Alcohol y fragancia en cosméticos

Hoy voy a hablar sobre mis dos principales enemigos: el alcohol y fragancia en cosméticos. Por qué no me gustan NADA y algunos tips para identificarlos rápidamente en sus productos.

¿POR QUÉ NO ME GUSTAN?

Ambos irritan y el alcohol ademas deshidrata… ¡y mucho!

  • Dicho esto, las cantidades altas de cualquiera de estos ingredientes en tu rutina de cuidado de la piel, dado su potencial de irritación, pueden producir inflamaciones y otros problemas en la piel.
  • La irritación e inflamación no son nada menor y muchas veces no son aparentes por lo cual son engañosas. Llevado a un extremo, cualquiera de estos procesos pueden derivar en destrucción del colágeno y envejecimiento  prematuro (mediante liberación de citoquinas) pero obviamente llevado al extremo. De cualquier manera, usar siempre productos con estos ingredientes es obviamente no recomendable!

¿SOY LA ÚNICA QUE OPINA ESTO?

Mis amigas me preguntan esto seguido… Pero Flo, ¿Cómo puede ser? Estas tan en contra del alcohol y, según me decís, la mayoría de los productos traen mucho alcohol. ¡No puede ser que seas la única que sabe esto! Claramente no. Creo que nadie puede decir que el alcohol es bueno para la piel. ¿Cuál es el problema?

Lo que suele vender en cosmética es la parte sensorial de los productos, fragancia y textura, por ejemplo. Esto a veces es a costo de la efectividad del cosmético. Cuando uno va a la farmacia a buscar un producto lo que lleva a tomar la desición de compra (ademas de la ilusión que generan los claims en las etiquetas) es la parte sensorial del producto: la textura, que absorba bien, el olor. etc. Porque como no alcanza con probarlo en la farmacia un segundito para ver si puede o no hacer lo que promete hacer, la parte sensorial de los cosméticos juega un rol fundamental a la hora de comprarlos.

El alcohol suele mejorar la parte sensorial. Al evaporarse, hace parecer que el producto absorbe rápido, saca el efecto “pegote”, etc. Este tipo de alcoholes volátiles le dan a los productos un efecto de secado rápido que se siente súper liviano en la piel, por lo que es muy fácil que resulten atractivos, especialmente para las que tienen piel oleosa. La fragancia, bueno, es claro: olor rico. En resumen: no aportan nada bueno, de hecho pueden traer complicaciones, pero ayudan a la venta.

Entonces seguro no soy la unica que piensa que el alcohol no es bueno para la piel, ni la fragancia. Esta requete comprobado. Por eso En The Chemist Look intentamos que los productos sean lo más agradables posibles, pero siempre poniendo como prioridad la efectividad y los beneficios para la piel. Buscamos que los resultados hablen, por encima de que el producto seduzca en el momento de la compra.

CÓMO RECONOCERLOS EN LAS ETIQUETAS Y ALGUNOS TIPS:

1. Alcohol:

El alcohol que hace mal a la piel es el etanol que aparece en las etiquetas como “Alcohol” o “Acohol Denat”, “Isopropyl Alcohol” o SD Alcohol.

Por otra parte, hay otros tipos de alcoholes conocidos como fatty alcohols (Alcoholes grasos), que no son irritantes en absoluto. Algunos ejemplos que pueden ver en las etiquetas son: cetyl, stearyl y cetearyl alcohol. Todos estos alcoholes son buenos ingredientes para la piel seca y en pequeña cantidad son beneficiosos para todo tipo de piel, son emolientes hidratantes. Es importante discernir entre las formas del alcohol que son beneficiosas y las que irritan y causan problemas.

2. Fragancia:

Si es sintética aparece como “fragrance” o “fragancia” y ojo con muchos productos que dicen ser fragrance free (o sin fragancia) porque pueden llegar a tener fragancia natural, que tampoco me gusta.

Fragancias naturales que prefiero evitar:  Aceite de Lavanda (y demás aceites esenciales con olor rico), Mint, Menthol, Aceites Cítricos (de naranja, bergamota, limón, pomelo, lima), lemongrass, Oak bar, Eugenol, Eucalyptus, Geranium y Linalool entre otros.

TIPS Y A TENER EN CUENTA:

  • La fragancia la detesto un poco menos que el alcohol: si ya tenés un producto que tiene fragancia, no lo tires corriendo pero cuando se te acabe reconsidera opciones.
  • Productos con alcohol: en la listas de ingredientes los ingredientes aparecen en orden de cantidad de mayor a menor. Si tenés un producto que tiene alcohol como uno de los primeros 5 ingredientes DESCARTALO ( y eso que no soy nada fan de descartar producto). Si no está dentro de los 5 primeros ingredientes podés seguir usándolo, pero la próxima vez reconsiderá SEGURO.
  • Quiero aclarar algo: hay veces en las que el alcohol puede ayudar a mejorar la penetración de algunos activos (ej: retinol). Pero los productos que usan el alcohol con este fin son la minoría. Yo hablo ahora de la mayoría de los productos de farmacia generales como tónicos e hidratantes y productos para acné.
  • Si tenés un producto antiage muy potente (con retinol) hay ocaciones que el alcohol puede mejorar su absorción pero VALE aclarar en mayúscula que hay otras maneras de lograr ese efecto y así EVITAR el alcohol. Siempre prefiero eso, aunque me parece importante recalcar que existen esas excepciones: aunque la mayoría de los productos tienen alcohol por efecto sensorial o porque resulta fácil de usar en el laboratorio, hay ocasiones en las que su uso se debe a otra cosa. De cualquier manera en estas excepciones ¡no aparece en los primeros renglones de la lista de ingredientes!

¡Espero que les haya sido útil estos tips prácticos para leer etiquetas!

Hasta el próximo post,

Flo.

También te pueden interesar estos:

4 comments

    1. Hola Nati! La diferencia es la concentración de los componentes en relacion al solvente (o sea el alcohol) pero en las etiquetas no es una diferencia e igual te pueden causar irritación ;) Besos!! Flo

  1. Tengo una crema con “lanolin alcohol” es bueno o malo?
    que cremas recomendas sin fragancia ni alcohol en Uruguay? Gracias!