LUZ AZUL DE LAS PANTALLAS: ¿AFECTA A LA PIEL? LUZ AZUL DE LAS PANTALLAS: ¿AFECTA A LA PIEL?

18 Sep , 2019

Sí, la luz azul o High Energy Visible light (HEV light) emitida por las pantallas electrónicas afecta a las células de la piel de forma dosis-dependiente, mediante mecanismos comparables con los de los rayos UV1,2,3. Si bien esto antes no significaba una gran amenaza para la piel, hoy en día no es un factor despreciable: los reportes indican que el screen time (tiempo frente a una pantalla por día) ronda, en promedio, las 8 horas diarias4. ¡Basta entrar al registro de tiempo en pantalla del celular para confirmar estos resultados (sin mencionar el tiempo añadido de computadora y TV)!

Sin embargo, a no desesperar. Afortunadamente, la industria cosmética no demoró en desarrollar activos que filtran a la luz azul, ayudando a prevenir daño. Así, una medida fácil de cuidado de la piel es asegurarte de que tu hidratante contenga alguno de estos filtros, para mirar el celular sin culpa. ;)

Primero: ¿qué es la luz azul?

El espectro de radiación electromagnética comprende radiaciones con diferentes longitudes de onda5.

espectro de radiacion electromagnetica

No toda esta radiación se puede ver (por ejemplo, es imposible ver un rayo X, un rayo UV o una microonda). El ojo humano es capaz de percibir exclusivamente las radiaciones electromagnéticas de longitudes de onda entre 400 y 700 nm, valores entre los cuales podemos encontrar a todos los colores. Esto es lo que se conoce como luz visible5.

Cuanto más cerca de 700 nm (color rojo) está la luz visible, mayor es la longitud de onda y menor es la energía. Cuanto más cerca de 400 nm (color azul) se encuentra la luz, menor es la longitud de onda y mayor es la energía de sus fotones. A esta luz visible de alta energía en el entorno de los 400 a 490 nm se le llama Luz Azul, Blue Light o High Energy Visible light (HEV light), y es la que predominantemente emiten las pantallas. Dentro de la luz visible, es la que más cerca se encuentra de los rayos ultravioletas (rayos UV)1,5.

¿Qué efecto tiene la Luz Azul en la piel?

Causa lo que se llama envejecimiento digital, debido a que daña a las células de la piel por medio de tres mecanismos.

  1. Daño oxidativo: Provoca la formación de radicales libres con el consiguiente daño oxidativo, que es una de las principales causas de fotoenvejecimiento y cáncer de piel1,2,6,7.
  2. Melanogénesis: Provoca un aumento en la producción de melanina (el pigmento de la piel), causando manchas e hiperpigmentación8.
  3. Degradación de colágeno y elastina: Activa metaloproteasas de matriz (MMPs), que son enzimas que dañan a las proteínas estructurales de la piel3,6

Estos tres mecanismos son similares a los de los rayos UV2,3.

¿Hay una dosis segura de luz azul?

No, no existe dosis que esté exenta de riesgos. Los daños ocasionados por la luz azul son dosis-dependientes: a mayor exposición, mayor daño (sin haber mínimos seguros)1,3. Está demostrado, por ejemplo, que una exposición de tan solo 1 hora ya causa muerte celular y formación de radicales libres (con el consiguiente daño oxidativo)1

Sin embargo, a no desesperarnos. Es imposible estar inmersos en el mundo (rodeados de cosas que podemos ver, es decir, de luz visible) sin exponernos a cierto riesgo para la piel. Lo bueno es contar con información para poder protegernos de una forma razonable. Un cuarto oscuro toda la vida no es una opción. ;)

¿Cómo podemos protegernos de la luz azul?

La primera medida útil (y hoy en día casi obligada) es elegir una crema para la mañana con filtro anti-luz azul. Además, siempre está la opción de reducir el tiempo frente a las pantallas.

