Qué tener en cuenta a la hora de elegir tu FPS

02 Jan , 2018
Empieza el verano y la góndola de protectores solares se llena de opciones. Surgen las dudas sobre cuál elegir, y hay tres cosas fundamentales que hay que tener en cuenta:
  • Si no aclara ser de amplio espectro (o tener filtro UVB+UVA), no lo lleves: la protección no es suficiente. El término “FPS” se refiere únicamente al grado de protección contra los rayos UVB1. Por eso, siempre hay que buscar filtros que aclaren ser de amplio espectro o, lo que es lo mismo, cubrir contra UVB+UVA.
  Los que solo dicen “FPS tanto” no alcanzan (protegen solo contra UVB). ¡Ojo! Este suele ser el caso de la mayoría de los cosméticos y del maquillaje. Conocé nuestro protector FPS 30 UVB+UVA ACÁ.
  • En lo que todos tendemos a fallar a la hora de protegernos del sol no es en el protector que elegimos, sino en la cantidad y en la reaplicación.
    • Cantidad: De nada sirve comprarnos el mejor protector si no aplicamos la cantidad suficiente. En el rostro, por ejemplo, esto equivale a una cucharadita de té2. Esto es debido a que hay dos tipos de filtros solares: físicos (inorgánicos) y químicos (orgánicos). Los físicos contienen activos capaces de reflejar o dispersar los rayos UV, y los químicos contienen ingredientes capaces de dispersar la radiación UV, convirtiéndola en calor o luz. Para que estos filtros logren protegernos de forma efectiva, tiene que haber una cantidad suficiente de ellos3. Esto se logra aplicando una capa generosa.
    • Reaplicación: Los filtros solares se extinguen al bloquear los rayos UV. Es decir, aún si aplicamos una cantidad suficiente de un protector altísimo, a las 2 horas (o luego de inmersión en el agua o de transpirar mucho) ya no estamos protegidos. Es por eso que es fundamental reaplicarlo varias veces.
  • A la hora de elegir el protector, uno de los primeros factores a tener en cuenta es cuál número elegir. El FPS (Factor de Protección Solar) se calcula con una ecuación muy sencilla basada en el tiempo que los rayos UVB demoran en dejarte roja y la capacidad del producto de alargar ese tiempo1. La verdad es que la diferencia no es demasiada:
    • FPS 15: protege contra aprox. 93% de la radiación UVB
    • FPS 30: protege contra aprox. 96% de UVB
    • FPS 50: protege contra aprox. 98% de UVB

Para un día de playa o para hacer deporte al aire libre, se recomienda elegir FPS 30 o mayor. Para un día de oficina (de muy escasa exposición) está demostrado que FPS 15+ protege mucho a la piel del daño solar (más info ACÁ). Podés conocer a nuestra hidratante para la mañana con protector FPS 15 UVB+UVA ACÁ. Claro que, de exponerte especialmente al sol (playa, deporte, etc.), sugerimos complementarla con FPS 30 o más. ;) Esperamos que les haya sido útil y, cualquier consulta, ¡estamos a las órdenes! The Chemist Look

  1. Palm MD, O'Donoghue MN. Update on photoprotection. Dermatol Ther. 2007 Sep-Oct;20(5):360-76.
  2. Soyun Cho, Sohee Oh, Nack In Kim, Young Suck Ro, Joung Soo Kim, Young Min Park, Chun Wook Park, Weon Ju Lee, Dong Kun Kim, Dong Won Lee, Sang Jun Lee. Knowledge and Behavior Regarding Cosmetics in Koreans Visiting Dermatology Clinics. Ann Dermatol. 2017 Apr;29(2):180-186.
  3. Quatrano NA, Dinulos JG. Current principles of sunscreen use in children. Curr Opin Pediatr. 2013 Feb;25(1):122-9.

Comentarios