Mito histórico si los hay.

El acné se forma cuando se arma un tapón de piel muerta y exceso de sebo que obstruye el poro y éste se inflama. Si ese tapón está descubierto, se oxida y se forma un punto negro. Si está tapado, un granito. De las dos variables que causan el problema, sólo podemos controlar la piel muerta, al menos a nivel cosmético.
La única forma de controlar la variable sebo, es atrofiando la glándula sebácea, que es lo que hace el Roaccutane, y que te lo puede recetar tu dermatólogo.

Por otra parte, como les comentaba, sí se puede controlar la piel muerta, optimizando el proceso de exfoliación natural de la piel. La mayoría de las personas conoce solo lo que es la exfoliación química, que es la que se hace “raspando” la piel, ya sea con pelotitas plásticas o con un cepillo como el Clarisonic.

En general, mientras los scrubs comunes ayudan a remover la acumulación de células muertas en cierta medida y de forma superficial, los tónicos exfoliantes actúan en profundidad restaurando el proceso de raíz, pero además tienen diferentes beneficios según el ácido que se utilice.

A todo esto, lo que no queda claro es… ¿en dónde podría influir el chocolate?

No queda claro, pero se ve que el mito corre hace años, por lo que nada más y nada menos que Albert Kligman (“padre” de la dermatología) realizó un famoso experimento en la Universidad de Pennsylvania.

Kligman trabajó con un grupos de adolescentes con acné. A algunos del grupo le dio barras de chocolate real, y a otros, barras libres de chocolate pero que sí tenían sabor a éste. Ninguno de los jóvenes sabía cuál era cual, y “la variación en el acné y la inducción de lesiones de acné no fue mayor en el grupo del chocolate que en el de no-chocolate”

La conclusión fue que no había un vínculo entre el chocolate y el acné.

Más allá de este experimento tipo placebo, no hay nada que muestre que el chocolate causa acné. Igual nada mejor como la experiencia de cada uno. Si vos comes chocolate y sentís que te llenas de granos… ¡me parece válido decir que mejor evitarlo! 😉 pero no hay un vínculo claro entre las 2 cosas!

¿Cuál es su experiencia con el acné y este tipo de comidas?

Los leo y hasta el próximo post.

Flo