Nuestra hidratante ULTRA-B 4.0 (por el momento disponible solo en Uruguay) contiene un activo derivado de la semilla del cacao que filtra los rayos de luz azul, previniendo el envejecimiento digital. Además, contiene FPS 15 UVB + UVA, un filtro anti-polución y un activo anti-stress. No en vano la llamamos escudo urbano. ;) Es la hidratante para la mañana más completa que podemos pensar hasta el momento.  

Los protectores solares, ¿no filtran a la luz azul?

Puede que un filtro para rayos UV también bloquee las longitudes de onda correspondientes a la luz azul. Sin embargo, no necesariamente tienen por qué hacerlo2. Por eso, es recomendable elegir productos que aclaren tener filtro anti-luz además de protección UV. De otro modo, no hay cómo estar seguros.

¿Cómo sería una rutina ideal si quiero prevenir daño?

Si estás buscando armar una rutina completa para prevenir daño, podés guiarte por estos pasos:

  1. Limpiador - Elegí uno gentil con la piel, a pH fisiológico (menor a 6) y libre de SLS y SLES. La piel no debe quedar reseca ni tirante luego de la limpieza. Si esto ocurre, es porque el limpiador es agresivo y arrasa con lípidos y proteínas de la estructura de la piel.
  2. Por la noche, aplicá un ácido exfoliante sin enjuague como Ácido Glicólico, Ácido Salicílico o Ácido Mandélico. Iluminan, homogeneizan la piel y previenen acné, puntos negros y poros dilatados.
  3. Antes de hidratar, aplicá los serums de tratamiento (que en TCL llamamos Boosters) según las necesidades de tu piel. En este paso entran activos esenciales como la Vitamina C, el Ácido Hialurónico, el SNAP-8, la Niacinamida o el Retinol, según lo que quieras tratar o potenciar. Para una rutina preventiva, es ideal incluir antioxidantes potentes como Ácido Ascórbico (Vitamina C), Alfa-tocoferol (Vitamina E), Ácido Ferúlico y Resveratrol. 
  4. Si querés potenciar hidratación, luego de los serums es el momento de aplicar un Aceite Reparador.
  5. Por último, aplicá tu crema hidratante tanto de mañana como de noche. Procurá que la de la mañana tenga protección UVB y UVA, filtro anti-luz azul, filtro anti-polución y, si es posible, un activo anti-stress. Por la noche, optá por una hidratante básica pero completa (con ingredientes humectantes, emolientes y reparadores), sin protector solar.

Esperamos que haya sido útil y estamos a disposición por cualquier duda. ;)

¡Hasta el próximo post!

The Chemist Look Team  

  1. Arjmandi N, Mortazavi GH, Zarei S, Faraz M, Mortazavi SAR. Can light emitted from smartphone screens and taking selfies cause premature aging and wrinkles? J Biomed Phys Eng 2018; 8(4).
  2. Nakashima Y, Ohta S, Wolf AM. Blue light-induced oxidative stress in live skin. Free Radic Biol Med. 2017 Jul;108:300-310.
  3. Liebel F, Kaur S, Ruvolo E, Kollias N, Southall MD. Irradiation of skin with visible light induces reactive oxygen species and matrix-degrading enzymes. J Invest Dermatol. 2012 Jul;132(7):1901-7.
  4. The New York Times. 8 Hours a Day Spent on Screens, Study Finds. Disponible en: https://www.nytimes.com/2009/03/27/business/media/27adco.html
  5. National Aeronautics and Space Administration. The Electromagnetic Spectrum. Disponible en: https://imagine.gsfc.nasa.gov/science/toolbox/emspectrum1.html 
  6. Parrado C, Mercado-Saenz S, Perez-Davo A, Gilaberte Y, Gonzalez S, Juarranz A. Environmental Stressors on Skin Aging. Mechanistic Insights. Front Pharmacol. 2019 Jul 9;10:759.
  7. Dong K, Goyarts EC, Pelle E, Trivero J, Pernodet N. Blue Light disrupts the circadian rhythm and create damage in skin cells. Int J Cosmet Sci. 2019 Aug 16.
  8. Manpreet Randhawa, InSeok Seo, Frank Liebel, Michael D. Southall, Nikiforos Kollias, Eduardo Ruvolo. Visible Light Induces Melanogenesis in Human Skin through a Photoadaptive Response. PLoS One. 2015; 10(6): e0130949.

