APRENDÉ MÁS SOBRE TU PRODUCTO: LIMPIADOR

LIMPIADOR: PHYTOFOAM, ACEITE Y EXTRACTO DE COCO

El Limpiador remueve la suciedad, el maquillaje y la oleosidad sin distorsionar el equilibrio natural de la barrera protectora de la epidermis, evitando así sequedad excesiva, tirantez o irritación.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LIMPIAR LA PIEL?

Limpiar en profundidad es fundamental cualquiera sean tus objetivos con respecto a tu piel. Cuando la cara está libre de suciedad es más difícil que se tapen los poros y aparezcan granitos o puntos negros. También ayuda a que los demás productos que se utilicen -por ejemplo, los antiage– penetren mejor y sean más eficientes. ¡Así que a no desestimarla!

¿CÓMO LOGRAR UNA BUENA LIMPIEZA?

Los tensoactivos (lo que limpia) suelen causar irritación en la piel. La irritación puede ser un causante de envejecimiento prematuro y ocasionar problemas en la barrera protectora de la piel. Así que esto no es NADA menor. Lograr un combo que limpie bien y no irrite es un desafío. Un indicativo de que tu limpiador es demasiado agresivo en tu piel es si te deja la cara muy tirante. Ese efecto se debe a que está removiendo los lípidos de la barrera protectora de la piel (stratum corneum, SC en adelante); algo que ningún producto limpiador debería hacer. Un buen producto va a remover lípidos superficiales como el sebo, pero no los de la SC, porque éstos son esenciales para el equilibrio y buen funcionamiento de la piel.

Los tensoactivo más usados en productos de limpieza, desde detergentes hasta limpiadores faciales y champúes son el Sodium Lauryl Sulfate o Sodium Laureth Sulfate (SLS). Ambos limpian bien y son económicos. El problema es que debido a su carga eléctrica (son partículas aniónicas) y su tamaño, pueden, en un proceso complejo, interactuar y denaturar el colágeno. Dicho un poco más sencillo, pueden unirse a la proteína de colágeno y desarmarla, claramente ¡algo a evitar!

Por lo general, estos activos se combinan con otros que bajan el potencial de irritación, como por ejemplo el cocamidopropyl betaine, un compuesto orgánico derivado del aceite de coco. Esto no está mal, pero está lejos de lo ideal: es mejor utilizar tensoactivos con bajo potencial de irritación per se que no interactúen de ninguna forma con las proteínas de la piel y no “arrasen” con los lípidos necesarios para el buen funcionamiento de esta. Esto es más difícil de formular y más costoso, pero resulta en productos notoriamente mejores.

En resumen: ▼

Los tensoactivos y jabones pueden causar irritación de las siguientes maneras:

  • uniéndose a las proteínas de la SC causando la hinchazón y denaturación de éstas
  • extracción de lípidos de la SC y disrupción en sus estructuras lipídicas
  • respuestas biológicas como la liberación de citoquinas inflamatorias y mediadores

Todas estas reacciones se pueden minimizar utilizando tensoactivos no iónicos, que desafortunadamente es lo que menos hay en el mercado.

Recomendaciones al momento de elegir limpiador:

  1. Evitar aquellos que irritan la piel: En este tipo de cosmético, la irritación es el efecto colateral más frecuente, ya que los tensoactivos suelen causar este problema.
  2. Ignorar claims prometedores: Al ser un producto que no permanece en la cara por mucho tiempo yo no le doy mucha importancia a los activos antiage o de tratamiento que pueda tener. Un ejemplo: los limpiadores para pieles con acné que contienen Ácido Salicílico. Siento que el limpiador no está en contacto con la piel el tiempo suficiente como para tener algún otro efecto aparte de limpiar.

¿QUÉ TIENEN DE ESPECIAL LOS LIMPIADORES DE THE CHEMIST LOOK?

  • Irritación mínima por su formulación con tensoactivos no iónicos como PEG-150 Pentaerythrityl Tetrastearate y PEG-6 Caprylic/Capric Glycerides
  • Sin alcohol, fragancia ni colorantes
  • Con PHYTOFOAM: un complejo vegetal de tres plantas consideradas tradicionalmente como limpiadoras, que forma una espuma y mejora la experiencia sensorial. Algunos puntos claves:
    • Agua botánica con propiedades espumantes, limpiadoras y sensoriales
    • Sinergia de tres plantas ricas en saponinas (un grupo de glucósidos que se disuelven en agua y disminuyen la tensión superficial de ésta y forman una espuma en contacto con el agua)
    • Respeta la barrera cutánea
    • No irritante, no citotóxico, no sensibilizante
    • Minimiza los efectos de los climas cálidos y húmedos

¿QUIÉNES LO PUEDEN USAR?

Apto para su uso dos veces al día en cualquier tipo de piel, ya que no irrita ni reseca.

SHOP

Tienda