APRENDÉ MÁS SOBRE TU PRODUCTO: SOLUCIÓN ROSÁCEA

07 Sep , 2018

La rosácea es una de las afecciones de la piel por las que más nos consultan. A pesar de que afecta solo a un 6% aprox1, dar con un tratamiento que funcione no es fácil. Y esto es porque, si bien se sabe cómo se manifiesta la rosácea, no se sabe qué la causa, lo que dificulta el diseño de los tratamientos.

¿QUÉ SÍ SE SABE SOBRE ROSÁCEA?

Aunque no se conozca su causa, sí están descritos sus síntomas. Es una reacción inflamatoria que afecta principalmente al tercio medio del rostro, aunque puede aparecer en cuello, orejas, cuero cabelludo y pecho2. La inflamación no se manifiesta solo como rojez, sino que también implica un debilitamiento de la barrera de la piel, por una elevada degradación del colágeno y la elastina (causada por la propia inflamación). Esta afectación de la barrera provoca una piel más seca y deshidratada.

Los desencadenantes de los síntomas son variados e incluyen:

  • Cambios extremos de temperatura3
  • Ciertos alimentos y ciertas bebidas: alcohol, comida picante, chocolate, salsa de soja3
  • Sustancias de uso tópico como productos con alcohol y corticoides3
  • Medicamentos como nitroglicerina3
  • Algunas emociones como stress, miedo y angustia3

¿QUÉ TIPOS HAY?

Existen 4 formas de presentación de rosácea4.

  • Eritematosa-telangiectásica: Se caracteriza por enrojecimiento persistente en el tercio central del rostro, con o sin telangiectasias (arañitas vasculares).
  • Pápulopustulosa: Se caracteriza por enrojecimiento persistente con pápulas y/o pústulas transitorias (como si fueran granos con o sin pus).
  • Fimatosa: Se caracteriza por engrosamiento de la piel, superficie irregular y nódulos. Afecta sobre todo a la nariz, las mejillas, el mentón y las orejas, y es más frecuente en los hombres.
  • Ocular: Tiene como particularidad la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, quemazón, visión borrosa y telangiectasias (arañitas vasculares) en la esclerótica (parte blanca del ojo).

Las diferentes presentaciones pueden acompañarse de síntomas sensoriales molestos como picazón, calor o ardor5.

Vale aclarar que si bien los 4 tipos se describen por separado, una persona puede presentar más de uno a la vez4.

¿POR QUÉ OCURRE (PARA LOS MÁS CIENTÍFICOS)?

La piel cuenta con varios tipos celulares pertenecientes al sistema inmune, que actúan de forma sinérgica para defenderla de los agresores6.

Los queratinocitos (las células principales de la capa externa de la piel) no solo nos defienden de forma mecánica. Además, tienen un rol clave reconociendo posibles agresores. Este proceso de reconocimiento está mediado por dos tipos de receptores:

  • PAMPs (receptores de patrones asociados a patógenos)7
  • DAMPs (receptores de patrones asociados a daño)7

La activación de estos receptores desencadena el proceso inflamatorio7La inflamación es la respuesta inmunológica del cuerpo frente a cualquier daño8. No importa si me corto un dedo, me quemo, me pincho o me pongo en contacto con un irritante, la respuesta del cuerpo frente a cualquiera de estos agresores va a ser siempre la inflamación. Vale aclarar que inflamación no es lo mismo que hinchazón, como a veces se cree. Lo que técnicamente implica la inflamación es más complejo y tiene como finalidad la llegada de las células que nos defienden (de la inmunidad) al sitio dañado. Para lograrlo, tienen que salir de los vasos sanguíneos donde se encuentran y llegar a destino. Esto se logra mediante:

  • Vasodilatación: los vasos sanguíneos cercanos se ensanchan, para llevar más células de la inmunidad a la zona herida8
  • Extravasación: las células que forman las paredes de los vasos sanguíneos se separan, dejando salir sangre a los tejidos de la zona dañada, para que las células de la inmunidad puedan llegar al sitio afectado8

Estos mecanismos explican la hinchazón y por qué las zonas dañadas se ponen rojas y calientes.

Tan importante como que las defensas y la inflamación funcionen bien, es que este proceso retroceda cuando el peligro cesa.

Quienes tienen rosácea se caracterizan por tener una respuesta inmune exacerbada y constante, responsable de los síntomas.

  • Exacerbada: porque la activan estímulos que no deberían (cambios de temperatura, alimentos, flora cutánea).
  • Constante: porque fallan los mecanismos de autoregulación que deberían “apagar” esta respuesta.

Esto se debe a que quienes tienen esta afección presentan una elevación de mediadores inflamatorios como Cathelicidinas9,10, IL-37 11y TLR-2 7,8. La inflamación constante causa daño en la barrera de la piel, con tendencia a debilitarse (se afecta el colágeno) y a deshidratarse (aumenta la pérdida de agua).

SOLUCIÓN PEPTÍDICA

Nuestra solución es una combinación de péptidos fruto de la biotecnología aplicada a la piel, que tienen como objetivo reducir la respuesta inmune exagerada. Combinamos un tetrapéptido y un hexapéptido que tienen funciones complementarias. Juntos, logran:

  • Atenuar la inflamación, disminuyendo la liberación de mediadores proinflamatorios  (Cathelicidinas y IL-37)
  • Mejorar rojeces y capilares visibles (telangiectasias)
  • Homogeneizar el tono de la piel
  • Disminuir las sensaciones de disconfort que acompañan a la rosácea como ardor, picazón y quemazón
  • Proteger a la barrera de la piel de los daños causados por la inflamación

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL ESTE PRODUCTO?

Además de combinar activos súper nuevos fruto del desarrollo biotecnológico aplicado a la piel, nuestra Solución Rosácea tiene un plus: contiene un 1% de Prebióticos.

Los Prebióticos son un combo de todo lo que necesita la flora cutánea para estar sana y balanceada. Esto es especialmente útil en pieles sensibles.

La flora o microbiota cutánea es el conjunto de microorganismos que habitan sobre la piel, e incluye bacterias, hongos y parásitos1. Ellos conviven en perfecta armonía y nos protegen de infecciones de otros microorganismos, por ocupar su lugar y consumir sus nutrientes.

Si la flora pierde su equilibrio, pueden infectarnos otras bacterias, o bien pueden atacarnos bacterias propias de la microbiota. Por eso, es fundamental mantenerla balanceada. Leé todo sobre la flora y la importancia de los pre y probióticos ACÁ.

¿POR QUÉ SOLUCIÓN?

La Solución Rosácea es un producto formulado especialmente para combatir esta afección de la piel. A diferencia de otros productos que integran activos con más de una función que pueden adecuarse a diferentes rutinas, este es específico para personas con rosácea.

¿PARA QUIÉN SE RECOMIENDA ESTE PRODUCTO?

Es ideal para quienes quieran combatir rojeces y síntomas de rosácea.

Comentarios