 

Sí, la luz azul o High Energy Visible light (HEV light) emitida por las pantallas electrónicas afecta a las células de la piel de forma dosis-dependiente, mediante mecanismos comparables con los de los rayos UV1,2,3. Si bien esto antes no significaba una gran amenaza para la piel, hoy en día no es un factor despreciable: los reportes indican que el screen time (tiempo frente a una pantalla por día) ronda, en promedio, las 8 horas diarias4. ¡Basta entrar al registro de tiempo en pantalla del celular para confirmar estos resultados (sin mencionar el tiempo añadido de computadora y TV)!

Sin embargo, a no desesperar. Afortunadamente, la industria cosmética no demoró en desarrollar activos que filtran a la luz azul, ayudando a prevenir daño. Así, una medida fácil de cuidado de la piel es asegurarte de que tu hidratante contenga alguno de estos filtros, para mirar el celular sin culpa. ;)

Primero: ¿qué es la luz azul?

El espectro de radiación electromagnética comprende radiaciones con diferentes longitudes de onda5.

espectro de radiacion electromagnetica

No toda esta radiación se puede ver (por ejemplo, es imposible ver un rayo X, un rayo UV o una microonda). El ojo humano es capaz de percibir exclusivamente las radiaciones electromagnéticas de longitudes de onda entre 400 y 700 nm, valores entre los cuales podemos encontrar a todos los colores. Esto es lo que se conoce como luz visible5.

Cuanto más cerca de 700 nm (color rojo) está la luz visible, mayor es la longitud de onda y menor es la energía. Cuanto más cerca de 400 nm (color azul) se encuentra la luz, menor es la longitud de onda y mayor es la energía de sus fotones. A esta luz visible de alta energía en el entorno de los 400 a 490 nm se le llama Luz Azul, Blue Light o High Energy Visible light (HEV light), y es la que predominantemente emiten las pantallas. Dentro de la luz visible, es la que más cerca se encuentra de los rayos ultravioletas (rayos UV)1,5.

¿Qué efecto tiene la Luz Azul en la piel?

Causa lo que se llama envejecimiento digital, debido a que daña a las células de la piel por medio de tres mecanismos.

  1. Daño oxidativo: Provoca la formación de radicales libres con el consiguiente daño oxidativo, que es una de las principales causas de fotoenvejecimiento y cáncer de piel1,2,6,7.
  2. Melanogénesis: Provoca un aumento en la producción de melanina (el pigmento de la piel), causando manchas e hiperpigmentación8.
  3. Degradación de colágeno y elastina: Activa metaloproteasas de matriz (MMPs), que son enzimas que dañan a las proteínas estructurales de la piel3,6

Estos tres mecanismos son similares a los de los rayos UV2,3.

¿Hay una dosis segura de luz azul?

No, no existe dosis que esté exenta de riesgos. Los daños ocasionados por la luz azul son dosis-dependientes: a mayor exposición, mayor daño (sin haber mínimos seguros)1,3. Está demostrado, por ejemplo, que una exposición de tan solo 1 hora ya causa muerte celular y formación de radicales libres (con el consiguiente daño oxidativo)1

Sin embargo, a no desesperarnos. Es imposible estar inmersos en el mundo (rodeados de cosas que podemos ver, es decir, de luz visible) sin exponernos a cierto riesgo para la piel. Lo bueno es contar con información para poder protegernos de una forma razonable. Un cuarto oscuro toda la vida no es una opción. ;)

¿Cómo podemos protegernos de la luz azul?

La primera medida útil (y hoy en día casi obligada) es elegir una crema para la mañana con filtro anti-luz azul. Además, siempre está la opción de reducir el tiempo frente a las pantallas.

Nuestra hidratante ULTRA-B 4.0 (por el momento disponible solo en Uruguay) contiene un activo derivado de la semilla del cacao que filtra los rayos de luz azul, previniendo el envejecimiento digital. Además, contiene FPS 15 UVB + UVA, un filtro anti-polución y un activo anti-stress. No en vano la llamamos escudo urbano. ;) Es la hidratante para la mañana más completa que podemos pensar hasta el momento.  

