Acerca de Flo

Crecí en Montevideo.

Siempre fui una apasionada de los cosméticos: de chica me pasaba robando cremas y maquillaje del necessaire de mi madre para ir armando mi pequeña colección propia.

Cuando cumplí 18 me fui a Estados Unidos y me licencié en Química. Hice una pasantía en una empresa vinculada a la industria del petróleo en la que, entre otras cosas, se formulaban cosméticos. En una ocasión en la que se estaba desarrollando un producto para puntas florecidas, me invitaron a probarlo a la hora del almuerzo a cambio de que diera mi opinión de consumidora. Aprovechando que después de las vacaciones mi pelo era un desastre, fui y terminé encontrando ahí mismo mi pasión: mirar mi industria favorita desde ambos lados, el de experta y el de consumidora.

Entonces hice las valijas y me mudé a Nueva York para perseguir mi sueño de cursar un posgrado en Química Cosmética con los profesores que trabajaban para las grandes marcas que yo siempre había adorado consumir.

Mi materia preferida fue “Claim Substantiation” que consiste en poder explicar y justificar los claims marketineros de los productos a través de experimentos y análisis clínicos. Pasé horas en las grandes tiendas de cosmética escuchando lo que me decían y mirando las etiquetas. De a poco me fui dando cuenta de todas las falsas expectativas, mentiras y exageraciones de los envases y me dediqué a armar otra vez mi colección de cosméticos, pero esta vez eligiendo en base a fórmulas, sin tener en cuenta marcas, envases ni precios.

Sostengo que cuidarse la piel desde joven puede prevenir el envejecimiento prematuro y ayudarnos a llegar más lindas a las próximas décadas. Todas las mujeres de mi alrededor se acercan siempre a preguntarme qué les recomiendo comprar o cuál es mi opinión sobre lo que usan.

Entonces se me ocurrió empezar este blog, en el que busco brindar una mirada súper honesta y equilibrar mis conocimientos profesionales con la sensibilidad femenina de consumidora. Respeto mucho el trabajo de los colegas que están detrás de las marcas, pero en este espacio vuelco mi opinión personal sobre lo que me gusta y lo que creo que está mal, las cosas en las que creo que vale la pena invertir y en las que no, siempre compartiendo el proceso que sigo cada vez que elijo un cosmético para mí.

Eventualmente, me animé a compartir los productos como yo considero que deben ser formulados: sin escatimar activos, formulados para potenciar su efectividad.

Además, es la excusa perfecta para poder seguir investigando y aprendiendo 😉
¡Espero que lo disfruten!
♥, Flo.

Carrito