysore V. Mesotherapy in Management of Hairloss – Is it of Any Use? Int J Trichology. 2010 Jan;2(1):45–6.

[19] Singh B, Goldberg LJ. Autologous Platelet-Rich Plasma for the Treatment of Pattern. Am J Clin Dermatol. 2016. DOI 10.1007/s40257-016-0196-2

GuardarGuardar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Tienda

oferta del mes