Los protectores solares, ¿no filtran a la luz azul?

Puede que un filtro para rayos UV también bloquee las longitudes de onda correspondientes a la luz azul. Sin embargo, no necesariamente tienen por qué hacerlo2. Por eso, es recomendable elegir productos que aclaren tener filtro anti-luz además de protección UV. De otro modo, no hay cómo estar seguros.

¿Cómo sería una rutina ideal si quiero prevenir daño?

Si estás buscando armar una rutina completa para prevenir daño, podés guiarte por estos pasos:

  1. Limpiador - Elegí uno gentil con la piel, a pH fisiológico (menor a 6) y libre de SLS y SLES. La piel no debe quedar reseca ni tirante luego de la limpieza. Si esto ocurre, es porque el limpiador es agresivo y arrasa con lípidos y proteínas de la estructura de la piel.
  2. Por la noche, aplicá un ácido exfoliante sin enjuague como Ácido Glicólico, Ácido Salicílico o Ácido Mandélico. Iluminan, homogeneizan la piel y previenen acné, puntos negros y poros dilatados.
  3. Antes de hidratar, aplicá los serums de tratamiento (que en TCL llamamos Boosters) según las necesidades de tu piel. En este paso entran activos esenciales como la Vitamina C, el Ácido Hialurónico, el SNAP-8, la Niacinamida o el Retinol, según lo que quieras tratar o potenciar. Para una rutina preventiva, es ideal incluir antioxidantes potentes como Ácido Ascórbico (Vitamina C), Alfa-tocoferol (Vitamina E), Ácido Ferúlico y Resveratrol. 
  4. Si querés potenciar hidratación, luego de los serums es el momento de aplicar un Aceite Reparador.
  5. Por último, aplicá tu crema hidratante tanto de mañana como de noche. Procurá que la de la mañana tenga protección UVB y UVA, filtro anti-luz azul, filtro anti-polución y, si es posible, un activo anti-stress. Por la noche, optá por una hidratante básica pero completa (con ingredientes humectantes, emolientes y reparadores), sin protector solar.

Esperamos que haya sido útil y estamos a disposición por cualquier duda. ;)

¡Hasta el próximo post!

The Chemist Look Team  

  1. Arjmandi N, Mortazavi GH, Zarei S, Faraz M, Mortazavi SAR. Can light emitted from smartphone screens and taking selfies cause premature aging and wrinkles? J Biomed Phys Eng 2018; 8(4).
  2. Nakashima Y, Ohta S, Wolf AM. Blue light-induced oxidative stress in live skin. Free Radic Biol Med. 2017 Jul;108:300-310.
  3. Liebel F, Kaur S, Ruvolo E, Kollias N, Southall MD. Irradiation of skin with visible light induces reactive oxygen species and matrix-degrading enzymes. J Invest Dermatol. 2012 Jul;132(7):1901-7.
  4. The New York Times. 8 Hours a Day Spent on Screens, Study Finds. Disponible en: https://www.nytimes.com/2009/03/27/business/media/27adco.html
  5. National Aeronautics and Space Administration. The Electromagnetic Spectrum. Disponible en: https://imagine.gsfc.nasa.gov/science/toolbox/emspectrum1.html 
  6. Parrado C, Mercado-Saenz S, Perez-Davo A, Gilaberte Y, Gonzalez S, Juarranz A. Environmental Stressors on Skin Aging. Mechanistic Insights. Front Pharmacol. 2019 Jul 9;10:759.
  7. Dong K, Goyarts EC, Pelle E, Trivero J, Pernodet N. Blue Light disrupts the circadian rhythm and create damage in skin cells. Int J Cosmet Sci. 2019 Aug 16.
  8. Manpreet Randhawa, InSeok Seo, Frank Liebel, Michael D. Southall, Nikiforos Kollias, Eduardo Ruvolo. Visible Light Induces Melanogenesis in Human Skin through a Photoadaptive Response. PLoS One. 2015; 10(6): e0130949.

 

Comentarios